Anuncios

5 de marzo de 2013

COMO DISFRUTAR DE TU JARDIN POR LA NOCHE

Existe la equivocada idea de que el jardín es un espacio que solo se pude usar por el día. Yo creo que se debe a que no tenemos presente que el jardín es un espacio incluido en la vivienda o edificación. A través de un correcto diseño del jardín, debemos integrar este espacio vivo y crear uno único formado por las estancias internas y los espacios exteriores. Al final conciliaremos ambas partes y crearemos un conjunto de igual importancia en toda su composición.    
Lo cierto es que podemos disfrutar del jardín a cualquier hora del día instalando un adecuado sistema de iluminación. Con este sistema podemos dar uso al jardín en primavera y verano, pues lo transformara en lugar muy distinto al que es durante el día, e invitará a prolongar el tiempo de permanencia en el exterior.

En el invierno, si hemos integrado el jardín con el resto de la edificación, al estar iluminado obtendremos una estampa única y cambiante. Esta imagen la podremos vivir y disfrutar de manera especial, pues el objetivo es captar la atención de quién observa desde el interior de la vivienda.     

Pero debemos tener en cuenta, si queremos contar con un adecuado sistema de iluminación, al profesional de la jardinería, pues es el encargado de realizar un correcto planteamiento de este sistema que da luz al jardín en las noches más hermosas del año.

¿Qué debemos iluminar en el jardín? Tres son los elementos que debemos iluminar en el jardín: caminos, zonas de reunión, y elementos singulares.

Al iluminar los caminos, además de conseguir una mayor seguridad, conseguimos mostrar el sendero a seguir en el jardín durante la noche, invitándonos a pasear por un lugar mágico. También conviene destacar en este apartado la iluminación de escalones y desniveles, que junto a los caminos, nos pueden mostrar la estructura del jardín desde una perspectiva distinta a la que tenemos de día.

Las zonas de reunión también las podemos iluminar. Cenadores, bancos, pérgolas e incluso un muro cercano a la zona de reunión, pueden ser  merecedores de resaltar su presencia. No podemos renunciar a habitar estas zonas en una calurosa noche de verano y disfrutar del olor de una Dama de Noche (Cestrum nocturnum) que se encuentre próxima.

Pero sin duda, la importancia del sistema de iluminación se centra en destacar los elementos singulares del jardín. Elementos singulares puede ser plantas de especial valor ornamental, estanques, piedras, cascadas…etc.

Si tenemos un árbol que queramos destacar podemos colocar la iluminación al nivel del suelo, de forma que proyectamos la luz hacia arriba. Al iluminar las ramas desde abajo creamos un contraste con el cielo nocturno, consiguiendo un efecto muy acogedor.

Los elementos de agua son también interesantes para iluminar, ya sea desde fuera del agua o desde su interior. Se pueden utilizar luces fabricadas para ser usadas bajo el agua, de manera que conseguiremos enfatizar el estanque, fuente o cualquier otro elemento acuático, haciendo especialmente llamativo el movimiento del agua.

Para dar luz al jardín nocturno, otra opción es utilizar luces portátiles, y usarlas en momentos puntuales. Esta opción es más limitada a la hora de iluminar el jardín, pero si puede ser una solución para situaciones especiales, por ejemplo si queremos organizar una fiesta y queremos dar un punto agradable y divertido al jardín. Por supuesto, teniendo siempre precaución con utilizar alargaderas y otros elementos eléctricos cuando existe riego de lluvia.

Mi opinión es que una correcta iluminación puede ser una forma de integrar el jardín dentro de todo el conjunto edificado. Una forma ampliar las horas de uso y disfrute del espacio verde, y una forma de hacer un juego de siluetas y sombras que crean una atmosfera de leyenda en el jardín.     

También te puede interesar:      



¿Te ha parecido interesante esta información? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario