Anuncios

7 de febrero de 2014

Podas a lo bestia

La primera convocatoria fue a las 19:30 horas, la segunda a las 20:00 horas. Yo llegué a las 20:10. Como buen señor adulto y responsable que soy, me presenté en el sótano -1 a la que sería  mi segunda reunión de vecinos del nuevo piso a donde me voy a ir a vivir. Todo transcurrió con normalidad. El nuevo administrador se presentó, se hizo el repaso de ingresos y gastos de la comunidad, no hubo que lamentar demasiadas perdidas, el saldo salió positivo y se lanzaron duras críticas hacia el anterior administrador. El momento de mayor tensión se vivió cuando hubo que elegir mediante sorteo a los nuevos presidentes de la comunidad. Rostros serios, de angustia, que se tornaron en alivio cuando la moneda salió cara excepto, claro está, en aquellos que acabaron investidos como nuevos presidentes. Su repentina palidez ante el año de mandato que les esperaba mostraba con suma claridad los momentos de horror que debían de estar pasando en lo más profundo de su mundo interior.

Patio de los Naranjo de la Mezquita Catedral de Córdoba Fuente: wikipedia

Después pasamos a ruegos y preguntas. Un vecino apuntó con acierto que hay señalizar convenientemente el paso de cebra que da al parque infantil, pues los coches no los respetan y pasan a velocidad de F1. Otro que había que hablar con Correos para que las cartas certificadas nos las enviaran a la oficina postal que tenemos en la misma calle y no a otra que está prácticamente en la otra punta del barrio. Hasta ahí bien. Pero entonces llego el vecino Eduardo Manostijeras que sugirió que había que podar las Melias del Parque que da a la zona oeste de los bloques. ¿Cómo?!!!!

Para que nos hagamos una idea, en este parque las ramas de las Melias se encuentran a una distancia de 5 metros de la ventana más cercana. ¿Para qué quieres que las poden? ¿Para ver el careto de los vecinos del bloque de enfrente? Existe una aversión a los arboles llamada Dendrofobia que les ocurre a aquellos individuos sedentarios que se encuentran habituados a vivir en las ciudades y que rechazan salir a pasar ni un solo día en entornos rurales. A estos individuos encontrarse en un bosque les produce una angustia terrible y creo que tengo por vecino a uno de ellos.

El parque de Melias consiste en alineaciones en un marco de plantación cuadrado de esta especie arbórea. El pavimento sobre el que se levantan los arboles es de hormigón gris típico de cualquier acera. Cuadricula y repetición de una misma especie. Si Christopher Bradley-Hole, uno de mis paisajistas preferidos (sino el que mas), hubiese estado allí, tal vez le habría podido explicar a mi vecino mucho mejor que yo que las Melias están allí porque son la evocación natural de un bosque en plena urbe. Un nexo de unión ancestral entre el ser humano y la naturaleza.

Le habría podido explicar que las Melias así dispuestas no son solo un ejercicio de plantación, sino que proporcionan una sucesión cromática a lo largo del año que pasan por el azulado de su floración en primavera, el verde jade de su abundante follaje en verano, el ocre durante la caída de las hojas en otoño y el dorado de sus frutos en invierno. Un único elemento vegetal, con una geometría característica de enorme valor estructural, que ejerce un contraste con el gris del pavimento y que se repite hasta la saciedad haciendo valido el concepto de diseño de que menos es más.

Este concepto de repetición de elemento vegetal y plantación en cuadricula no es nuevo en España. El Patio de los Naranjos de La Mezquita Catedral de Córdoba, el jardín hispano musulmán más antiguo de Europa, conserva estos principios en su concepción. Repetición y cuadricula. Aparente sencillez pero sin confundir con simplón. El ritmo de sus hileras, su sombra, el frescor, el murmullo del agua corriendo hasta llegar a los alcorques…de nuevo menos es más.

No conozco a nadie que diga que haya que podar los naranjos del patio de la Mequita Catedral de Córdoba, porque molesten sus ramas en ningún sentido. El imán Sa´sa´a ibn Sallam instó en el siglo VIII a su plantación por la dureza del clima, el fuerte calor y el sol, que aconsejaban la plantación de árboles que dieran sombra. Pero se hizo pensando en el desarrollo posterior de estos naranjos. Las ramas no llegan hasta las galerías o pórticos (riwards) que encierran el patio.

