Anuncios

26 de diciembre de 2013

ESTACIONES GOURMET: NANTES CAPITAL VERDE DE EUROPA

Desde el año 2010 la Comisión Europea premia a una ciudad del viejo continente por su labor en pos de la preservación del medioambiente urbano y la relación del ciudadano con el medio natural. Durante este año 2013 que llega a su fin, la Capital Verde de Europa fue Nantes y me parecen muy interesantes las propuestas en materia de sostenibilidad presentadas por la urbe francesa, así como, un proyecto único: Las Estaciones Gourmet.
Jardín de Las Plantas de Nantes Fuente: wikipedia

El ideal de desarrollo urbano sostenible, la creación de pasillos verdes en las ciudades que acerquen las aéreas verdes a todos los puntos y ciudadanos de una urbe, aunque se trate de un suburbio de la ciudad. Ese es el concepto de las Estaciones Gourmet. Usar la jardinería y el paisajismo para crear un lugar donde coexista una vegetación que nos ayude a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos creando buenas sensaciones atreves de las plantas.

Un ideal, unas Estaciones de escaso presupuesto, que transforman zonas degradadas de los suburbios en un nuevo escenario tan solo fantaseando con un poco de agua, plantas y flores. También es imprescindible involucrar a los ciudadanos con este nuevo entorno, educando, para que aprendan a cuidarlo y respetarlo. Darle importancia real al verde urbano. Por eso en muchos casos son los propios vecinos los que cuidan de las Estaciones Gourmet creando un nexo entre el ciudadano y el medio natural.

No pretendo que Nantes parezca un lugar onírico de exuberante vegetación. Más bien es un decálogo de buenas intenciones para un futuro donde medio urbano, ciudadanos y naturaleza coexistan de forma coherente y sostenible. Una serie de propuestas fundamentadas en el trabajo duro del Servicio de Parques y Jardines de la ciudad gala.

Un trabajo realizado no solo para proyectar nuevas zonas verdes, sino en la conservación de espacios existentes como el Jardín de las Plantas de Nantes, un lugar público de más de siete hectáreas dedicadas a la plantación y estudios de especies botánicas. Fue en 1687 cuando se originó el primer jardín botánico de la ciudad que se denominó el jardín de los boticarios ya que fue este gremio quien inicio la actividad botánica para su disfrute.

Con traslado incluido a otro enclave de Nantes, este singular lugar ha pasado por diversas  vicisitudes a lo largo de la historia y en función de los distintos directores que ha tenido y el momento político en que se encontraba la ciudad en cada época, ha evolucionado, se ha desarrollado y a terminado por ser un jardín con una esencia particular. Es testigo, durante los dos últimos siglos, de la historia del Jardín de las Plantas de Nantes un viejo Magnolio (Maganalia grandiflora). Testigo silencioso, pero vivo.

Un jardín urbano más reciente es La isla de Versalles de Nantes que fue construido en 1987, con la idea de proyectar un jardín japonés incluyendo, todos los elementos de estos jardines, vegetación, rocas y agua. La recreación de la naturaleza, nunca evocación, pues no sería un jardín japonés, en pleno centro de la Capital Verde de Europa.
 
Jardín de la Isla de Versalles Fuente: Google Earth   
Y existen más lugares verdes en Nantes, como el Parque Floral Beaujorie, un hemos jardín urbano de 12 hectáreas dedicadas a la horticultura y el paisaje, o el Parque de Verduras de Crapuaudine Park, un espacio donde en 1998 una docena de personas fundó una asociación para llevar a cabo un proyecto de huertos familiares. Jardines y huertos dos espacios para nada distantes ni extraños el uno con el otro. Igual ocurre en el Jardín del Palacio de Villandry, también ubicado en el Valle del Loira.

Parque Floral de Beaujorie Fuente: Google Earth   
Y aquí lo dejo. Que parece que escribo un blog de viajes (es broma, me encanta viajar!). Solo recordar que todo este movimiento verde urbano es posible gracias al trabajo de un Servicio de Parques y Jardines y a una ciudad que promueve la sostenibilidad con un plan de movilidad entre sus ciudadanos basado en el uso de la bicicleta como transporte público, el empleo de políticas de ahorro de agua o la preservación de espacios naturales.

Nantes fue la ciudad que vio nacer a Julio Verne. Un escritor que al principio se consideró de ciencia ficción, pero que a lo largo de los años, muchos de los sucesos e inventos que narró en sus libros, acabaron por convirtiéndose en una realidad. Quién sabe si las propuestas de desarrollo urbano sostenible de la Capital Verde de Europa, lejos de ser ciencia ficción, acaben por convertirse también en una realidad. Entornos urbanos y naturales, donde se reavive un ancestral nexo de unión entre el ser humano y la naturaleza.  

Puede que también te interese:




¿Te ha parecido interesante esta información? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario