Anuncios

12 de noviembre de 2018

Más que un veneno, Ricinus communis

Lo comenté hace unas semanas en redes sociales y ahora lo comento también en el blog. Hace aproximadamente un mes y medio me dije de ver una serie en vez de una película porque dura menos. Pues bien, me volví un friki de Breaking Bad y en ese tiempo ya me he visto todas las temperadas completas y ahora me voy por la última  de Better Call Saul que es precuela y spin off  de la primera. Si no habéis visto Breaking Bad, voy a hacer un pelín de spolier a partir de aquí. Aviso de antemano.

Hojas de tonalidad púrpura de Ricino

La serie cuenta la historia de un profesor de química al que le diagnostican un cáncer terminal y se dedica a “cocinar” metanfetamina para conseguir dinero para su familia antes de desaparecer. Finalmente, se convierte en un peligroso narcotraficante (Breaking Bad es el equivalente en castellano a volverse malo) y, como no podía ser de otra forma, muchas de las complicadas situaciones en las que se ve envuelto las resuelve utilizando sus conocimientos en química. De ahí, que una de las sustancias que elabora es un veneno a partir de semillas de Ricino (Ricinus communis).

Lo cierto es que la toxicidad de esta semilla se conoce desde la antigüedad, a pesar de que  la especie vegetal es más conocida aún por la extracción del aceite de ricino, utilizado como laxante. El fruto del Ricino es globuloso, así como, se encuentra cubierto de púas las cuales le confirieren un aspecto erizado. Al secarse el fruto, la cubierta de púas se contrae poco a poco haciendo que las semillas del interior salgan despedidas alcanzando distancias de varios metros.

Esta forma de propagación ha resultado muy exitosa para el Ricino, que es capaz de progresar en espacios degradados, siempre y cuando, estos procesos ocurran en lugares de clima cálido e invierno suave. En la actualidad, es un arbusto que podemos encontrar casi en cualquier parte del mundo que reúna estas características climáticas. Y no solo por la capacidad que tiene de crecer en espacios degradados con esa enorme rusticidad, pues también es muy apreciado en jardinería por la belleza de sus hojas que son grandes, palmeadas en varios lóbulos, levemente serradas en los bordes y cuyo color oscila entre el verde oscuro y púrpura. En el diseño de jardines es frecuente encontrar arbustos de Ricino para separar espacios y crear una pantalla vegetal. En ocasiones, se utiliza su follaje de peculiar color para resaltar el fondo del jardín con otra tonalidad.

Como vemos, el Ricino no solo vive de su fama como veneno, y aunque las semillas poseen una elevada toxicidad, es una planta que puede llegar a ser un poderoso aliado en el diseño de jardines rompiendo la monotonía visual del follaje gracias a su color purpura.

Frutos de Ricino
Sígueme en:
 


También te puede interesar:



Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post.

8 comentarios:

  1. ¡Vaya! el ricino. Hace tiempo que desapareció de los jardines de mi pueblo junto con otras especies como: Canna indica, Kochias, Helianthus tuberosus, Delphinium elathum, Antirrhinus majus, Altheas, Euphorbia marginata, etc. fruto de las nuevas formas de concebir la jardinería con las externalizaciones del servicio y el abuso de los herbicidas.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ah! decir que todas salían de un año para otro sin necesidad de sembrarlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una planta oportunista, muy resistente, y suele parecer en lugares degradados porque en jardines es complicado de ver cultivada como planta ornamental. Una lástima, porque tiene cualidades para el diseño de jardines que no poseen otras plantas. Un saludo Francisco y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Buena serie, no pude dejar de verla hasta que la acabe. Buena información de lo valioso que puede ser el ricino. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Teniendo cuidado sobre todo con los pequeños se la casa, se puede tener esta planta que aporta un hermoso follaje a nuestro jardín. Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar