Anuncios

21 de mayo de 2013

Crónica de un paseo por Córdoba


Creo que es el sol lo que hace que en el sur nos lancemos a la calle cuando empieza a subir la temperatura o, como decimos aquí, cuando aprieta la caló. Un imán irresistible es el astro rey para sacarnos de cualquier lugar en el que nos encontremos y hacernos disfrutar del aire libre en pueblos y ciudades. En Andalucía es fácil perderse en la calle, encontrar una buena sombra y embriagarse del espectáculo primaveral que nos ofrecen geranios y gitanillas. Como habréis podido suponer, he estado en Córdoba.

Rincones de Córdoba: Patios 2013

Lo cierto es que en mi reciente visita a la ciudad califal el sol fue esquivo, pero eso no me privó de disfrutar del espectáculo de los patios. Es más, ese trajín del sol, unas veces salgo, otras veces me escondo, acompañado de alguna lluvia ligera, envolvió mi paseo por las calles de Córdoba en un ambiente mágico y especial.  
Los Patios fueron concebidos por los árabes para dotar a las viviendas del frescor necesario para soportar las altas temperaturas de las ciudades del Sur de España en los meses estivales. Tomaron prestado de los romanos la idea del patio con peristilo y llenaron esta idea de una abundante vegetación, fruta y agua.
Pero la fiesta de la primavera en el Mayo Cordobés también se vive en la calle. Por eso en esta ocasión decidí darle un enfoque distinto a mi visita. Caminar sin rumbo fijo por el maravilloso barrio de la judería. Sorprenderme con cada rincón, con cada espacio que se habría ante mí lleno de color.
Mi café mañanero en un bar cercano a la Puerta de Almodóvar (intento vacuo de evitar un primer chaparrón), me llenó de energía para adentrarme por calles engalanadas de primavera.
En la calle Judíos pasé por la antigua Sinagoga de Córdoba, la única sinagoga que se conserva en Andalucía y que data del siglo XIV. Punto temporal donde se entrelazan las tres culturas de la España medieval. Unos turistas se lamentaban de no poder entrar por estar cerrada. Yo si he tenido la oportunidad de entrar en una ocasión pasada y no pude dejar de maravillarme con los vestigios del templo hebreo.
También llegue hasta la mezquita-catedral que se encontraba atestada de gente. Me asome al Patio de los Naranjos, el jardín hispano-árabe más antiguo que se conserva. El huerto de placer. Allí se encontraban en perfecta retícula los árboles de fruta dorada que le da nombre. En  el pasado tuve que gestionar la adquisición de algunos de ellos para su posterior reposición. Me pregunté cuales serían de entre la perfecta alineación, aquellos que tuve reponer. Mi pequeña contribución a perpetuar la belleza de este pedazo de historia de los estilos de jardinería.
Mis pasos me llevaron por caminos de adoquines de granito, aunque no era el camino lo que miraba al caminar, sino al cielo, a los balcones floridos. Siempre me he preguntado que hace que en Córdoba florezcan de esta manera las gitanillas.
Mi antiguo jefe y mentor me explico en una ocasión que el clima muy seco de Córdoba, acompañado con una integral térmica amplia, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, limitaba el crecimiento de las plantas. Yo creo que esa misma condicionalidad climatológica es la que provoca la explosión de flores de color del género pelargonium.
Para terminar, como dice un antiguo proverbio árabe, La palabra es plata y el silencio es oro, así que no voy a entreteneros más con mis pensamientos y mi visión de una ciudad a la que me encuentro totalmente entregado.
Capte algunas imágenes de mi caminar por Córdoba que aquí adjunto. Os dejo con la fiesta de las flores, del color y de la primavera. La Fiesta de los Patios de Córdoba.





















  
Ya puedes ver mi Crónica de un paseo por Córdoba en imágenes. Pulsa aquí para ver el video adjunto.
Puede que también te interese:
¿Qué te parece la fiesta de los Patios de Córdoba? Participa y deja tu comentario al final de este post.

2 comentarios:

  1. Qué ganitas de Córdoba y patio me han entrado después de leerte.
    Pronto haré una escapadita... lo tenemos muy cerquita.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, al lado. Yo antes tenia que ir todos los días, ahora no tengo que hacerlo pero alguna escapada de vez en cuando si que hago. Eso si, en las fechas que estamos ya llegas tarde para los patios (excepto para los patios del Palacio de Viana que se pueden visitar todo el año). Lo que no te pierdes en estos momentos es la Feria que también está muy bien ;) Bss.

      Eliminar