Anuncios

7 de septiembre de 2013

Arboreto: Las posibilidades de las plantas


Dice el paisajista holandés Piet Oudolf, que sabe de diseñar jardines algo más que yo, que las plantas son al jardín lo que los ladrillos a la construcción de un edificio. Yo añado también que podemos comparar un jardín con una obra de teatro: las plantas tienen el papel protagonista y la función se representa en temporadas a lo largo del año. Por eso es muy importante asistir a esta representación con frecuencia, observar cual es el papel que las plantas desempeñan en esta gran función y determinar las posibilidades que las plantas nos ofrecen al diseñar el jardín. 

Jardín Botánico del Arboreto del Carambolo

Para el bueno de Piet las plantas son como las personas: tienen su propio carácter y en función de este se comportaran en el jardín. Hay que saber cómo se desarrollaran las plantas a lo largo de un ciclo biológico, a lo largo de las estaciones. Su morfología, floración, fructificación…Colores y formas cambiantes que hay que tener presente, pues supondrán una serie de variaciones estacionales que determinaran el aspecto en el jardín durante el año.  

Para poder observar los cambios y las posibilidades que las plantas ofrecen a un espacio verde, Piet Oudolf tiene su propio jardín que funciona como un campo de prácticas donde siembra todas aquellas plantas que pueden servir en el diseño final del jardín. En este vivero el paisajista holandés observa cómo se desarrollan las plantas y aunque como el mismo dice no es botánico, es allí donde aprende sobre las distintas especies vegetales que pueden formar parte del jardín.

Es cierto que no todos podemos tener un vivero o terreno experimental donde plantar todas aquellas especies vegetales que nos parezcan interesantes o que nos ofrezcan distintas posibilidades de composición en el diseño del jardín. Pero los parques y jardines de las ciudades nos pueden servir para observar el desarrollo de las distintas plantas. Concretamente los jardines botánicos, por la variedad de especies vegetales que se cultivan, son los candidatos ideales para realizar esta función.

Los jardines botánicos tienen una gran ventaja con respecto a jardines y parques para observar cómo crecen y se desarrollan las distintas especies in situ sobre el terreno. Y es que en estos espacios se plantan especies procedentes de todas las partes del mundo (siempre que las condiciones climatológicas y edafológicas lo permitan), con lo que el catálogo de plantas que podemos utilizar finalmente para el diseño de jardines es aún mayor.

En mi caso, para poder observar las plantas que tal vez formen en un futuro parte del diseño de un jardín, me acerco al Arboreto del Carambolo en el aljarafe de Sevilla.

Este espacio no es un parque público como entendemos que debe ser un jardín urbano de uso lúdico, sino que se trata de un lugar destinado a la plantación de árboles y arbustos con fines científicos. Aquí se estudia su comportamiento en el terreno, su desarrollo, su aclimatación al medio natural que le rodea, etc. Teniendo también una importante función como aula de la naturaleza donde los niños y niñas pueden acercarse al medio natural.

El Arboreto del Carambolo pertenece a EMASESA (Empresa Municipal de Abastecimiento Y Saneamiento de Aguas de Sevilla, S.A), y se creó con la idea de regenerar y estabilizar los terrenos que constituyen el borde de la ladera del Cerro de El Carambolo.

La superficie de 4 hectáreas del Arboreto tiene una selección de 600 especies pertenecientes a 119 familias botánicas, destacando la flora de la región europea mediterránea, pero contando también con especies de regiones tropicales y subtropicales, así como especies pertenecientes a la jardinería tradicional andaluza. En pequeña proporción también podremos encontrar especies de procedencia australiana y africana.

Aunque el Arboreto tiene en parte un uso científico, la distribución de las especies sobre el terreno no se debe a un fin botánico ni geográfico, sino que su distribución se debe a un fin paisajístico.

El paisaje del Arboreto se compone de cuatro zonas diferenciadas: La zona de pérgolas y vivaces, la laguna y el canal, el xerojardín, las colecciones de especies y el resto del jardín donde están situados la mayoría de árboles y arbustos. Las especies del conjunto van desde las leñosas, pasando por flora de ribera y acuática, medicinales, aromáticas y culinarias, especies industriales o trepadoras y flores de temporada.

Como vemos el Arboreto nos proporciona un abanico de posibilidades a la hora de elegir las especies vegetales que podemos usar para el diseño del jardín. Sentirnos durante unas horas como Piet Oudolf, visitarlo con frecuencia a lo largo del año e inspirarnos con los colores y formas del reino vegetal. Un mundo, un reino vegetal, que se encuentra lleno de posibilidades.

Te dejo algunas imágenes del Arboreto del Carambolo…










Pincha aquí para conocer ubicación, horario y precios de visita del Arboreto del Carambolo.   

Puede que también te interese:



¿Qué jardín botánico te inspira? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario