Anuncios

1 de septiembre de 2013

Lista de labores en el jardín para septiembre


He decidido empezar una serie de posts con una relación de las tareas más comunes a realizar en el jardín. Tratare de publicar esta lista a principios cada mes incluyendo aquellas labores que son propias con la época del año en que nos encontramos y la ubicación geográfica de la península ibérica. Pero como la climatología y la ubicación son aspectos relativos, encontraremos diferencias significativas de un lugar con otro. Así que pretendo que sea un listado abierto y participativo donde expresar de forma genérica las labores más destacadas que tendremos que realizar para mantener en estado óptimo nuestras zonas verdes.


Septiembre se caracteriza por ser un mes que comienza siendo muy caluroso, pues aún no ha terminado el verano, pero conforme nos vamos acercando al otoño las temperaturas se van volviendo más suaves. No es de extrañar que para finales del mes nos encontremos incluso con algunas precipitaciones. Pero a pesar de esto, todavía debemos mantener los riegos en el jardín, sobre todo en las zonas del sur, donde es más complicado que se produzcan lluvias y aunque se produzcan, no serán suficientes para satisfacer las necesidades hídricas de las plantas de nuestro jardín.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la duración de los días. Los días en septiembre cada vez se van haciendo más cortos, factor muy importante para las plantas que son capaces de leer estos cambios, pues anuncian la llegada de una nueva estación. Las horas de luz diaria mueven una serie de mecanismos químicos en las especies vegetales que determinaran fenómenos como la época de floración, la época de fructificación o la caída de hojas.  

Según la AgenciaEstatal de Meteorología (AEMET), las predicciones climatológicas para el mes de septiembre, no presentará variaciones significativas con respecto al periodo de referencia 1971-2000, si bien todos estos datos son una estimación.

Como referencia y a modo de resumen la AEMET estableció que septiembre de 2012 fue con respecto a las temperaturas, un mes más cálido de los normal, con una temperatura media mensual de 20,9 ºC, valor que supera en 0,6 ºC lo normal de este mes. Se salieron de esta media el País Vasco y sur de Aragón que quedaron por debajo de los valores medios. En Canarias septiembre resultó ser un mes muy cálido con anomalías térmicas positivas que alcanzaron en algunos observatorios valores de los 2 ºC.

Las precipitaciones de septiembre de 2012 fueron en su conjunto húmedo, debido al temporal de lluvias que afectó en los últimos días del mes a las regiones del centro y sur de la península y a Canarias. La precipitación media mensual a nivel nacional se situó en torno a los 57 mm, lo que supuso cerca de un 35% más que el valor medio normal del mes que es 43 mm.  

Labores generales en el jardín

Podar los setos por segunda vez en esta época es una de las tareas generales que podemos realizar. Eliminando estas varillas que surgen en lugares inadecuados del seto limitamos un crecimiento desmedido de las especies vegetales y los nutrientes de las propias plantas se reservan para fortalecerla y darle vigor. La segunda quincena del mes es buena época para plantar muchas especies de plantas perennifolias como madroños, adelfas, laureles, olivos, encinas, etc.

No olvidar que durante este mes, donde se está aproximando el otoño, empiezan a proliferar las enfermedades criptogámicas originadas por hongos (manchas negras, tizón, roya, repilo,…). Es importante airear los macizos arbustivos y copas de los árboles realizando clareos, eliminando ramas y hojas afectadas para evitar la propagación de los hongos.

Labores en el césped

Durante el mes de septiembre el césped deberá segarse uno o dos veces por semana, dejándolo a una altura aproximada de unos 4 cm. Para mantener el césped en estado ornamental óptimo se puede realizar un abonado de triple acción N+F+K (Nitrógeno, Fosforo y Potasio), pero teniendo precaución de aplicar las dosis recomendada por el fabricante y los plazos de espera entre aporte y aporte. No queremos que nuestro césped presente una sobresaturación de nutrientes que en vez de un beneficio, suponga un perjuicio que produzca un quemado químico del mismo.

Las condiciones climatológicas, con temperaturas más suaves y mayor humedad, son favorables para hacer una renovación de la pradera. Para realizar la resiembra del césped primero deberemos preparar el terreno aportando tierra vegetal en aquellos lugares en que sea necesario. Si la superficie a resembrar no es muy grande o son parches distribuidos de forma heterogénea sobre el terreno lo mejor es hacer una siembra a voleo, utilizando una mezcla de semillas de césped adaptadas a las condiciones del medio natural y al uso que tendrá la zona donde se encuentre la pradera.

Preparación de alcorques y parterres

El terreno para las nuevas especies arbóreas que vamos a introducir en el jardín debe prepararse. Para ello, una vez determinado el calibre del árbol, realizaremos la preparación del alcorque que consistirá en cavar un hoyo de 1x1x1 m, introducir el cepellón del árbol en el hoyo, abonar y regar copiosamente. Es bueno poner un tutor unido al tronco del árbol para que crezca derecho.

También debemos preparar el terreno de los parterres donde ubicaremos los nuevos macizos arbustivos. Las labores de preparación del suelo consistirán en nivelar el terreno, aplicar abonado de fondo, arar y rastrillar.

Si tenemos bulbosas en el jardín, las de floración primaveral pueden enterrarse a distinta profundidad según el tamaño del bulbo una vez que hemos preparado el terreno. Las bulbosas estivales que se van secando deben arrancarse y guardar los bulbos en un lugar seco y aireado.

Si tenemos un estanque o lago artificial donde dispongamos de plantas acuáticas o de rivera, tendremos que estar atentos a las hojas que amarillean y caen a la lámina de agua. Deberemos retirar estas antes de que se descompongan en el estanque.

Flores en septiembre                     

Para finalizar las flores que podremos encontrar en el jardín durante septiembre podrán ser las de la Canna indica, Nerium oleander, Rudbeckia spp, Hebe spp. o Plumbago capensis, que continuaran su floración durante los primeros días del mes. También trepadoras como la Bouganvillea spp. (septiembre es el mes ideal para realizar la poda de la buganvilla), Bignonia radicans o Lonicera japonica.

También darán color al jardín las bayas rojas y naranjas de especies como Berberis spp. Crataegus monogyna,  Sorbus aucuparia, Rosa rugosa o Phyracantha coccínea.

También te puede interesar:          



¿Qué otras labores añadirías a esta lista? Participa y deja tu comentario al final de este post.

4 comentarios:

  1. Otras tareas que se pueden ir haciendo son las siembras de flores invernales, así como la recolección de esquejes de plantas que se pueden reproducir en otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por colaborar ampliando este listado Sergi. Un saludo.

      Eliminar