Anuncios

1 de diciembre de 2015

Una piscina con cubierta en el jardín

Después de milenios de evolución, aún hoy en día, el ser humano no ha podido desprenderse de vivir en un medio acuático. En el período de los nueve meses que dura la gestación, continuamos envueltos en el líquido amniótico, creciendo y desarrollándonos, por eso nuestro vínculo con este medio es tan fuerte. Magnetismo. El agua en el jardín nos mantiene en contacto con nuestra de forma de vida más ancestral. Y, si existe un elemento de cuantos podemos crear en un espacio verde, donde nos reencontramos de nuevo con esta sensación de vida acuática, es sin duda una piscina.

Piscina con cubierta modelo Capri  

No creo en el tema de los horóscopos, la verdad, pero me resulta curioso que siendo Acuario, sienta ese amor incondicional hacia el agua. Ya sea en el mar o una piscina en un jardín, siempre que puedo me zambullo en el agua sin importar muchas veces la más adversas de las climatologías.

Una piscina en el diseño de un espacio verde puede ser una de las construcciones más recurrentes y versátil para completar el conjunto. No solo por el uso. Una piscina puede ir mucho más allá de refrescarnos cuando hace calor, hacer deporte y nadar. Es un elemento que en la actualidad puede ser altamente decorativo, una recreación que dulcifica todo nuestro entorno, un medio naturalizado con la virtud de completar el efecto contemplativo en nuestro jardín, mientras crece o cuando ya lleva muchos años implantado. La lámina de agua puede ser utilizada como límite del jardín, una ventana abierta hacia un paisaje exterior que queremos enmarcar. Un elemento que puede llegar ser altamente sostenible gracias a las nuevas piscinas naturalizadas. Éstas poseen un sistema en tres espacios acuáticos. El primero más grande, para el disfrute de los usuarios, el segundo pequeño, una lámina con grava que sirve para el filtrado del agua eliminándose sustancias en suspensión, y el tercero, un estanque con plantas acuáticas que oxigenan el agua evitando la degradación. Todo el líquido se encuentra en permanente circulación para su limpieza y depuración.

Como vemos una piscina no está reñida con el cuidado del medioambiente, más bien al contrario, lo protege. Hidrata tanto a usuarios como al jardín en el que se integra. Además se le añade la aparición de nuevos materiales (madera, piedra,…), que provocan una mimetización total con su entorno más inmediato.

También hay que añadir que las piscinas solo sean para el verano es algo que ya forma parte del pasado. Se pueden colocar cubiertas, igual de naturales e integradas con la zona verde, con la misma función contemplativa, que nos ayudan a mitigar el frio favoreciendo el baño durante todo el año. Las cubiertas para piscinas nos ayudan a evitar caídas de niños y niñas, ahorrar en depuración y tratamientos con productos químicos perjudiciales, eliminan la entrada de toda polución, insectos, hojas, etc.

En este sentido, tengo que agradecer a los amigos de Abrisol Cubiertas para piscinas el poder enseñaros estas imágenes de piscinas en jardines. Esta empresa se encuentra a la vanguardia del sector, empleando sus instalaciones ubicadas en Alicante, aparte de la superficie destinada para producción, a I+D+i, de tal forma que fabrican todas aquellas cubiertas que sean necesarias para alcanzar la máxima adaptabilidad a la situación y forma de cada piscina a clientes repartidos en más de 15 países de Europa y Norte de África. Esta situación como empresa líder del sector se debe a que Abrisol se constituyó como el primer fabricante de cubiertas para piscinas de España, contando en la actualidad con más de veinte años de trayectoria. 

Expertos en cubiertas y en piscinas, las cuales, el agua que contienen, es de los elementos más dinámicos de un jardín, no solo por la cualidad propia como fluido, sino por la energía natural que desprende. Los cambios del ambiente quedan retratados en el reflejo. Una piscina en el jardín es luz al pasar las distintas horas del día, al pasar cada estación. Es movimiento por cada onda en su calma superficie al más mínimo y suave roce. La entrada sensorial a nuestro primigenio origen vital.

Piscina con cubierta modelo Capri adosada

Cubierta para spa

Piscina con cubierta modelo Lanzarote

Piscina con cubierta modelo Madeira

Piscina con cubierta modelo Madeira

Piscina con cubierta modelo Madeira

Piscina con cubierta modelo Tabarca Rotonda


Fuente imágenes: Abrisol       
                
Sígueme en:




También te puede interesar:



Muchas gracias por tus comentarios al final del post.

1 comentario:

  1. en jardines particulares y por experiencia o el clima es muy bueno o el propietario muy aficionado, si no tras el primer invierno por muy climatizada que este... el uso baja... aun asi como bien nos muestras hay ejemplos muy buenos de como harmonizar la piscina con el jardin/entorno... seguro que con estas cubiertas el uso y disfrute de la piscina se prolonga y no decae.
    saludos

    ResponderEliminar