Anuncios

30 de julio de 2019

El jardín del Rey Loco de Baviera y el inicio de la iluminación eléctrica en espacios verdes

En ocasiones es imposible interpretar un jardín sin mostrar la historia que hay detrás. Es verdad que la propia exuberancia de la vegetación, los elementos que lo componen o el diseño pueden marcar la diferencia, pero cuando le añadimos la historia de la persona o personas que lo soñaron, el jardín deja de ser solo un lugar y se convierte en un espacio con esencia propia. La impronta o huella que ya he mencionado en otras ocasiones en este blog.

Jardín Formal de Linderhor