Anuncios

28 de mayo de 2015

Cómo rellenar una plantilla de paisajismo

Hay ocasiones en que uno pasa por alto las cosas más obvias, como por ejemplo explicar cómo se rellena una plantilla de paisajismo para poder hacer un croquis y de aquí elaborar el plano matriz del que partirá toda la planimetría del proyecto de jardinería. Pero por suerte cuento con unos seguidores y seguidoras magníficos que participan en este blog y me lo recuerdan, así que en este post voy a explicar cómo hacer un croquis a partir de una plantilla.

Fuente imagen Wikimedia commons
Lo primero que vemos a necesitar es una plantilla y lo ideal es una hoja cuadriculada como la que dispongo para descargar gratuitamente aquí. El que la plantilla se encuentre dividida en cuadros nos permite hacernos una idea inicial de la escala, por ejemplo contando un cuadro como un metro lineal en el terreno y también nos servirá para ayudarnos a dibujar mejor todo lo que necesitemos representar.

También necesitaremos de una superficie dura para apoyarnos al tomar notas o dibujar el croquis, un lápiz y goma de borrar (el lápiz es mejor que el bolígrafo porque sin necesitamos corregir algo no queda emborronado y con tachaduras), y una cinta métrica para tomar distancias o una rueda de medición en caso de que queramos representar un jardín particular. Para superficies grandes es necesario contar con una estación total, un instrumento que aunque tenga nombre de entrenador electrónico personal para el hogar, si me permitís este pequeño símil con el que nos reíamos los compañeros en la universidad, se trata de un aparato que realiza levantamientos topográficos del terreno y cuyo uso es complicado por lo que de darse esta circunstancia hay que contratar un profesional. En este caso no voy a entrar porque entiendo que vamos a hacer un croquis a nivel particular.

Lo primero que vamos a hacer para levantar nuestro croquis y empezar a rellenar la plantilla de paisajismo, es representar la obra civil que nos encontremos en el terreno que deseemos  ajardinar. Estos espacios bien pueden ser la edificación o edificaciones, los límites de la parcela, la entradas, si existe piscina, etc. Aquí podemos ir acotando y tomando las medidas de referencia que nos hagan tener una idea de las dimensiones del futuro jardín.

Representación de la obra civil

Seguidamente vamos a hacer una estimación de hacia dónde se encuentra el norte lo cual  podemos hacer observando la posición del sol o mejor si tenemos una brújula, y conseguir hacernos una idea de las zonas del jardín que quedarán mas sombradas, cuales serán más soleadas…. Determinar el norte geográfico es importante para realizar la elección y distribución de las plantas sobre el terreno. Se representa con una flecha y con una “N” encima de esta.

Representación del norte geográfico en el croquis
Después veremos la orografía de la superficie para representar aquellos desniveles importantes que nos puedan condicionar a la hora de realizar el proyecto, sobre todo, si es necesario realizar movimientos de tierra, crear terrazas, hacer escaleras o cualquier otro elemento que vamos a integrar en el ajardinamiento posterior. Para hacernos una idea hay que ver la altura del desnivel (punto de mayor altura y menos altura) y se indica con la letra “Z” seguido de la medida. Si el desnivel no es uniforme tenemos que ir midiendo cada desnivel que exista y representarlo en plano. Podemos ir referenciando cada medida como “Z1”, “Z2”, “Z3”, etc.
Anotación de los desniveles significativos
Por último, anotaremos todos aquellos elementos, tanto en el interior de la parcela como en el terreno colindante, que puedan resultar significativos en el momento de estudiar el proyecto de ajardinamiento y que de algún modo nos van a indicar hacia donde deben irse dirigiendo las ideas que se van sucediendo para ajardinar el terreno. Estos elementos significativos pueden ser arboles ejemplares que se encuentren en el interior de la parcela y que queramos conservar o un paisaje exterior que no queramos dificultar la visibilidad desde dentro del jardín por poner un par de ejemplos.

Representación en el croquis de elementos existentes: un árbol y zona limítrofe campestre que se quiere integrar en el diseño del jardín 
A partir de este momento, con la ayuda de este croquis se van dibujar los planos que integran el proyecto de paisajismo. El número final de planos que tendremos que realizar dependerá de la envergadura, complejidad y grado de detalle del proyecto, pero para establecer una base, los planos de una obra de ajardinamiento los podemos enumerar en los siguientes:

Plano 0 (Matriz). Planta general volumétrica o delineada y que contendrá todos los elementos de obra civil, así como, la zonificación del jardín con los distintos usos previstos.

Plano 1. Elementos vegetales. Arboles.

Plano 2. Elementos vegetales. Arbustos, setos, trepadoras.

Plano 3. Elementos vegetales. Céspedes, tapizantes, y elementos de decoración.

Plano 4. Sistema de riego.

Plano 5. Drenaje.

Plano 6. Iluminación.

Plano 7. Detalles.

Espero que toda esta información os haya sido de utilidad y os sirva para realizar vuestro propio croquis del jardín qué vais a realizar. Si lo deseáis me podéis enviar ese croquis y podría continuar con el proyecto del jardín. Toda la información sobre mi servicio de consultoría de diseño online de jardines está disponible aquí.
Detalle general del croquis
    
Sígueme en:




También te puede interesar:



Muchas gracias por tus comentarios al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario