Anuncios

31 de diciembre de 2015

Volver

Hasta la fecha han sido los peores meses que he sufrido para terminar un año. Los que me conocen bien y los que me siguen en Facebook saben a qué me refiero. Sí, ha habido altibajos y, claro, también hubo momentos para la alegría o para reír. Prefiriendo quedarme con esto último, lo cierto es que Jardines Que Me Gustan ha sido una ilusión, no solo durante este año, sino durante los últimos cuatro. Una ventana nacida de mi imaginación desde la que entraba aire fresco cada vez que me apetecía asomarme en la Unidad de Día mientras los enfermeros inyectaban la quimioterapia a rostros de miradas perdidas ante un futuro incierto o, finalmente esperando lo inevitable, mientras recorría una y otra vez los cuatro metros en aquella habitación de hospital.

Paisaje alpino del Real Jardín Botánico de Edimburgo en Escocia 

17 de diciembre de 2015

Pulpos a la jardinera

“Y en esta jardinera de aquí vamos a colocar unos pulpos”. Me dijo con tono serio y tranquilo. ¿Eins?!! Aquella indicación me resultó un tanto confusa. Rápidamente pensé en el anuncio del conocido juego de mesa en que se aceptaba “pulpo como animal de compañía”. “¿Unos Pulpos?” Pregunté extrañado a mi jefe que pacientemente, desde hacia media hora, me explicaba el diseño ayudado por los planos en Autocad que nos había enviado el arquitecto para el ajardinamiento que estábamos preparando en una urbanización en la Costa de Sol. Mi cometido sería delinear los planos, redactar la menoría y hacer el presupuesto. “Sí, hombre. ¿No los conoces? Aloe arborescens”. Una vez indicado el nombre botánico, el asunto empezó a esclarecerse.

Inflorescencia de Aloe arborescens

16 de diciembre de 2015

Post invitado: Los injertos en árboles frutales

¡Inauguro nuevo apartado en Jardines Que Me Gustan con bloggers invitados! Espero que este post sea el primero y que pronto le acompañen muchos más. El autor de este artículo es Marcos del blog Árboles Frutales que nos habla de un tema de interés tanto en jardines como en horticultura, los injertos. Os dejo con Marcos…

En términos generales, los injertos son una forma de propagar nuevos árboles frutales utilizando un brote o rama de un árbol existente con la intención de fusionarla a una rama o tronco de otro árbol. El injerto se selecciona en función del tamaño, la idoneidad del sitio, así como la tolerancia a determinadas condiciones del sitio. Una vez que se consigue el injerto en árboles frutales, se pueden obtener nuevos árboles por una fracción de lo que se pagaría al comprarlo en un vivero.

Almendro de un amigo que está a rebosar de almendras. Foto hecha en Barcelona.

10 de diciembre de 2015

Una rotonda por acabar

Palma del Río en Córdoba es un pueblo bonito. Está rodeado por un mar de naranjos, un poco más lejos, abundan frutales de hueso como ciruelos y melocotoneros, también hay olivos. La vega del Guadalquivir es una zona muy fértil, por eso es normal que se den de forma espectacular todos estos cultivos. Productos de la tierra, como igual de significativo es su sol generoso en una mañana invierno. Haz de luz que calienta, te reconforta, te da la vida. Rayos que hacen disfrutar aún más de tu trabajo. ¡Cómo no iba a disfrutar de ajardinar aquella rotonda!

Con luz propia brillan los rosales en la Rotonda de Palma del Río

3 de diciembre de 2015

Errores en el planteamiento de las zonas de un jardín

El caso del ajardinamiento del Prado de San Sebastián de Sevilla es un magnífico ejemplo jardinero para contar muchas cosas, aunque lo más flagrante y destacado es el error  cometido en la zonificación de este espacio verde. Toda ésta explanada fue durante muchos años el lugar donde se celebraba cada año la Feria de Abril. Yo no llegué a contemplar casetas, vestidos de volantes, con sus correspondientes claveles y peinetas adornado el sedoso cabello que acompaña a hermosos rostros de mujer, o bailes por sevillanas. Tampoco vi el fino llenar los catavinos para, posteriormente, humedecer gargantas ávidas de fiesta y alegría. Cuando tuve la oportunidad de ir a La Feria, ya se había trasladado a su actual ubicación en el barrio de Los Remedios. Si lo llegué a conocer como aparcamiento y, algún tiempo después, tras indecisiones varias, el Parque en que quedó convertido. 
  
Callistemum en los nuevos parterres ajardinados del Prado de San Sebastián 

1 de diciembre de 2015

Una piscina con cubierta en el jardín

Después de milenios de evolución, aún hoy en día, el ser humano no ha podido desprenderse de vivir en un medio acuático. En el período de los nueve meses que dura la gestación, continuamos envueltos en el líquido amniótico, creciendo y desarrollándonos, por eso nuestro vínculo con este medio es tan fuerte. Magnetismo. El agua en el jardín nos mantiene en contacto con nuestra de forma de vida más ancestral. Y, si existe un elemento de cuantos podemos crear en un espacio verde, donde nos reencontramos de nuevo con esta sensación de vida acuática, es sin duda una piscina.

Piscina con cubierta modelo Capri