Los naranjos del Patio de la Mezquita de Córdoba poseen una geometría característica única que les confiere un valor estructural cercano a la concepción de esculturas vivas y naturales. Lo mismo ocurre con las Melias del parque de mi nueva casa.  Yo creo que las podas en arbolado urbano hay que limitarlas al máximo. Las podas provocan estrés, son una vía de entrada de enfermedades, rompen drásticamente la geometría escultural y acortan dramáticamente la vida de las especies arbóreas. Hay que evitarlas realizando un planteamiento sostenible del desarrollo urbano. Eligiendo especies de acuerdo con el espacio que van a ocupar. Realizando podas únicamente cuando es necesario, para eliminar ramas viejas, enfermas o que se estorben. Siempre tratando de realizarla armonizando con la geometría del árbol y huyendo de resultados artificiales. 
         
Últimamente han surgido una serie de programas televisivos a lo que me he aficionado mucho y que todos acaban con No se qué A Lo Bestia: subastas a lo bestia, empeños a la bestia, reformas a lo bestia… y un sinfín mas a lo bestia. Me da a mí que mi vecino y yo compartimos gustos televisivos. Pero a diferencia de él, yo no creo que todo tenga que ser a lo bestia, sobre todo las podas del arbolado urbano. Por una vez dejemos que los arboles nos dejen ver (y disfrutar) el bosque. 
       
También te puede interesar: 
         



¿Te ha gustado este artículo? Participa y deja tu comentario al final de este post.

7 comentarios:

  1. ¿En que momento de nuestra historia nos meterían en la cabeza la idea de que a los árboles hay que mutilarlos a base de bien para que crezcan? El español medio cuando ve un árbol lo primero que suele apuntar es: habría que podarlo un poco, ¿no?. Y cuánto más hermoso el árbol más rápido el comentario. Y así, aunque no digo yo que no haya podas que puedan ser necesarias por distintos motivos, nos toca ver cosas en nuestros parques y jardines que son para llorar. En el parque empresarial donde trabajo está prohibido disfrutar el otoño. En cuanto las hojas de los plataneros empiezan a tomar un tono pardusco, empiezan a rugir las motosierras y en lugar de un bosque otoñal, tenemos que sufrir dos hileras de troncos desmochados que me recuerdan a las hileras de crucificados del final de la película Espartaco. Un día pregunté y me dijeron que se hacía por ahorro de costes.Así nadie tenía que recoger las hojas caídas. Con dos narices. No te despistes ni media o te fastidiarán las melias.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Me rio por no llorar Miguel. La verdad es que tienes razón. Aquí a la mínima te dejan los arboles como los postes de teléfono con el manido argumento del mantenimiento. Una de las podas más horrorosas que existen, en Sevilla al menos, es la poda de terciados que se aplica por sistema a todos los arboles de viario. Por lo que la mayaría de los arboles de una acera tienen la misma forma y acaban con un aspecto infame. Por las Melias no te preocupes. No he contado el final de la historia con mi vecino. Te lo cuento para que quede entre tu y yo. No pasó nada de nada. Las otras propuestas si que nos pusimos de acuerdo para hacer fuerza común. Lo de la poda de las Melias simplemente se ignoró. Tal y como lo dijo, se tuvo que callar y se corrió un tupido velo. En fín... Por cierto, eres el único que me falta por comunicarte que te he otorgado dos premios: el One Lovely Blog Award y el Best Blog. Leete mi post titulado "Todos los premios del mundo". Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es un árbol precioso, no dejéis que los corten, bueno he leído el comentario y veo que se ignoro la propuesta, bien. Aunque hay que tener cuidado con las drupas. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Espero que no te siente mal, de todas formas te lo voy a decir. Cada día escribes mejor, te estoy cogiendo coraje ;-)
    Había tenido problemas para registrarme, pero quería votar. Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, le estoy cogiendo el "truquillo" a esto de escribir un blog. Pero hija, no me cojas manía... para algo que se me da medianamente bien. Además, tengo mis días ;-) Saludos!!!

      Eliminar
  4. Te invito a que leas: http://arboles-dendros.blogspot.com.es/p/la-nueva-arboricultura.html

    ResponderEliminar