Publicidad

29 de marzo de 2020

Origen y actualidad de los terrarios de plantas

Hace unas semanas publicamos un artículo sobre decoración de interior utilizando un terrario de plantas, es decir, un jardín en miniatura que puede traer el mundo natural hasta ambientes urbanos aportándonos una serie de beneficios en casa y en el trabajo. No solo crear y cuidar este pequeño ecosistema puede ser muy terapéutico, pues contemplar como evoluciona aleja los momentos de estrés cotidiano.


Origen y actualidad de los terrarios de plantas
Origen y actualidad de los terrarios de plantas 
Imagen Pixabay

Comentábamos que un terrario de plantas necesita unicamente plantas adaptadas a vivir en el ecosistema que vamos a crear, sustrato y grava para fijar las raíces y un recipiente de vidrio transparente que contenga estos elementos. No obstante, si queremos tener éxito con el jardín en miniatura, debemos conseguir que el conjunto de los componentes del terrario interactúen en equilibrio.
El método Ward. En ocasiones ocurre que a los descubrimientos se llega por casualidad y ese es el caso de los terrarios de plantas. Nathaniel Bagshaw Ward fue un médico inglés que vivió durante la época vitoriana. Apasionado de la entomología y la botánica, Ward notó por primera vez los efectos que poseía en el crecimiento de las plantas contenerlas en un recipiente herméticamente cerrado de vidrio en 1829.
Ward había colocado la crisálida de una polilla esfinge utilizando una botella como solía hacer habitualmente para contener lepidópteros. Sobre el suelo del recipiente había extendido un sustrato húmedo, condición que propició el desarrollo de un helecho y la germinación de hierbas una semana después de colocar la crisálida. Curioseando, descubrió que la humedad provocada por la respiración de las plantas se condesaba en las paredes de la botella durante el día y se deslizaba al anochecer manteniendo la humedad ambiente constante en el interior de la botella.
El minúsculo ecosistema fue multiplicado por Ward utilizando las cajas de cristal que se usaban para meter mariposas. Tras los experimentos que había iniciado en 1830, el uso del método Ward comenzó a utilizarse para el transporte de vegetales en las expediciones botánicas alcanzando un meritorio éxito, pues se amplió notablemente el porcentaje de especies que sobrevivían al viaje.
En la actualidad, los terrarios de plantas conservan el concepto inicial de crear una biocenosis que sea prácticamente autónoma al que se le ha añadido el aspecto ornamental. El contenedor del terrario siempre tendrá una cara abierta o que se pueda abrir. Los que pueden quedar herméticos, contienen más humedad y crean una atmósfera similar a la selva tropical. Se abrirán muy esporádicamente para regar y dejar entrar aire fresco de vez en cuando. Mientras, los contenedores de vidrio con un lado siempre abierto son los mejores para terrarios con cactus, suculentas y plantas con bajas necesidades de agua.
No tendremos que invertir mucho tiempo para cuidar de un terrario con plantas, pues apenas hay que realizar riegos y las podas son muy ocasionales. Los riegos son menos frecuentes debido al ciclo producido de evapotranspiracion seguido de condensación del agua que ocurre en su interior y que mantiene la humedad. Los podas solo se realizaran cuando se hayan elegido especies que lo demanden como es el caso de los helechos.
En resumen podemos decir que los terrarios tuvieron su origen en una casualidad, el descubrimiento evolucionó y se empleó en el transporte de plantas desde distintos lugares del mundo para su estudio botánico. En la actualidad los terrarios de plantas han adquirido, además, una función ornamental y está al alcance de quién lo desee decorar con diminutos jardines cualquier hogar o lugar de trabajo.
Feedback en redes sociales:
También puedes leer:
Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. Muy interesante amigo José Luis, no sabía de sus orígenes.
    Realmente he visto algunos terrarios que son un todo un mundo en miniatura maravilloso de plantas.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muy beneficiosos. Con muy poco podemos tener un jardín en cualquier casa o lugar de trabajo. Un saludo Juan.

      Eliminar
  2. Hola José Luis. Muy interesante esta entrada, hace años tuve un terrario, pero ya ni me acordaba. Un abrazo. Cuidaros mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola. Los terrarios de plantas son una opción para tener un jardín en casa aunque sea en miniautura. A mi es un tema que me fascina y creo que puede ser un reto interesante adentrarse en los entresijos de este pequeño ecosistema. Cuidaros y mucho ánimo.

      Eliminar