Anuncios

27 de noviembre de 2014

Jardineros, comienza el juego

Hoy os propongo un juego. Por supuesto es un juego de jardinería, accesible para todos, donde no será necesario tener un espacio verde, pero sí disponer de cierta creatividad y astucia. Para jugar solo será necesario una mesa, sillas y un grupo de amigos. El reto será crear el mejor y más hermoso jardín que el resto de jardineros.

24 de noviembre de 2014

Como conseguí recuperar una Russelia y un Spathiphyllum

“Un momento Doc. ¿Has construido una máquina del tiempo en un DeLorean?” Esta frase de Regreso al Futuro, sin duda mi película favorita en mi niñez durante algunos años, formó parte del batiburrillo de ideas dispersas que se apilaban en mi imaginación. ¿Quién no ha deseado alguna vez con viajar en el tiempo? Cuantas veces habré soñado con hacer las mismas acrobacias que hacia Marty McFly con su monopatín cuando viajaba en el tiempo hasta en 1955.

Seto de Russelia equisetiformis

18 de noviembre de 2014

Gnomos de jardín… unos revolucionarios

Decir que los gnomos de jardín son unos revolucionarios puede parecer en principio un tanto exagerado, pero es tal la repercusión que han llegado a alcanzar, que han superado la barrera de lo meramente decorativo en el jardín hasta llegar a la escena política en algunos países.

Fuente imagen: freedigtalphoto

13 de noviembre de 2014

Breve historia de una curiosidad jardinera

Si el otro día me preguntaban vía twitter que había aprendido de internet, y yo presto contesté que “había aprendido que me mantengo en continuo estado de aprendizaje” en lo que respecta a la red de redes, puedo hacer esta afirmación extensa a otros muchos ámbitos de mi vida. Por supuesto también, a la jardinería y el paisajismo.  


11 de noviembre de 2014

Rotondas y medianas así, muy naturales

La naturaleza, por si sola, es sin duda la mejor diseñadora de paisajes que existe. Cada vez estoy más cercano a esa idea y cada vez descubro nuevas curiosidades que me confirman este hecho. Cuando menos me lo espero veo cualquier espacio verde donde es el propio medio natural el que toma posesión del terreno y crea jardines que bien podrían atribuirse a un afamado paisajista.


4 de noviembre de 2014

Creciendo entre dinosaurios

Me fascina pensar que plantas como los helechos, el Ginkgo biloba o las coníferas ya poblaban la tierra cuando los dinosaurios caminaban por ella. Hace poco me preguntaban qué diferencia hay entre una conífera y un árbol, y la diferencia es que las primeras son más primitivas, se reproducen por semillas pero no se forman en un ovario cerrado como si ocurre en los arboles, evolutivamente más modernos, que tienen una reproducción sexual en ovario abierto, es decir, un pistilo con uno o más carpelos. Siendo más técnicos las primeras se conocen como gimnospermas y las segundas como angiospermas.

Ciprés de los pantanos (Taxodium distichum)