Publicidad

7 de octubre de 2020

Límites a parterres y alcorques

 

Existen ocasiones en que es aconsejable establecer límites en un espacio verde, al menos desde el punto de vista práctico. Dicho esto, también es cierto que los límites que proponemos en parterres y alcorques no tienen que ser antiestéticos. Es más, encontramos límites muy decorativos que bien combinados con las plantas pueden ayudarnos a crear un entorno de elevado valor ornamental.

Bordura de boj (Buxus sempervirens)

Bordura de boj (Buxus sempervirens

Imagen de Alexas en Pixabay

Ponemos límites a parterres y alcorques porque en ocasiones hay que establecer una barrera entre la vegetación establecida en estos lugares y los usuarios de espacios verdes. De esta manera evitamos que las plantas invadan zonas de tránsito y que los usuarios pisen vegetación sensible y den lugar a espacios degradados.

Estos límites de parterres y alcorques se han llamado tradicionalmente borduras y llevan conviviendo en los jardines casi desde sus inicios. Los materiales son diversos, incluso se hacen borduras vegetales con setos bajos y plantas que se encuentran adaptadas a esta función como el mirto o el boj. Aunque de manera independiente al material o las plantas utilizadas para crearlos, tienen la característica común de alcanzar aproximadamente 30 centímetros de altura como máximo.

En cambio, la longitud de la bordura dependerá de la superficie que deseemos limitar. Este es quizás el dato más influyente a la hora de calcular el coste de la bordura. Y es que cuando realizamos el proyecto de un jardín, la unidad de medida de la bordura se establece en metros lineales, la cual se corresponderá con el perímetro de los espacios ajardinados a los que vamos a imponerles un límite.

El otro dato que influye en el coste de una bordura es el material. Hace un momento hablábamos de la posibilidad que crear una bordura de boj o de mirto. Pues bien, sabiendo que necesitamos plantar cinco plantas por metro lineal, la bordura de boj será más cara que la de mirto simplemente porque es una especie vegetal con mayor valor económico.

También será más cara una bordura realizada con acero corten que una de madera por el material empleado. Otros materiales utilizados para crear borduras son arcos de metal, de plástico polietileno, ladrillos que imitan a viejo,…. En realidad es posible utilizar muchos materiales. En este caso el límite es la propia imaginación, pues incluso podemos hacer reciclaje creativo y usar materiales diversos. El uso de las traviesas viejas de tren surge de esta idea y hoy en día las hay ecológicas que se fabrican exclusivamente para jardinería.

Por último, comentar que la dificultad en la instalación dependerá de la bordura elegida. No es lo mismo colocar las de madera, plástico o acero corten que se proveen con punzones para fácilmente clavar en la tierra, que tener que elaborar una cimentación para una bordura de ladrillo o sujetar firmemente arcos de metal. En un punto intermedio de complejidad se encuentran las traviesas viejas de tren que se fijan al terreno utilizando cabillas de hierro.

Y por supuesto, para la plantación de borduras vegetales será necesario realizar el hoyo de plantación, colocar la planta en su nueva ubicación una vez que le hemos quitado el contenedor y hemos dejado las raíces desnudas, cubrir el hoyo con tierra vegetal, regar, así como, el posterior mantenimiento en jardinería que necesitará.

Bordura bloques de hormigón

Bordura bloques de hormigón

Bordura arcos de metal

Bordura arcos de metal

Bordura de madera

Bordura de madera

Te puede interesar:

¡Suscríbete al canal de YouTube!

Feedback en redes sociales:

Facebook

Twitter

También puedes leer:

La esencia de parterres ajardinados

Estructuras metálicas, un clásico para jardín

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. La verdad sea dicha, hoy día existe todo un amplio abanico de posibilidades para delimitar espacios de bordura como bien indicas amigo José Luis, todo depende de los gustos y de que plantas utilizar en la plantación.
    Un buen articulo.
    Un abrazo y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más utilizadas de lo que nos pudiera parecer, las borduras siempre han tenido un papel importante en jardinería. Un saludo Juan.

      Eliminar
  2. Hola!
    Personalmente prefiero utilizar vegetales variados, de tamaño y porte medio, (conforme necesidades) alternando variedades verdes con variedades a flores, que florezcan en distintos períodos del año, pudiendo así tener siempre algunas especies en flor, un detalle muy importante es utilizar pequeños arbustos a bayas, excelente como alimento para pájaros y muy decorativos en otoño.

    Las borduras las prefiero libres o semilibres, sin o con muy poca talla o poda, únicamente para dar formas armoniosas una vez o dos al año. Es lo que yo llamo una bordura libre y mixta, conjugando especies diferentes aunque de un tamaño homogéneo pero con ciertos matices y diferencias en tamaño, color y en variedades.
    Las separaciones de un único tipo o variedad siempre muy cortadas resultan monótonas y sin ningún interés ni para la naturaleza ni para la vista. Ese tipo pertenecen a un tiempo ya pasado, únicamente para mentes rectas o arcaicas. Hoy en día debemos dar paso a la naturaleza libre en cada rincón o jardín, plantar especies de interés natural ya sea para proporcionar alimento a pájaros y erizos o cobijo, por ejemplo. Seleccionando bien las especies vegetales utilizadas, según el clima y el tipo de suelo se puede obtener un mosaico armonioso y vistoso de plantas creciendo en libertad, y con un perfil ondulante, natural y homogéneo. Un regalo para los ojos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una opción muy natural y que el resultado pueden ser composiciones de elevado valor ornamental. Estoy de acuerdo contigo en que utilizar una única especie en una bordura y en otros espacios verdes puede dar lugar a una monotonía visual, pero esto es un recurso con el que hay que tener cuidado porque el exceso también puede ser recargado. Muchas gracias por tu comentario Ceibe, me parece que aporta un punto de vista distinto a las borduras que se describen en el artículo. Un saludo.

      Eliminar