Anuncios

23 de enero de 2014

El jardín bajo la lluvia

Llevaba unos meses pretendiendo contar en qué consisten los jardines de lluvia, pero a veces por un motivo u otro (generalmente la falta de tiempo), no consigo ponerme en la terea de escribir para el blog. Pero dos acontecimientos recientes en las redes sociales han hecho que la musa aparezca y aquí estamos. Nos traemos el paraguas. Vamos a conocer el jardín bajo la lluvia.

Acequia para arbolado en Mendoza (Argentina). Fuente: Rosana Rojas

El primero de estos acontecimientos ocurrió en Facebook. Mi amiga virtual Rosana Rojas, argentina de la localidad de Mendoza, estuvo comentando una publicación mía acerca del post que escribí sobre el arbolado urbano. En unas fotografías que publicó en los comentarios, vi que los arboles en su ciudad estaban plantados en lo que me pareció un alcorque corrido. Al preguntarle que era esa construcción me indicó que realmente era una acequia por las que el agua corre para regar los arboles.

Me contó la maravillosa historia de los ancestros Huarpes, un pueblo originario de la zona de Mendoza y que pertenecían a la cultura Inca. Los Huarpes utilizaban el agua procedente del deshielo de los Andes para, mediante una serie de canalizaciones de varios nombres (zanjones, hijuelas y acequias), distribuir el agua allí donde era necesaria para el cultivo de vides, olivos y frutales. Hoy en día este sistema se ha modernizado y el agua del deshielo se acopia y después se distribuye por sistemas más eficientes como el riego por goteo.

El segundo de los sucesos que me ocurrió fue un tuit de Aurora Baena (@REINAARTURA) en Twitter: “Hasta lloviendo son bonitos los parques. @JLuisPaisajista @PaisajismoGua @_PAISAJISMO @pacojardin @Plantasyflores” y el tuit venía acompañado de esta imagen.

Lluvia en el jardín. Fuente: Aurora Baena (@REINAARTURA)  
Mi respuesta fue rápida, casi sin pensar: “El agua es componente esencial del jardín en todas sus manifestaciones”… a lo que me hubiera gustado añadir “incluso la lluvia”. Y lo cierto es que un jardín, al igual que ocurre con las tierras de cultivo, necesita de la lluvia para subsistir. Sobre todo en un país como el nuestro, donde el agua es un bien escaso y necesitado de un sistema de racionalización de los recursos hídricos.

El agua que cae en el jardín de lluvia tiene valor ecológico, pues supone el aprovechar esta agua y que no se pierda por escorrentía. Pero, además, tiene un importante valor emocional. El jardín bajo la lluvia es evocador de sentimientos, de todas las cualidades que posee el agua y que influyen en lo sicológico del alma humana. El agua de lluvia es magnética, atrae. Es un elemento que en su caída, envuelve al jardín convirtiéndolo en un lugar casi mágico. La lluvia posee un poderoso efecto cautivador y relajante.

Los jardines de lluvia modernos son espacios verdes especialmente diseñados para recolectar y filtrar el agua de lluvia mediante la instalación en el subsuelo de un material drenante que recoge el agua en unas canalizaciones y es nuevamente reutilizada.

Si hiciéramos un corte transversal a un jardín de lluvia tendríamos en primer lugar una masa vegetal sobre un volumen de suelo determinado. Bajo la masa vegetal tenemos el suelo en el que se desarrollan las plantas, quedando las paredes de este volumen de suelo cubiertas con una malla geotextil que evita que el agua se pierda por escorrentía hacia los lados. Por último en la parte más profunda de nuestro corte transversal tenemos una capa de grava que filtra el agua de lluvia hasta una tubería encargada de recanalizar esta agua.
Esquema de un jardín de lluvia 
La ciudad Norteamericana de Madison ha hecho de los jardines de lluvia su bandera ecológica y se están especializando en la instalación de este tipo de espacios verdes. La evolución en su trazado urbano de los jardines de lluvia va creciendo con los años. En la actualidad poseen la cifra total de 565 jardines de lluvia.

Incluso se han propuesto el reto de llegar a la cifra de 1.000 jardines de lluvia. Para ello están promoviendo su instalación por parte particulares, para lo cual te ayudan desde el Departamento de Ingeniería de la Ciudad de Madison, asesorándote y construyendo el jardín. El dato mínimo para tener tu propio jardín de lluvia es proporcionar la dirección aunque, como en el diseño de cualquier jardín, siempre ayuda otros datos como las medidas, fotografías y cualquier otro aspecto que se considere importante.

En la implantación de los jardines de lluvia de Madison es obligado el uso de la relación de plantas autóctonas que te proporciona el propio Departamento de Ingeniería, cuyas necesidades hídricas se adaptan a las precipitaciones de la zona. Además, su mantenimiento es igual que el de un jardín convencional, virtud que se suma a la capacidad que tienen estos sistemas de jardines al ahorro ecológico de agua.

Es curioso como en numerosas ocasiones lo que aparentemente nos parece “nuevo” no lo es. Como ocurre con el sistema de riego usado por los nativos Huarpes de Suramérica. Lo digo sin quitar el más mínimo valor a los jardines de lluvia modernos, que tienen el merito de coger una idea que ya existía y darle un nuevo enfoque usando las nuevas tecnologías que van surgiendo. Y qué decir del efecto emocional de la lluvia en el jardín. Un sentimiento imposible de patentar o reinventar.

Antes y después de un jardín de lluvia en Adams Street en Madison

Antes y después de un jardín de lluvia en Spaight Street en Madison

Para más información de los jardines de lluvia de Madison pincha aquí.
        
También te puede interesar:
          



¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa y deja tu comentario al final del post.

3 comentarios:

  1. Me parece muy interesante tu post. ¿Donde puedo encontrar buena bibliografía al respecto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José María: En el enlace del Departamento de Ingeniería de Madison que hay en el post puedes encontrar pdf descargables sobre el tema de los jardines de lluvia a nivel mas profesional. En la web también hay referencia a bibliografía. Eso sí, está todo en Inglés. De todas formas como es algo que también me interesa a mi, si encuentro algún libro interesante te lo hago saber. Un saludo!

      Eliminar