Anuncios

30 de junio de 2015

Vaux le Vicomte: El jardín de la envidia

Siempre he pensado que emociones como la envidia o el odio son tan  innatas al ser humano como el amor o la esperanza, lo que nos diferencia a unas personas de otras es la proporción que ocupan en nuestras vidas estos sentimientos y que dosis se van revelando en cada uno de nuestros actos. También he manifestado en repetidas ocasiones que los jardines tienen su esencia forjada en su propia historia, unida inseparable a la vida de los hombres y mujeres que se han visto involucrados en esta misma historia y al paso inalterable del tiempo. 

El Palacio de Vaux le Vicomte vistos desde el jardín

26 de junio de 2015

Presentación y plantación de las plantas en el jardín

Uno de los momentos que más he disfrutado siempre en la ejecución de un jardín es durante la fase de acopio de planta para la posterior presentación y plantación de las mismas. Es verdad que existen jardines sin apenas plantas o que ésta aparece con una única especie vegetal en sucesivas repeticiones armónicas, y éstos son jardines que pueden ser muy buenos, pero hay que reconocer que las verdaderas protagonistas de un espacio verde son las plantas, a ser posible, en cantidad.

Acopio de Prunus pissardii 

23 de junio de 2015

El botánico rojo o Jardín de arena de Cranbourne

En ocasiones hay que renovarse, coger las ideas de siempre y darle un enfoque nuevo, pero sin perder su identidad, su función, su esencia… y los jardines botánicos no son ajenos a estos cambios necesarios para poder escapar así al concepto estricto de una simple catalogación de plantas dispuestas ordenadamente.

 Jardín de Arena Roja 

19 de junio de 2015

La tormenta de ideas y el proceso creativo en el diseño de jardines

Uno de los obstáculos al que nos enfrentamos los que nos dedicamos a diseñar cosas, en mi caso jardines, es encontrarnos frente a la temida página en blanco, ese momento que llega tras haber recabado todos los datos necesarios para comenzar un diseño, conocer todos los condicionantes del lugar y los impuestos por el cliente, y tenemos un primer plano matriz sobre el que empezar a trabajar. Ante todo relax. Tener un espacio tranquilo donde trabajar, sin molestias, con vistas agradables a ser posible, y un poco de buena música.
Composición de arbustos y árboles en los Jardines de Moratalla (Córdoba) 

16 de junio de 2015

La flor de Escocia

Cuando estuve en Edimburgo hace años, a parte de su famoso castillo, el jardín botánico por supuesto, y recorrer la Royal Mile en una barbaridad de ocasiones, también conocí la Catedral de San Giles, lugar de encuentro de los Caballeros de la Orden del Cardo. En aquella ocasión me llamó mucho la atención como la flor del Cardo se encontraba representada en casi todo el mobiliario, dibujos, vidrieras, tallada en madera en los asientos… me gustaría poder enseñar algunas de las fotos que hice, pero por aquel entonces no dominaba mucho la cámara (no es que ahora sea un experto tampoco) pero por desagracia la luz era escasa y todas las fotos de interior aparecen muy oscuras.

Flor del Cardo (Cirsum spp.

11 de junio de 2015

Sorolla y las flores

Covadonga Pitarch, del departamento de comunicación del Museo Sorolla, se ha puesto en contacto conmigo para contarme una serie de actividades que tendrán lugar en el mes de junio y que tendrán como protagonista el arte y las flores en dos vertientes, el que dedicó Joaquín Sorolla a sus pinturas de jarrones floridos por un lado, y al arte floral, por otro lado.

9 de junio de 2015

Breve acercamiento al jardín chino

Es curioso lo mucho que se habla del jardín japonés (muy meritorio) pero no se habla tanto de otro jardín oriental como es el caso del jardín chino que además fue precursor de su homologo japonés. Las diferencias entre ambos las marcan las propias características del espacio que se dispone para crearlo y desarrollarlo. Mientras que el jardín japonés nos trae el paisaje para disfrutarlo y contemplarlo en un reducido espacio, el jardín chino es todo el paisaje en sí con la misma función de encuentro entre naturaleza y hombre pero sin que la primera se encuentre sometida al segundo.

Ma Yuan: De vuelta del trabajo

3 de junio de 2015

El jardín venenoso de Alnwick

Hace tiempo que tuve noticia de la existencia de un jardín de lo más extravagante, el jardín venenoso de Alnwick. Precediendo al Castillo de los Duques de Northumberland, a unos 500 kilómetros de Londres, se encuentra ubicado este espacio que, tan solo por lo original, por ese plus de peligrosidad que transmite esa esencia tan original, bien merece una visita. Pero como me temo que será complicado partir en breve hacia tierras británicas, la visita en este caso tendrá que ser de forma virtual.

Entrada del Jardín Venenoso de Alnwick