Publicidad

18 de mayo de 2021

La odisea espacial de Chrysanthemum coronarium

 

La popular margarita silvestre (Chrysanthemum coronarium), habita sin reparo prados y espacios degradados en estos días primaverales. Flores blancas que inundan una basta masa verde asemejando un espacio infinito donde abundan estrellas. Y es que una galaxia es un conjunto enorme formado por estrellas, polvo interestelar, gases y partículas, constituyendo un sistema autónomo dentro del universo, al igual que el ecosistema en los prados de margaritas.

Flor bicolor de Chrysanthemum coronarium

Flor bicolor de Chrysanthemum coronarium

Además, no sería tan descabellado que C. coronarium pudiera acabar teniendo su singular y particular odisea espacial ¿Quién sabe? De hecho, ya se están ejecutando proyectos de cultivo de plantas en la Estación Espacial Internacional con éxito. Este es el caso de Pak Choi (Brassica chinensis), una verdura que se consume en China y que el pasado 13 de abril consiguió florecer en el espacio exterior en un medio de cultivo artificial y con un sistema de microgravedad.

Otro proyecto espacial y botánico fue el Mars Plant Experiment (MPX). El objetivo de este experimento era el de enviar a Marte un pequeño invernadero fabricado para recrear unas condiciones de cultivo similares a las de la tierra y cuyo interior albergaba semillas preparadas para germinar con la esperanza de conseguir mantener vida sostenible en el planeta rojo. Este experimento estaba propuesto para el viaje del rover Mars 2020, pero finalmente no fue seleccionado.

Te puede interesar:


Lo que es indudable es que existe una seria intención de enviar plantas a Marte para que sirvan de avance en una futura colonización del espacio. Especies vegetales que sirvan de una primera avanzadilla y que tendrán que ser las más rústicas. Plantas acostumbradas a superar condiciones adversas para sobrevivir, así como, especies herbáceas adaptadas a esperar una mínima oportunidad para crecer y desarrollarse.

Entre estas hierbas podríamos incluir a C. coronarium. Hierba anual, originaria de la zona mediterránea, y con experiencia en establecer colonias en otros lugares distintos de donde es nativa, pues ha llegado a diversas partes de todo el mundo.

Es una planta que cuando no sale desde una grieta del suelo y crece libremente, puede llegar a medir un metro de altura, pero su tamaño es muy variable según las condiciones. Las hojas también cambian en función de la posición en el tallo, las inferiores son auriculadas o formadas por pequeños lóbulos, mientras que las superiores son pinnatisectas, es decir, hojas que poseen varios folíolos delgados a los lados del raquis.

Pero por lo que destaca Chrysanthemum coronarium es por su flor, que se según la variedad puede tener pétalos blancos, amarillos o, incluso, una variedad bicolor que posee la parte inferior de color amarillo y el resto del pétalo de color blanco.

Puede que en la realidad C. coronarium nunca llegue a atravesar el espacio exterior o colonizar otros planetas, pero en mi ciencia ficción particular, cada primavera, cuando contemple una pradera de margaritas imaginaré estar observando el amplio firmamento plagado de estrellas.

Chrysanthemum coronarium

Chrysanthemum coronarium

También puedes leer:

Intrusión botánica

El origen de la simetría vegetal

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

6 comentarios:

  1. Qué bueno sería que se consiguiera cultivar fuera de la tierra. Desconocía estos experimentos e investigaciones, y me han sorprendido muchísimo. Qué curioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El proyecto "Veggie" en la Estación Espacial Internacional lleva ya tiempo realizando ensayos con cultivos tipo lechuga o similares en el espacio y recientemente se han obtenido las primeras cosechas fuera de nuestro planeta. La verdad es que es es bastante ilusionante de cara al futuro. Habrá que continuar a la expectativa con este tipo de proyectos que prometen avances interesantes en botánica.
      Un abrazo Mónica.

      Eliminar
  2. El mundo avanza de tal manera que intentar seguir todos los acontecimientos que se producen cuesta estar al día de todo ello. Todo esto me recuerda cuando aparecieron los primeros ordenadores, al poco tiempo estar al día informáticamente hablando, era casi imposible si no te dedicabas a ello.
    Hace unos días leía la gran cantidad de proyectos que muchos de ellos ya están muy avanzados y la posible repercusión que pudieran tener en el ser humano. Algunos te ponen los pelos como escarpias, otros, evidentemente presentan unos avances increíbles, desde devolver a un parapléjico toda la movilidad de su cuerpo, el sordo oír, el ciego ver y todo un mundo robotizado, incluyendo implantes de chips conectados al cerebro y en otras partes del cuerpo, con lo cual, cualquiera será poseedor de cualquier conocimiento, el cerebro pasará a ser un ordenador con toda la información que precise. Casi prefiero no estar en esa nueva etapa de la vida.
    Un buen articulo amigo José Luis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que hay avances tecnológicos que dan un poco de repelús, pero más por el uso que pretenden hacer algunas personas de él que por el progreso en sí.
      Un saludo y buen fin de semana Juan.

      Eliminar
  3. Que curioso José Luis, no tenía idea de estas cosas. Aquí crece una margarita similar a esa y no es nada exigente ya que aparece entre las rocas y en lis pedregales y crece sin problemas. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que sea la manzanilla común que también es frecuente.
      Un abrazo Lola.

      Eliminar