Anuncios

4 de noviembre de 2013

LISTA DE LABORES EN EL JARDÍN PARA NOVIEMBRE


Empieza a hacer frio. En el jardín parece que todo se detiene, pero lo cierto es que nada se detiene del todo. Aún menos en un ecosistema vivo. Un espacio en el que nuestras plantas se desarrollan y crecen, pero no de cualquier manera, pues las plantas tienen que encontrarse en un hábitat que les proporcione el mejor estado fitosanitario posible. Esta máxima será lo que finalmente haga de nuestro jardín ese lugar de exuberante vegetación que deseamos y que soñamos al construirlo. Es importante tener claro que el trabajo en un jardín no termina tras su diseño y construcción. El verdadero trabajo en un jardín comienza tras su implantación con el mantenimiento.

Flores de crisantemo
En noviembre las labores en el jardín pueden ser tan importantes como las que podamos realizar en abril, aunque en principio no se puedan apreciar cambios significativos, pues los resultados los obtendremos en primavera. Muchas de las labores en el jardín para este mes consisten en proporcionar a las plantas la protección necesaria frente al frio propio de estas fechas montando coberturas en el suelo o instalaciones protectoras. También es propio de noviembre plantar semillas de las que obtendremos resultados visibles la primavera siguiente en forma de plantas y flores.     

Labores generales en el jardín

Una acción que podemos realizar es la de cambiar la ubicación de plantas sensibles al frio y que se encuentren plantadas en macetas a lugares donde se encuentran más resguardadas: un porche o invernadero portátil por ejemplo.

También podemos proteger las plantas del viento helado en un parterre plantado con plantas aromáticas, laurel, adelfa, etc., colocando una barrera de cañizo. Esta barrera se fabrica clavando tres estacas en el suelo, uniéndolas con alambre y colocando el cañizo. Propongo el cañizo porque me parece más decorativo, pero se pueden poner otros materiales como pantalla protectora contra el viento frio como por ejemplo el plástico.

En ocasiones el hielo puede afectar a la superficie del suelo por lo que una buena forma de proteger zonas plantadas con arbustos es colocando un acolochado o mulch, que existen de muchos tipos y que se clasifican en orgánicos o inorgánicos. Elijamos uno u otro, recomiendo colocar, previo a extender el mulch, una malla antihierbas. (En el post nuevos materiales en jardinería: el mulch explico más detalladamente las operaciones a realizar para colocar un acolchado en el jardín).

Si tienes macetas con cítricos como los kumquat (Citrus fortunella), limoneros, naranjos, mandarinos, etc., recuerda que son sensibles a los encharcamientos. Sugiero que en los días de lluvia intensa se protejan estos cítricos del agua para evitar que se produzca la asfixia radicular de la planta. Una opción es trasladarlos a la un lugar luminoso y fresco que, además de resguardarlos del agua, los protegerá del frio.      

Labores en el césped

En noviembre, debido a la parada de la actividad vegetativa de las plantas provocada por el frío, las labores en el césped son menores. No obstante, se pueden realizar trabajos de nivelación del terreno o de retirada de hojas secas, así como, la lucha contra las enfermedades criptogámicas (hongos) en el césped.   

Preparación de alcorques y parterres

Los tubérculos de plantas como las dalias, se arrancan, se secan y se guardan en un lugar poco húmedo, bien aireado y cubiertos con una capa de arena fina. Es también la última oportunidad para plantar las bulbosas que florecen en primavera. Un vez plantadas se puede cubrir el terreno con un acolchado para protegerlas hasta la primavera.

En parques, jardines y arbolado urbano se están realizando numerosas actuaciones de poda. Y es que esta es la época del año más apropiada para la realización de las labores de poda en arbustos y árboles, pues la parte aérea de las plantas entran en reposo y es cuando menos sufren por los cortes que se les realizan.

Noviembre es también un buen momento para relazar la plantación de árboles y arbustos a raíz desnuda. Las plantas se pueden adquirir en un vivero en contenedor o a raíz desnuda, siendo estas últimas más económicas.

Las plantas a raíz desnuda son más baratas porque para su producción no son necesarios tantos aportes de nutrientes, fitosanitarios, mano obra etc., como para las plantas en contenedor. El éxito de la plantación de árboles a raíz desnuda depende de plantar entre los meses de noviembre y febrero, que es cuando la planta se encuentra en reposo.

En plantas de hoja perenne es complicado determinar cuando se produce la parada vegetativa porque no se aprecia la caída de hojas. Normalmente el reposo vegetal suele coincidir cuando la planta deja de emitir nuevos brotes en las puntas de las ramas. No obstante, las plantas perennifolias siempre se plantan en contenedor. Insisto en que las plantas en contendor son más caras pero se pueden plantar en cualquier momento del año.   

Plantar árboles en contenedor o a raíz desnuda tal vez pueda parecer que no tenga importancia en un jardín pequeño. Sin embargo, en grandes obras de jardinería con árboles en alineación en los que he realizado la dirección de obra, he tenido que ajustar el presupuesto en partidas de árboles. Para hacerlo de forma económica he tenido que presupuestar arboles a raíz desnuda, siempre supeditado a plantar los árboles en esta época del año. (En el post de Lista de labores en el jardín para octubre explico cómo realizar el hoyo de plantación).  

Flores en noviembre

Una buena solución para tener flores en este mes es la de colocar algunas macetas con crisantemos repartidos por el jardín. Otra solución parecida a esta es colocar macetas de col ornamental; no te da flores, pero te aseguras de tener colores variados en los parterres del jardín gracias a las diferentes tonalidades cromáticas de sus hojas.

Por último, no podemos olvidar arbustos como el cotoneaster o la piracanta, pues con sus frutos de color naranja, rojo y amarillo dan un alegre color al jardín durante este y los próximos meses.  

En este sentido, recuerda que a los pájaros les cuesta encontrar insectos con los que alimentarse durante los meses de frio y pueden comerse estas bayas. Yo considero que una solución para evitar este daño puede ser instalar comederos con granos lejos de donde se encuentran los arbustos con frutos, de esta forma creamos una “distracción” para que nuestras plantas queden a salvo.  

Accede a la página de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), para conocer la predicción del tiempo para noviembre. Pincha aquí.

También te puede interesar:          



¿Qué otras labores añadirías a esta lista? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario