Anuncios

11 de octubre de 2013

RESTAURACIÓN PAISAJISTICA DE CARRETERAS


Aunque pueda resultar contradictorio, uno de los momentos de mi vida profesional que con más cariño recuerdo fue cuando estuve realizando la restauración paisajística del nudo de carreteras de Aguilar de la Frontera en Córdoba. Digo lo de contradictorio porque en principio, pasar ocho horas al día en mitad de un talud en una carretera a la intemperie, pasando frío y calor e incluso algo de lluvia, puede parecer poco agradable.

Nudo de carreteras de Aguilar de la Frontera (Córdoba). Fuente: Google Earth
Pero también es verdad que son días que pasas en la naturaleza (o de lo que queda de ella), ayudando a ésta a reponerse de los actos de los seres humanos. Recuperando terrenos baldíos, degradados, para que alcancen un estado lo más digno posible.

Mi función en este trabajo fue la dirección de obra, consistiendo este trajín en interpretar los planos y presentar las plantas para que los jardineros fueran plantando cada especie es su correspondiente hoyo.

En cuanto al proyecto en cuestión debo de hacer una pequeña crítica. Se notaba mucho que los ingenieros que lo habían redactado, habían incluido partidas de restauración paisajística de la carretera porque así lo obliga la ley, pero no hubo un trabajo previo y riguroso de determinara, por ejemplo, las especies que eran idóneas en el lugar que nos encontrábamos. Es decir, que no hubo un estudio paisajístico del proyecto realizado por una persona competente en esta materia y, a mi parecer, se habían limitado a hacer un “corta pega” de otros proyectos anteriores.

Yo considero que este tipo de proyectos debe ser redactado por equipos de trabajo multidisciplinares, donde existan técnicos cualificados y con experiencia en este tipo de obras.

La actuación en sí era muy simple. Consistía en seguir un marco de plantación que se asemejaba a un pentágono y en cada esquina del pentágono se plantaba una especie vegetal concreta: lentisco (Pistacia lentiscus), romero (Rosmarinus officinalis), retama (Retama menosperma),  taraje (Tamarix africana) y escobón (Cytisus scoparius). Estas especies vegetales se plantaban con una protección cilíndrica de plástico, para evitar que fuera dañada por la fauna de la zona.

De todas estas especies la única que con el tiempo resistió las condiciones climatológicas y que sobrevivió, imponiéndose a las demás, fue el Lentisco. Por eso creo que hubiera estado bien que previo a la redacción del proyecto se hubiese realizado un trabajo de estudio para averiguar que otras especies se dan bien en esta zona. Qué plantas están adaptadas a la climatología y las características edafológicas del lugar en donde van a desarrollar su ciclo vital y que no se contenten solo con sobrevivir, sino que puedan crecer y vivir sin problemas, conformando finalmente una restauración paisajística de calidad.

Tras realizar la plantación de estas especies, se realizó un riego mediante un camión cisterna durante los meses siguientes a la plantación. Posteriormente las plantas se dejaron sin actuación ninguna de mantenimiento.

Actuaciones de restauración paisajística por hidrosiembra  

No quiero terminar este post sin hablar de otra forma de restauración paisajística empleada para carreteras y otros terrenos degradados, las hidrosiembras.

Las hidrosiembras es un sistema de sembrar que cosiste en un camión cisterna especial que dispone de un cañón. La cisterna se llena con agua y con una mezcla de semillas cuya composición se determina previo estudio de especies que mejor se adaptan a la zona donde se realiza la siembra. Una vez rellenada la cisterna, el cañón dispara al agua con la mezcla de semilla regando toda la superficie objeto de la actuación.

Estas hidrosiembras se pueden realizar en cualquier tipo de terreno, pero se hacen básicas en aquellos terrenos cuya orografía e inclinación de los taludes se hace imposible el acceso para realizar una plantación.

Como vemos, la restauración paisajística de carreteras es una actividad cuyo objetivo es el de restablecer y dignificar, en el mayor grado posible, terrenos degradados debido a las actuaciones de implementación de vías construidas para el tránsito de vehículos. Una actividad que debe ir acompañada de un proyecto elaborado por equipos multidisciplinares, donde se ha realizado un trabajo previo de investigación de especies adecuadas y que conlleve a la realización de una restauración paisajística de calidad.

Puede que también te interese:



¿Te ha parecido interesante esta información? Participa y deja tu comentario al final de este post.

2 comentarios:

  1. Pero en mi opinión es España y en obras "menores" se ha descuidado ese aspecto, el anexo de restauración paisajística era redactado por el primer ITOP o Ingeniero de caminos que le tocase, tuviese idea o no. Por lo menos lo que yo he visto en el tiempo que estuve metido en ese mundo!

    http://horticalia.tk/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un aspecto descuidado porque el paisajismo y la jardinería no se valoran en España y cuando hay que hacer un ajuste de presupuesto, las partidas de jardinería son las primeras que se recortan. Gracias por participar en este blog. Un saludo.

      Eliminar