Anuncios

26 de junio de 2014

Historias de un arriate: Aligustre

Nunca habría podido sospechar que en un arriate de tan solo 0,75 x 9 metros pudieran ocurrir tantas cosas. Nunca imaginé que en tan reducido espacio ocurrieran tantas historias jardineras dignas de contar.

Aligustre del Japón (Ligustrum japonicum)


Si hace unas semanas comentaba como me había pasado el fin de semana podando el arbusto de plumbago que hay en el arriate que tenemos en la casa de la playa, ahora toca el turno de contar otra la historia, otra experiencia, es este caso la del aligustre (Ligustrum japonicum). Bueno, en realidad es una historia que comienza fuera del arriate, se propagó a éste y, espero, continúe en otro lugar aunque no muy lejano.

Pegado al muro sobre el arriate que sustenta este pequeño mini mundo natural se encuentra el acerado y, allí mismo, hay un alcorque habitado por un aligustre variegata.

Este aligustre estuvo a punto de desaparecer por la acción competitiva que ejerció sobre él la lantana que teníamos plantada, pues buscaba ávidamente toda la luz del sol para ella sola. Cuando quitamos la lantana, media copa del aligustre era una amalgama de ramas secas carentes de vida alguna.

Pues bien, la sustitución de la lantana por el plumbago permitió una convivencia más llevadera para todas las plantas que formaban el conjunto del arriate, así como, al vecino aligustre que crecía en su solitario alcorque. 

Y el aligustre no solo ha recuperado la parte de la copa que había desaparecido, además, ha sido capaz de reproducirse y un nuevo aligustre, en este caso no es variegata, crece en el arriate superando en altura a la masa arbustiva del plumbago. 

En la normativa del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Córdoba se prohíbe la plantación del aligustre en alineación de viario y espacios verdes públicos porque al ser familia del olivo (Oleaceae) se presupone que produce alergia. 

Yo no soy alergólogo pero por desgracia soy un Ingeniero Técnico Agrícola alérgico al polen del olivo. Si, es así. Lo descubrí cuando ya estaba finalizando mis estudios. Contradicciones que tiene la vida, pero lo llevo bien y solo dura un par de semanas al año. Lo cierto es que el polen del aligustre nunca me ha producido las reacciones alérgicas que me produce el polen del olivo. Por eso esta prohibición del Ayuntamiento de Córdoba me parece que es dejar al margen un buen árbol para alineación basándose en un argumento con poco peso pues, aunque sean de la misma familia, un aligustre y un olivo no son exactamente la misma espacie vegetal.

Si es verdad que los aligustres producen un fruto pequeño y negro. Una baya que crece en racimo y cuando cae al suelo mancha todo el acerado, haciendo de su  mantenimiento un proceso más costoso en tiempo y en dinero. Además, aunque a las aves les encanta, es un fruto tóxico. 

Pero a parte de este inconveniente me parece un árbol muy bueno para naturalizar entornos urbanos. Es muy resistente a todas las condiciones de suelo, se adapta bien a recursos hídricos escasos, es muy tolerante a la polución y crece muy bien en ambientes costeros. Incluso, al ser un árbol de porte mediano, me parece una especie adecuada para plantar en calles de acerado medio con dimensiones de entre 3,5 – 6 metros, porque evitamos problemas de falta de espacio por el desarrollo posterior del propio árbol con las construcciones aledañas. 

En cuanto al espacio, y volviendo a mi arriate, tengo un problema. El aligustre que crece aquí está demasiado cerca de su progenitor que habita el alcorque vecino desde hace muchos años, apenas 2 metros o incluso ni eso. Al nuevo árbol la copa le alcanza más de 2,5 metros de altura y el calibre puede ser perfectamente de 12-14. Un buen ejemplar, pero hay que quitarlo de ahí pues, en breve, competirá por el espacio con el resto de plantas que lo rodean. Tendré que negociar una salida pacífica para trasplantar el aligustre y que crezca en un lugar con espacio suficiente. Pero esa será otra historia. Una historia contada desde otro lugar que no será este arriate.

También te puede interesar:
          




¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa y deja tu comentario al final del post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario