Anuncios

4 de marzo de 2011

PLANIFICACIÓN Y DISEÑO DE JARDINERÍA: INTEGRACION DE ELEMENTOS EXISTENTES

En el siguiente ejemplo de diseño de jardín vamos a integrar elementos existentes previos a la construcción del mismo. La parcela que nos ocupa se encuentra ubicada en una urbanización en Sevilla, pero muy cercana a la provincia de Huelva, rodeada de campos de olivar.
Contamos con elementos existentes, como un Quercus ilex (Encina, nº 10), de gran porte que se quiere mantener en el jardín al lado de la piscina.

Pulsar para ver ampliado
 
También, como elemento existente, contamos con un muro de mampostería antiguo, el cual presenta una parte del mismo circular. Con respecto a este tipo de construcciones podemos decir que son elementos que pueden quedar muy bien integrados en el jardín, pero es importante asegurarnos de que los muros queden seguros para evitar posibles derrumbes. En este muro vamos a colocar Philadelphus coronarius (Celinda, nº 28), trepadora de flor blanca que unido a nuestro muro antiguo creará un rincón único en el jardín.
Para continuar con el cerramiento, disponemos de un muro de separación con la entrada de la cochera que cuenta con una jardinera de escasa profundidad; por ello tendremos que colocar en esta jardinera una especie con raíces que profundicen poco, por lo que propongo Mesembryanthemus spp. (Mesem, nº 25). En cuanto al cerramiento exterior de la parcela, contaremos con un seto de Cupresus sempervirens (Seto de Ciprés, nº 24), el cual se extenderá hasta la parte  trasera de la propiedad.
Si nos vamos a la entrada de la vivienda, junto al camino se ha proyectado un espacio en el que vamos a crear una superficie irregular de gravilla blanca decorativa (nº 3), delimitada por bordes de metal flexible (nº 1),  y colocando a ambos lados del camino tres Buxus sempervirens de bola (Boj de Bola, nº 2). También dispondremos dos alcorques circulares, uno a la izquierda y otro a la derecha del citado camino, en los que plantaremos dos Albizia julibrissin (Acacia de Constantinopla, nº 4), y bajo estas, una superficie con gravilla decorativa blanca (nº 3), delimitado por borde de metal flexible (nº 1). Para terminar con esta zona vamos a separar la entrada de la cochera colocando un seto de Berberis ottawensis “superba” (nº 26).
En la parte lateral de la parcela, enlazando con la entrada, se ha proyectado una sucesión de árboles y arbustos. Nos encontramos primero con un grupo de Cupresus sempervirens “stricta” (Ciprés piramidal, nº 5), en cuya base propongo una masa arbustiva de Chrysanthemus frutescens (Margarita, nº 6). Siguiendo este conjunto vamos a plantar un Populus alba “bolleana” (Chopo piramidal, nº 27), y una sucesión de tres Grevillea robusta (Roble australiano, nº 13), separados por masas irregulares de Cineraria maritima (Cineraria, nº 17).
En cuanto a la zona trasera del jardín, plantaremos un ejemplar de Olea europea (Olivo, nº 20), arropándolo con Cotoneaster horizontalis (Cotoneaster, nº 14), y una masa arbustiva de Viburnum tinus (Durillo, nº 16). Al Durillo le seguirá Retama monosperma (Retama nº 7), Nerium oleander "nana" (Adelfa enana, nº 8), y un conjunto de aromáticas variadas de Rosmarinus officinalis y Lavandula angustifolia (Romero y Espliego, nº 9).
Para el diseño que rodea la piscina, vamos a instalar una superficie con tarima de madera, ya que en esta zona el propietario desea una zona “chillout” que conecte con la vivienda.
En esta zona “chillout” vamos a formar una serie de espacios geométricos rellenos con gravilla decorativa blanca (nº 3), y formaremos unos arriates delimitados por borde de metal flexible (nº 1). En estos arriates vamos a plantar Bambusa sativa (Bambú, nº 22), y tres Lagerstroemia indica (Júpiter, nº 23). También vamos a poner Parthenocissus tricuspidata (Hiedra japonesa, nº 21), en la esquina de la casa.
Al otro lado de la pasarela de madera, junto a la Encina, pondremos una masa de Rosal floribunda (Rosal, nº 11), y en la esquina, un Laurus nobilis piramidal (Laurel piramidal nº 15). Terminaremos por tapar el muro de la entrada de la cochera con Bougainvillea spectabilis (Buganvilla, nº 29).
La piscina quedará rodeada por dos Schinus molle (Falsa pimienta, nº 12), y una sucesión de masas de arbustitos de Pittosporum tobira “nana” (Pitósporo enano, nº 19). Para completar el diseño instalaremos unos alcorques rectangulares de Hibiscus syriacus de copa (Altea de copa, nº 18), y bajo estas, una superficie con gravilla decorativa blanca (nº 3), delimitado por un borde de metal flexible (nº 1).
Como se puede ver en el plano adjunto, el diseño finaliza con una pradera de césped (nº 30), por toda la superficie de la parcela.
Para concluir podemos decir que las claves de este proyecto son:
1.    Integración de elementos existentes en el jardín: muro antiguo y Encina.
2.    Utilización de especies adecuadas en superficies de escasa profundidad.
3.    Un aspecto minimalista del jardín utilizando elementos como la grava blanca, metal flexible, o tarima de madera.
4.    Utilización de una gran cantidad de especies vegetales autóctonas, que requerirán un consumo menor de agua.                 

¿Te ha gustado este diseño? Participa dejando tu comentario al final de este post.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario