Anuncios

26 de octubre de 2012

UN JARDIN TERRORIFICO: BOMARZO


Se acerca el 31 de Octubre, época de Halloween, monstruos o criaturas fantasmales y puestos a escribir sobre un jardín terrorífico, hay uno que destaca sobre los demás, la Villa Orsini, más conocido como el Bosque de los Monstruos.

Con la otra parte del parque, la inferior y más remota, la que invadía el áspero bosquecillo, no me atreví todavía a emprender mi revolucionaria renovación. Columbraba vagamente que ahí, entre esos árboles y esas rocas, se ocultaba algo imposible de precisar que anunciaba la indecisión brumosa de antiguos sueños y que se enlazaba tan estrechamente con mi razón de ser y de estar en el mundo como la búsqueda de la inmortalidad. 

Manuel Mujica Laínez

Bomarzo


El jardín de la Villa Orsini se encuentra en Viterbo, al norte de Roma, en una zona umbría y pantanosa. Supone una nota discordante dentro del jardín de estilo renacentista, pues rompe con la armonía que caracteriza el renacimiento italiano y lo asemeja más a un bosque sagrado.
Pier Francesco Orsini, Duque de Bomarzo, mercenario al servicio de las ciudades-estados y mecenas, atormentado por su aspecto físico y por su experiencia en la guerra, fue el impulsor del jardín de los monstruos de Bomarzo, obra que se realizó alrededor de 1560.
El Duque de Bomarzo, también conocido como Vicino Orsini, pareció empeñado en rodear de misterio tanto la información que facilitó sobre él, como la ejecución y construcción del jardín. Los escasos datos que tenemos de los planos originales, así como de la intención del autor, hacen de Bomarzo un jardín enigmático y desconocido.
Todo pensamiento pasa (Ogni pensero vola)    
Bomarzo es un espacio donde hallamos una vegetación espesa y desordenada, consistente principalmente en Robles y Encinas, aunque en las zonas fluviales son frecuentes también Sauces, Álamos y Alisos, además, debido a la humedad, encontramos algunas variedades de helechos.
Pero sin duda el elemento que hace singular el jardín de Bomarzo son las esculturas talladas en piedra, pues de la misma tierra surgen colosos, tortugas, elefantes, personajes míticos y animales fantásticos, que además poseen enigmáticas inscripciones.
La figura más conocida del jardín, la puerta al infierno o cabeza del Ogro, es una enorme cabeza petrificada en un grito de dolor, cuya inscripción nos dice Todo pensamiento pasa (Ogni pensero vola), y que escenifica la entrada a un mundo subterráneo, a los infiernos de la mitología. El que encuentra el valor para adentrarse en su interior llega hasta una sala circular con un banco pegado a la pared y una mesa, y es ahí donde el silencio se hace protagonista.
 
 
Bomarzo en la literatura
La vida del malogrado Pier Francesco Orsini, fue representada en la novela histórica Bomarzo, escrita en 1954 por Manuel Mujica Laínez.
La novela cuenta las desgracias y hazañas del Duque de Orsini, asimismo, constituye un retrato de la época del protagonista. En Bomarzo se muestran los manejos de la política y el poder en el Renacimiento, mezclándose los Orsini con los Farnesio, los Medici con los Colonna y los cardenales con los condottieri.


Por supuesto, también se narra la creación de extraños seres fantásticos e inmortales, que quedaron instalados cerca del castillo de los Orsini, un lugar terrorífico, un lugar llamado el Bosque de los Monstruos. 

 
 
 
Titulo: Bomarzo

Autor: Manuel Mujica Laínez

Editorial: Austral  

 
¿Te gusta el Bosque de los Monstruos? Deja tu comentario al final de este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario