Anuncios

24 de noviembre de 2014

Como conseguí recuperar una Russelia y un Spathiphyllum

“Un momento Doc. ¿Has construido una máquina del tiempo en un DeLorean?” Esta frase de Regreso al Futuro, sin duda mi película favorita en mi niñez durante algunos años, formó parte del batiburrillo de ideas dispersas que se apilaban en mi imaginación. ¿Quién no ha deseado alguna vez con viajar en el tiempo? Cuantas veces habré soñado con hacer las mismas acrobacias que hacia Marty McFly con su monopatín cuando viajaba en el tiempo hasta en 1955.

Seto de Russelia equisetiformis

Pero como no pretendo correr el riesgo de cambiar la temática de este blog, así que hilaré en la medida de lo posible esta historia con las plantas de la siguiente forma. Como por aquellos años yo era muy pequeño, me fascinaba la figura del amigo de Marty MacFlay, el Doctor Emmett Brown. Aquel tipo vestido con bata blanca y los pelos revueltos, volcado incondicionalmente en su trabajo como científico capaz de construir una máquina del tiempo o, también, cualquier otro artefacto utilizando utensilios aparentemente inservibles que encontraba a su alrededor. Todo en él giraba en torno a la ciencia! hasta sus perros se llamaban Einstein y Copérnico

Todo esto me produjo una gran influencia y empecé a interesarme por la ciencia en una gran variedad de juegos que el pudor me impide relatar. Solo diré que tenía incluso mi propia bata blanca y que uno de esos juegos tenía que ver mucho con un juguete que recibí en una  Navidad, el mítico Plantanova que seguro que muchos recordaréis. Ya por mi tierna infancia me dedicaba a plantar semillas y coger esquejes de toda planta que había en el parque más cercano para propagarlas. También tenía un microscopio por el que miraba todo lo diminuto y del que escribí en el post Creciendo entre dinosaurios.

Después, mucho más mayor, cuando empecé a estudiar la carrera de Ingeniero Técnico Agrícola recuerdo que mi padre en una ocasión nos dijo a mi hermana y a mí, compañeros de profesión, que nuestra tarea era perecida a la un doctor de plantas. Bueno… no andaba demasiado desencaminado mi padre. Aunque nos competan profesionalmente aspectos como la sanidad vegetal, es una forma algo simple de ver la profesión de Ingeniero técnico Agrícola ya que abarca aspectos muchos más complejos ligados a la producción vegetal y en jardinería concretamente al vigor de la planta. El caso es que continúo en la actualidad sacando ese “Doc. Plantas” que aún permanece en mi interior.

He hablado en alguna ocasión que la gran mayoría de plantas que tengo en mi estudio/azotea son escogidas de aquellas especies vegetales (individuos para hacerlo más científico) que veo como en mi cuidad se adaptan mejor a las condiciones y recursos locales de los que disponen. Ésta es una planta autóctona o naturalizada que bien puede adaptarse a las características que definen una especie vegetal idónea para un xerojardín.

La planta del coral (Russelia equisetiformis) es una de mis preferidas. Lo aguanta todo: sequía sin recibir ni un triste riego en verano, nada de abono, escaso mantenimiento… así que me decidí a tomar unos cuantos esquejes de unos parterres cercanos que enraizaron con rapidez y me dieron una abundante y tupida mata. Pasó muy bien todo el verano, muy seco y durante el cual apenas necesitó de riegos. Pero al igual que suele ocurrir con todas las plantas aptas para un xerojardín, la Russelia es muy poco tolerante a los encharcamientos. 

Las precipitaciones que hubo en septiembre fueron mermando su vigor, las raíces empezaron a no poder respirar por encontrase todo el sustrato empapado en agua y comenzaron a mostrar todos sus tallos un aspecto negruzco. Se retorcieron, quedando toda la planta en muy mal estado. Para solucionar esto lo que hice fue airear el suelo, pinchándolo y tratando de drenar toda el agua para que volviera a entrar aire a los poros del sustrato. Podé toda la parte la planta que se encontraba en mal estado y también la cubrí con un plástico para que en las sucesivas precipitaciones no volviera a encharcarse. Ya empieza a mostrar nuevos brotes verdes y parece que la he recuperado. La Russelia es una planta muy rústica pero a la vez tiene un importante valor ornamental. Es cierto que en la época de sequía, ella misma como medio para superar esta condición de sequedad se muestra muy ramificada, con muchos tallos amarillos. Esta circunstancia es normal en esta especie vegetal (y en otras especies xerojardineras), que durante el verano amarillean y tienen ese aspecto un poco más feo.  

Efecto de asfixia radicular en Russelia equisetiformis
La escasa tolerancia a los encharcamientos de la Russelia y otras plantas xerojardineras hace muy importante planificar un buen sistema de drenaje en todo xerojardín, pues ayuda a la evacuación del agua cuando de improviso aparece una intensa lluvia. Si queréis conocer más especies para plantar en un xerojardín os adjunto este post del blog de IPM Jardinería con un listado bastante completo de plantas para Xerojardinería.  

Mi lado “Doc. Plantas” volvió a despertarse hace una semana cuando encontré un Spathiphyllum junto a unos contenedores de basura. A pesar de que su aspecto era el de haber pasado toda la noche a la intemperie y las hojas estaban totalmente caídas, pensé que no sería demasiado complicado recuperarlo.
El motivo por el cual hay quién se desprende de sus plantas es que las compran y cuando su cuidado se hace molesto o empiezan a estorbar, deciden quitarse esa carga. Así que en esta ocasión decidí hacerme cargo yo. Lo primero que he hecho fue aportarle un abono de triple acción (Nitrógeno, Fosforo y Potasio) y el resultado ha sido inmediato. Ya ha levantado las hojas. Lo próximo que voy a hacer es esperar a la parada invernal para trasplantarla a un contenedor mayor, añadir nuevo sustrato y formar en su base una capa de grava.

Spathiphyllum abandonado en la calle

Spathiphyllum tras realizarle un abonado de triple acción 

Así ha sido como he conseguido recuperar una Russelia de un estado de asfixia radicular y que un Spathiphyllum vuelva a presentar vigor. Espero que estos ejemplos puedan servir de  ayuda. Y recuerdo que estaré encantado de que me contéis vuestra experiencia cuidando y recuperando plantas mediante un cometario al final de este post o en algunos de mis canales en redes sociales.  
   
Sígueme en:




También te puede interesar:


El increíble pero cierto sueño de las semillas

2 comentarios:

  1. hola me he quedado asombrada con tus comentarios sobre la russelia, yo compre dos, y no se....pero lo de que es muy resistente.
    Le echaba agua todos los dias, lei que hay que regarlas cuando la tierra estaba seca, y aqui en sevilla se seca de un dia para otro, pero seca seca. El drenaje es bueno, buenisimo vamos tal y como le echaba el agua a la macetita salia por debajo, jajajaja. Y por supuesto estaba al sol. De esto hace tres dias, y hoy cuando he tocado la tierra para ver si la regaba me encuentro con que se esta secando...Si puedes ayudarme te lo agradeceria mucho, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sora. Lo de que hay que regar cada vez que el sustrato esta seco hay que matizarlo en función de la especie. La Russelia es una planta que le afecta muchísimo los encharcamientos y padece asfixia radicular. En este caso es mejor no regarla con mucha frecuencia. Si observas que la Russelia aparece como "seca" en las épocas de más calor, es porque posee un mecanismo natural contra la falta de agua y se pone a vegetar formando muchos tallos que amarillean, pero para nada la planta está afectada porque sigue dejando zonas verdes y en épocas más propicias vuelve reverdecer. Espero haberte ayudado. Un saludo.

      Eliminar