Anuncios

17 de enero de 2018

El Jardín del Edén existe y viene del futuro

Esta afirmación parece totalmente cierta cuando observamos las cinco semiesferas geodésicas de Eden Project, un jardín muy real que tiene como objetivo llamar la atención sobre la importancia en conservación de los recursos y la contribución de la diversidad vegetal a la vida humana. Inaugurado en el año 2001, se ha convertido en uno de los reclamos para el turismo de jardines de Cornualles (Reino Unido), lugar donde se encuentra ubicado.

Vista exterior de Eden Project

El Proyecto Edén es un complejo medioambiental con una superficie de aproximadamente de 50 hectáreas de extensión imaginado por Tim Smit, quien tomó como fuente de inspiración a la naturaleza y el desarrollo sostenible. Posteriormente, el arquitecto Nicholas Grimshaw fue el encargado de hacer realidad la fantasía de Smit.

El lugar elegido para la construcción de este futurista jardín fue una antigua cantera de caolín con la idea de reforzar el aspecto de regeneración ambiental que poseía el proyecto. Tras dos años y medio, Eden Projet  abrió sus puertas con la forma de cinco enormes esferas que se asemejan a plástico con burbujas para embalar y que en conforman dos invernaderos cada uno de los cuales contiene un ecosistema diferente: ecosistema de clima tropical húmedo y ecosistema de clima mediterráneo. En el exterior del recinto, existe también un jardín botánico poblado con plantas y fauna nativa del Reino Unido.

Las cinco cúpulas constituyen una estructura geodésica contigua, las cuales constan de un material fabricado con miles de células plásticas, hinchadas con aire y que poseen forma hexagonal. A su vez, toda esta cobertura se sostiene sobre marcos de acero. La estructura es completamente autosuficiente sin soportes internos. En su interior viven miles de especies vegetales entre las que se encuentran platas de café, cacao o bambú, en el invernadero de ecosistema tropical, y cítricos, aloes o vides en el invernadero de clima mediterráneo. Una vez en su interior, hay un camino serpenteante que al recorrerlo, va mostrando la vegetación de los dos ecosistemas, incluyendo numerosas esculturas como la abeja gigante y el hombre WEEE, una figura imponente construida con aparatos eléctricos en desuso y que representa el residuo de componentes electrónicos medio de una persona a lo largo de su vida.

El diseño del proyecto incluye aspectos ecológicos como un sistema de captación del agua para crear las condiciones de humedad ambiental necesaria del clima tropical, así como, utiliza energía eléctrica proveniente de un aéreo-generador cercano a Cornualles. Además, posee su propia planta de elaboración abono.

En el año 2006 se incorporó a las instalaciones El Núcleo, una instalación educativa que surge para promover la educación ambiental entorno a la relación existente entre las plantas y las personas. Nicholas Grimshaw desarrolló la geometría del techo de El Núcleo según la base matemática de la proporción aurea de espirales opuestas que se encuentra presente en muchas plantas como en la disposición de las semillas de girasol o las piñas de las coníferas donde las capas leñosas se superponen.

Eden Project abre sus puertas a los visitantes en horario desde las 10 horas hasta las 16 horas.  Se encuentra situado cerca de la ciudad de St Austell, en el condado de Cornualles, al suroeste de Inglaterra. La dirección completa es Eden Project, Bodelva, St Austell, Cornwall, PL24 SG, Reino Unido.

Invernadero clima tropical

Invernadero clima mediterráneo

El Núcleo
Estructura hexagonal mirando desde el interior

Hombre WEEE
De noche en Eden Project

Fuente imágenes: wikimedia commons
 
Feedback en redes sociales:




También te puede interesar:




¿Te ha parecido interesante este artículo? Puedes dejar tu comentario al final del post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario