Anuncios

30 de octubre de 2015

Un corral con su patio

He pasado mil veces por este portal de la Calle Santiago pero, o no era miércoles, o no me encontraba entre las 10:00 y 14:00 horas, o simplemente no tenía tiempo para entrar a contemplar el patio de este corral de vecinos que algunas fuentes datan del siglo XVI. Desconozco si en el Corral del Conde se muestran signos tan alejados en el tiempo. Sí estoy seguro que conserva su estructura y esencia de finales del siglo XIX y principios de siglo XX por las fotografías antiguas que he podido contemplar. El Corral del Conde fue un lugar para el encuentro y la algarabía, un patio donde se compartían alegrías y tristezas a partes iguales, y, por supuesto, un espacio reservado para las plantas. 
 
Fuente del Corral del Conde de Sevilla

23 de octubre de 2015

Ophiopogon, discreto y elegante

El Ophiopogon es una de esas plantas discretas y elegantes que podemos encontrar en un jardín. Tiene la virtud de embellecer el entorno pero sin menoscabar el protagonismo de un elemento más principal o sobre el que queremos llamar la atención, virtud para dar elegancia con sus hojas delgadas que se curvan formando una parábola perfecta al conjunto de un espacio verde. Con la tibia sencillez de su porte, es capaz de regalarte mucho.

La Fuente del Recreo

8 de octubre de 2015

Colores otoñales y Parra Virgen

Encontrados colores y cambios otoñales. En una ciudad como Sevilla, donde la climatología se reduce a la simplicidad de nueve meses de verano (aún estamos a 30º C a medio día) y tres de un invierno suave, es complicado encontrar en parques y jardines esas espectaculares estampas del otoño pintando a su antojo las hojas de árboles y arbustos color oro, escarlata o pardo, como sí está ocurriendo en otros lugares. Aquí el otoño se encuentra algo distante, en las sierras de Sevilla y Huelva. Particularmente, además de por su Grutas de las Maravillas y otras ídem que provee la tierra, suelo escaparme siempre en esta época hasta Aracena en busca de ese otoño esquivo.

Parra Virgen sobre pared

5 de octubre de 2015

Geranio y Gitanilla

A pesar de que Geranios y Gitanillas, plantas ambas del género Pelargonium, están asociadas al cultivo en contenedor y a lucir en patios, terrazas y balcones, uno de mis recuerdos de la infancia era jugar con los Geranios que tenía mi madre plantados en sus arriates. En estos, lejos de lo que pueda parecer, eran y son capaces de imponerse a otras plantas, competir por la luz y crecer con vigorosidad y rusticidad.