Anuncios

19 de junio de 2015

La tormenta de ideas y el proceso creativo en el diseño de jardines

Uno de los obstáculos al que nos enfrentamos los que nos dedicamos a diseñar cosas, en mi caso jardines, es encontrarnos frente a la temida página en blanco, ese momento que llega tras haber recabado todos los datos necesarios para comenzar un diseño, conocer todos los condicionantes del lugar y los impuestos por el cliente, y tenemos un primer plano matriz sobre el que empezar a trabajar. Ante todo relax. Tener un espacio tranquilo donde trabajar, sin molestias, con vistas agradables a ser posible, y un poco de buena música.
Composición de arbustos y árboles en los Jardines de Moratalla (Córdoba) 

En el diseño de jardines se utilizan una serie de conceptos como pueden ser la lluvia de ideas (de traducido del Inglés Brainstorming) y el proceso creativo que se emplean en las otras disciplinas del diseño, y que finalmente darán como resultado el jardín deseado por el paisajista pero, sobre todo, por los usuarios. Muchas de estas definiciones y conceptos ya las utilizaba antes de ponerles nombre, pero si es cierto que antes no sabía que las llevaba a cabo.

También es verdad que algunos de estos pasos muchas veces me los salto o simplemente la idea en cuestión no tiene a bien manifestarse en el tiempo que dedico a ello. Al final las mejores ideas, por poner un ejemplo que bien puede ser la composición perfecta de plantas para una terraza que cause impresión, aparecen cuando vuelvo a casa y veo un parterre degradado, o llevo a mi hijo al colegio y me hace mil preguntas sobre las estaciones del año o cuando salgo a correr y empiezo a notar el cansancio, en el momento en que dejo de pensar, el tiempo pasa despacio y solo noto mi respiración. Es aquí cuando tengo las mejores ideas, por eso mi consejo es no tomarse al pie de la letra todos estos principios aunque nunca está de más el conocerlos.  
     
La lluvia de ideas, tormenta de ideas o Brainstorming es el nombre que se le ocurrió a A.F. Osburn en 1938 a una técnica  creativa que se basa en un grupo de personas que exponen sus ideas sobre algún tema concreto, lo primero que se les ocurre, y desinhibiéndose de cuanto comentan. Durante esta primera etapa de la lluvia de ideas no se pueden realizar críticas, éstas vienen en una etapa posterior cuando se evalúan las propuestas.

Realmente no creo que tenga mucho misterio lo del Breinstorming pero al tal Osburn hay que reconocerle el mérito de haber dejado por escrito la técnica que en sí no empezaría a utilizarse y extenderse hasta 1953. El no interrumpir mientras se exponen las ideas tiene por objetivo el reducir el tiempo de discusión para favorecer el encontrar la solución al diseño. Yo personalmente, en un país donde criticar se lleva casi en la sangre, no me he encontrado en ningún caso en que no haya sido interrumpido o no haya interrumpido durante la fase de generación de ideas, esto último también tengo que reconocerlo (jajaja). Pero la intención es lo que cuenta aunque después la práctica sea otra cosa.  

Las etapas del proceso creativo son las siguientes:

Conocimiento de los objetivos: Consiste simplemente en saber qué es lo que quieres lograr. En el diseño del paisaje podría ser objetivo crear un jardín para la contemplación o bien para un uso frecuente, el caso es que un planteamiento adecuado permitirá encontrar la solución al diseño más fácilmente y posteriormente, tras la ejecución de obra del jardín, evitará que aparezcan problemas por errores en el diseño.

Preparación: Poseer toda la información climatológicas, edafológicas, un croquis bien realizado, los gustos del cliente, etc., del jardín a crear permitirá un punto de partida básico para comenzar a trabajar con las ideas. Además facilitará las etapas de análisis y síntesis.

Incubación: A parte de lo que hacen las gallinas con los huevos, se trata de dar vueltas a las ideas y buscar relaciones entre éstas para que finalicen en un diseño más completo y acabado.

La inspiración: Es cuando se te enciende la bombilla, es decir, cuando encuentras la solución deseada al diseño del jardín.

Por último, para finalizar el proceso creativo están la evaluación crítica y verificación de las soluciones.

Desconozco si los grandes paisajistas mundiales utilizan estas técnicas de creación. Los que conozco si se que tenemos muchos puntos en común, tal vez no en sentido estricto, pero sí coincidimos en ambientes tranquilos, musicales y con agradables vistas naturales para empezar a desarrollar ideas.
Si al leer estas palabras te has sentido inspirado/a te recuerdo que puedes hacer un croquis descargándote una plantilla de paisajismo aquí y que toda la información sobre mi servicio de consultoría de diseño online de jardines está disponible aquí.

Sígueme en:




También te puede interesar:  
        


¿Te ha parecido interesante esta información? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario