Anuncios

3 de enero de 2014

LISTA DE LABORES EN EL JARDÍN PARA ENERO

El frio continúa siendo el protagonista en el jardín durante enero. Uno de los recuerdos que tengo del jardín de invierno es en el parque de los jardines de la Buhaira, concretamente en una laminas de agua mozaharabe flanqueadas por palmeras datileras, junto a una fabulosa plantación de moreras en lo que se denomina el jardín histórico.
Durillo (Viburnum tinus) en flor. Fuente: wikipedia

Cuando estudiaba en la universidad la carrera de Ingeniero Técnico Agrícola, hicimos una visita en esta época y me sorprendió ver una lámina, no de agua, sino de hielo. Me sorprendió, sobretodo, porque vivo en Sevilla que es un lugar muy caluroso con inviernos suaves y es complicado encontrar el agua congelada.

Por eso en Enero no debemos bajar la guardia con el agua y las heladas en el jardín. Recordemos siempre que el agua cuando se congela aumenta su volumen por lo que si se encuentra en grietas del suelo puede, al aumentar el tamaño de la grieta, producir un efecto cortante llegando a romper las raíces. Evitemos regar cuando exista riesgo de heladas.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), enero comienza con inestabilidad generalizada en toda la península lo que se traduce en abundante nubosidad y posibilidad lluvias. Las precipitaciones serán más fuertes en la zona noroeste de la Península Ibérica, habiendo menos probabilidad de lluvias cuanto más nos acerquemos al sureste y al sur.

Las temperaturas sufrirán un ligero descenso durante la primera semana de enero en la península y Baleares. No habrá cambios en este sentido en las Islas Canarias. También habrá que estar atentos al viento en litoral gallego, Baleares y zonas del tercio oriental peninsular, no será tan abundante en el resto de la Península.      
  
Labores generales en el jardín

Aunque las plantas debido a las bajas temperaturas parecen que estén dormidas, inmóviles, no significa que no debamos bajar la guardia y vigilar todas las protecciones que hemos preparado para el frio, incluidos los acolchados que preparamos en el mes anterior.

En zonas donde nieva abundantemente debemos sacudir suavemente la nieve de ramas y hojas de especies perennes para evitar que el peso quiebre la planta.

Los bulbos que se plantaron en otoño para su futura floración primaveral habrá que controlarlos periódicamente y eliminar aquellos que parezcan estar afectados por algún hongo que produzca su podredumbre.

Cuando estuve trabajando en Córdoba en una empresa de jardinería (y vivero) diseñando jardines, una de las tareas típicas a realizar cuando el mal tiempo no te deja realizar otra labor en el jardín es poner a punto la maquinaría. El cortacésped, corta setos, corta hilos o la azada mecánica (comúnmente llamada mulita), se pueden llevar a reparar o comprobar que se encuentran perfectamente para afrontar los trabajos que están por venir.  
     
Labores en el césped

En el césped deberemos rastrillar las hojas secas para que no se acumulen, así como, en los jardines donde nieva debemos evitar formar montones de nieve en determinadas zonas pues esto puede provocar la asfixia de la pradera.

Preparación de alcorques y parterres

Una operación que podemos llevar a cabo en enero es el entutorado de los árboles en caso, claro está, si no la hemos realizado previamente durante la plantación. El entutorado yo siempre lo recomiendo cando los arboles son aún jóvenes para evitar que por acción del viento o del peso de la copa, se doblen y pierdan la postura erguida. Es algo muy importante sobre todo en arboles de alineación donde no debemos permitir que los troncos ocupen zonas donde pueden molestar al tránsito o otras labores del jardín.

El tutor que más he utilizado es de madera de pino de 2,5 metros de largo y se deben agarrar al árbol con unas abrazaderas de goma. La madera del tutor es aconsejable que se encuentre tratada en autoclave y con un producto biocida para que el tutor dure al menos 8 años. Las abrazaderas deben ser de goma ya que permiten holgura con el crecimiento del propio tronco del árbol y porque son más resistentes a la acción del viento.

Como digo, el tutor debe colocarse durante la plantación del árbol aunque, en cualquier caso debe enterrarse a una profundidad de 70-75 cms. En Córdoba se colocaban siempre en la parte norte del tronco para proteger el tronco por la zona de más frio y para contrarrestar la acción del viento dominante.   

Flores en enero

En enero podremos encontrar las flores de Camelias, Durillos, los Crocus que son un genero de plantas bulbosas al que pertenece el azafrán, una planta de pendientes pedregosas y sotobosques claros de origen mediterráneo, Iris unguicularis y, por último, los Eléboros que es un género que se distribuye por toda Europa y tiene la particularidad de dar flores en invierno mientras el resto del jardín duerme.

No olvidemos los frutos de Cotoneaster, Piracanta y el acebo (Ilex aquifolium) que nos puede ayudar a dar color al jardín no solo en Navidad, sino algunos meses más del invierno.

Accede a la página de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), para conocer la predicción del tiempo para Enero. Pincha aquí.

También te puede interesar:       
   



¿Qué otras labores añadirías a esta lista? Participa y deja tu comentario al final de este post.

4 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, sólo gracias a los piracantas y al cotoneaster tenemos un poco de color en el jardín en este mes. Los crisantemos ya llegaron a su fin pero los euriops con sus flores amarillas están magníficos.
    Curiosamente han florecido algunos callistemon...
    Saludos desde El Terrao
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las plantas se despistan y florecen cuando no deben. En cualquier caso el callistemon tiene floración otoñal u primaveral así que lo mismo se ha adelantado o atrasado. Aquí en Sevilla es frecuente que algún naranjo se "despiste" y huela a azahar en pleno invierno ;-) Ah! me gustan mucho los Euriops. Van muy bien combinados en parterres con palmeaceas, cannas y aves del paraíso. Un saludo Mª Ángeles.

      Eliminar
  2. Otra tarea, para mi super importante, y a la que le dedico mucho tiempo en invierno es a pensar sobre el desarrollo del jardin y las diferentes composiciones que quiere ir dando forma.
    En primavera y otoño las plantas crecen rapido y parece que estamos mas pendientes del dia a dia, mientras que en verano se va toda la energia en evitar daños como consecuencia del calor y la sequia (por lo menos en la zona centro, jeje).
    Es en invierno cuando se pueda madurar y reflexionar sobre el proyecto de jardin que nos gustaria.
    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto. Pues sí, en invierno hay tiempo para darle vueltas a la cabeza y planificar la siguiente estación que luego se te te viene encima y no te da tiempo de nada :D Muchas gracias por dejar tu comentario, ya he indicado anteriormente que esta lista esta abierta a los comentarios y a ser ampliada. Un saludo.

      Eliminar