18 de febrero de 2020

Cómo mantener tu jardín libre de hierbas espontáneas

Malva spp., Chrysanthemum coronarium, Diplotaxis muralis, Fumaria officinalis , Ononis natrix, Echium vulgare, Centaura pullata, Borago officinalis o Papaver roheas, son algunos ejemplos de hierbas que nos podemos encontrar por sorpresa en el jardín. Muchas de ellas tienen su encanto e, incluso, si queremos darle un aspecto naturalista o crear un jardín planetario, pueden tener cabida en cualquier espacio verde sin perder ni un ápice de valor ornamental.
Chrysanthemum coronarium y Echium vulgare
Chrysanthemum coronarium y Echium vulgare

Pero en otras ocasiones necesitamos eliminar las hierbas espontáneas y mantener limpia la superficie del jardín. La labor de jardinería que se realiza para hacer que desaparezcan esta vegetación no deseada se llama escarda y existen varias formas de llevarla a cabo.
La inicial es la escarda manual, pero si tienes que cubrir una superficie de terreno muy extensa esta labor puede resultar excesiva y fatigosa. Otra opción es realizar una escarda química, que consiste en utilizar productos herbicidas para eliminar las hierbas espontáneas pero que conlleva una serie de riesgos que hay que tener muy en cuenta: daño ecológico, riesgo para la salud, eliminación de plantas ornamentales, etc.
Dentro de los métodos mecánicos destaca el uso de desbrozadoras para eliminar las hierbas espontáneas debido a su rapidez de corte a ras del suelo, porque permite trabajar en espacios amplios y gracias a la capacidad que posee de limpieza de espontáneas en lugares de difícil acceso para una motoazada como pueden ser bordes, lindes y alcorques.
Una desbrozadora es una máquina que está compuesta por un motor bajo una carcasa, una barra de aproximadamente un metro de longitud dependiendo del modelo, una manillar para manejarla, un protector y, bajo este, las cuchillas o los hilos de corte. Para usar adecuadamente la desbrozadora, es necesario utilizar un arnés para colgarte la maquina, guantes y ropa de trabajo, así como, muy importante, un visor de protección por los posibles restos que pueden salir disparados a la cara.
Podemos encontrar dos tipos de desbrozadoras en función de la energía que utilizan para funcionar. Las desbrozadoras de gasolina son más antiguas y, además de las partes mencionadas, poseen un depósito para el combustible junto al motor. Se considera que tienen más potencia de corte y son capaces de desbrozar la hierba más resistente. En contra de su uso está que liberan gases contaminantes a la atmósfera y, según comentarios de usuarios, con este tipo de desbrozadoras siempre debes tener gasolina y aceite especial para hacer la mezcla lo que implica más gasto e incomodidades.
En otro lado tenemos las desbrozadoras eléctricas, las cuales aunque pudiera parecer que poseen menos potencia de corte, lo cierto es que en los últimos años los fabricantes las han desarrollado y ya no tienen nada que envidiar en este aspecto a las de gasolina. Con las desbrozadoras eléctricas nos evitamos todos los inconvenientes de gases tóxicos y tener que hacer mezclas.
Las desbrozadoras eléctricas no poseen depósito de gasolina pero pueden tener una batería de litio o un cable para fuente de alimentación. Estás últimas son más económicas, pero tienes la limitación de necesitar un enchufe para conectarlo y cables de alargadera para poder llegar más lejos. Las desbrozadoras a batería, aunque son más caras, no tienen este inconveniente y puedes acceder a cualquier lugar sin tener que estar a expensas de la longitud del cable.
Te puede interesar:

Feedback en redes sociales:
También puedes leer:
Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

2 comentarios:

  1. Muy útil este post. Antes solía quitar todas o casi todas que salían por el jardín. De un tiempo a esta parte estoy dejando algunas si su emplazamiento no molesta a otras plantas y francamamente muchas de ellas tienen su encanto y lucen bien.
    Un abrazo amigo José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliminar las hierbas espontáneas es algo opcional y, si ampliamos nuestra idea de "jardín bonito", pueden encontrar su lugar para dar valor ornamental. Pero independientemente de si las dejamos o no, es necesario un mantenimiento y es mejor para ello contar con las herramientas apropiadas. Un saludo Juan.

      Eliminar