Anuncios

3 de mayo de 2013

PALMERAS Y OASIS: EL PARAISO PERDIDO


Hoy voy a escribir sobre una palmera, un elemento típico del jardín hispano–árabe. Me refiero a Phoenix dactylifera, aunque para entender la importancia de esta especie vegetal en este estilo de jardín tenemos que retrotraernos al pasado. Entender que el jardín hispano–árabe no era un jardín, sino un huerto de placer, un lugar, un sentimiento, hecho para disfrutar a través de los sentidos.

Jardín de la Buhaira (Sevilla)
Veo un vergel donde ya ha llegado

el tiempo de la recolección,

mas no veo el jardinero que extienda su mano

para recoger los frutos.

Qasmuna Bint Ismail al-Yahudi

Granada s. XII

 
 
 
Oído, vista, olfato, tacto y gusto. Las palmeras se plantaban como cultivo, su valor ornamental era complementario, pues se usaban para degustar sus dátiles, sentir los rayos del sol a través de su tronco, escuchar el sonido de sus palmas al chocar con el viento…

Por todas estas virtudes P. dactylifera era denominada por los árabes como “árbol bendito”. Es más, aún hoy en día en Túnez, en los oasis, esta palmácea es la única fuente de recurso alimenticio y arbóreo.

El oasis significa vida en el desierto, el Paraíso Perdido que el jardín hispano–árabe da vida en forma de huerto de placer. Estos jardines tratan de extraer la esencia del oasis, la vida en un mundo de sol y arena, pero llevada al hogar o la almunia. El oasis al alcance de los sentidos.

La Palmera Datilera no la podemos considerar como árbol de sombra pero como vemos, posee un elevado valor ornamental y sentimental por la huella emocional que ha dejado en nuestra memoria y en el paisaje urbano. Es por tanto, un elemento vegetal emblemático que se encuentra diseminado por muchas de nuestras ciudades.  

Es una planta cuyo estípite es capaz de propagar algunos retoños en la base. Al pasar los años se observa como su tronco se cubre con la base de las hojas viejas que van cayendo, creando una masa denominada vulgarmente “barba”. Aunque en la actualidad, en jardinería urbana, se suele eliminar esta “barba” para evitar que aniden algunos roedores o que salga ardiendo.

Las hojas pueden alcanzar hasta 6 cm de longitud, y son la causa de su nombre específico, dactylifera, pues dactylos significa “dedos”, en referencia a la forma de sus palmas.

En el diseño de un jardín las podemos utilizar como elemento equilibrador del conjunto proyectado o para centrar la atención de un paisaje creando un contraste que destaque por su elegancia. Otros usos pueden ser para alineaciones en calles, aisladas o en grupos para formar pantallas visuales y sonoras.

Por desgracia la Palmera datilera se ha encontrado hoy en día con un enemigo más devastador que las condiciones de habitabilidad cada vez más difíciles del medio urbano. Me refiero al Picudo Rojo, una plaga que está mermando sobre manera la población de P. dactylifera de la Península Ibérica.

Por eso considero que es importante poner en conocimiento de la ciudadanía este problema, fomentar el conocimiento, conservación y valor ornamental e histórico de esta palmácea, para que no se pierda un importante patrimonio urbano de nuestras ciudades.    

Puede que también te interese:



¿Qué opinas de las palmeras? Participa y deja tu comentario al final de este post.

3 comentarios:

  1. El poema le he extraído de un disco de Luis Delgado llamado el Hechizo de Babilonia. Su autor en este disco pone música a diversas letras escritas por Poetisas de Al-Ándalus (aproximadamente s. XII). Soy consciente del sentido que ha querido dar Qasmuna Bint Ismail al-Yahudi su poema, pero creo que ilustra muy bien la idea de que un jardín era un huerto de placer que se encontraba lleno de frutos, dando sentido al carácter hortícola de este tipo de jardines.

    ResponderEliminar
  2. Hola! quisiera saber si me puedes ayudar quiero saber que tipo de palmeras son las que tengo, anduve buscando y encontré este blog. Resulta que ya tengo muchas y para venderlas es mejor saber. Tengo fotos si puedes ayudarme avísame y te mando las fotos gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes ponerte en contacto conmigo enviándome un e-mail a la dirección: proyectos@jardinesquemegustan.com. Si te digo que el tema de la venta de palmeras (sobre todo de las palmeras Phoenix) aquí en España es complicado por la acción de la plaga del picudo rojo; para su comercialización es necesario estar en posesión de visado fitosanitario y pasar los correspondientes controles. Un saludo Zoe, espero tu e-mail.

      Eliminar