Anuncios

17 de abril de 2015

Un monstruo en las sombras

Siempre estuvo allí, agazapado en la sombra, como él le gusta. Y no solo en el patio de mi abuela, también en el de mi madre… en otros muchos, algunos de renombre como el Alcázar, los dos, el de Sevilla y el de Córdoba. La sombra es su dominio sí, un mínimo rincón, pero desde allí lo acapara todo, reclama para sí toda la luz, lo hace expandiendo sus grandes hojas de un verde intenso, muy brillante. Son los brazos del monstruo del jardín, Monstera deliciosa.

Costilla de Adán (Monstera deliciosa) fuente imagen: wikimediacommons  

Además de ser llamado el “monstruo” de patios y jardines tiene otros nombres menos despectivos como por ejemplo Costilla de Adán o filodendro. El apelativo monstruoso proviene de su hábitat biológico y de sus características botánicas. Ya en su ambiente natural la Monstera, desde que es una simple plántula va buscando el refugio de los árboles para, desde ese lugar, crecer, llegar a extender el enorme tallo grueso trepando hasta una altura de 20 metros y desplegar sus hojas que pueden llegar a alcanzar una superficie de casi un metro cuadrado, claro que están lobuladas por el borde y plagadas de agujeros.

El segundo nombre científico, el que hace referencia a la especie, deliciosa, es debido a que el fruto que produce esta realmente bueno (dicen que su sabor es parecido al de la piña), aunque cuando ha completado la maduración, pues los frutos inmaduros poseen ácido oxálico que es tóxico.

Las que yo he conocido no las he solido ver florecer y fructificar, tal vez porque las condiciones ideales para que la planta complete su ciclo, continuas temperaturas de 20/30º C, elevada humedad ambiental y la citada sombra no le son propicias, así que nunca probé su fruto. La carencia de semillas no es motivo que consiga evitar propagar la planta pues los tallos enraizan con suma facilidad y no es complicado tener una nueva planta mediante esquejes o acodos.

Lo llamativo de Monstera deliciosa son sus enormes y decorativas hojas. Ese es su valor ornamental. Llevan décadas decorando comunidades de vecinos, patios, balcones o jardines. Es más, su popularidad se ha visto incrementada en los últimos tiempos como planta de flor/hoja cortada y cuenta con enorme uso en arreglos florales incluidos ramos de novia.

Encontrar la Costilla de Adán o filodendro en un jardín, lejos de pensar en el “monstruo” que es capaz de atraparte con sus enormes hojas de un jade brillante, por la historia que atesora, por los años en ese oscuro espacio del patio, es una de esas plantas que dicen mucho del interés que pusieron por su jardín los propietarios del mismo.

¿Es la historia de una especie vegetal o la historia de un jardinero o jardinera? Muchas veces se confunden, se entrecruzan ambas historias. Por un lado, el valor botánico de la especie vegetal en cuestión, por otro lado, el esfuerzo y la dedicación por cultivarla y cuidarla, por eso plantas que tienen esta trayectoria, que cuentan con una larga historia en un patio o jardín, como es el caso de la Monstera deliciosa merecen que se les preste atención y que no abandonen el lugar que siempre ocuparon, al acecho, en la sombra.
 
Fruto y hoja de Costilla de Adán (Monstera deliciosa) fuente imagen: wikimediacommons
   
Sígueme en:




También te puede interesar:

 

Muchas gracias por los comentarios al final del post

No hay comentarios:

Publicar un comentario