Publicidad

7 de abril de 2020

Cómo se transforman restos orgánicos en compost

La materia orgánica son los restos animales, vegetales y los productos de residuo de ambos que se encuentran en diferentes estados de descomposición en el suelo. Un material imprescindible para mantener una correcta estructura del suelo. El compost es la elaboración de materia orgánica realizado por el jardinero, que acelera el proceso natural para incorporarlo al suelo.
Elaboración de compost
Elaboración de compost 
Imagen de Antranias en Pixabay


La transformación de restos orgánicos en compost se realiza en diferentes fases y en cada una de ellas intervienen procesos biológicos que vamos a analizar. La materia orgánica resultante de este proceso nos dejará como resultado un material que al incorporar al sustrato donde cultivamos las plantas nos proporcionará una serie de beneficios que ya vimos en el artículo ¿Por qué las plantas necesitan materia orgánica?.
Para empezar debemos desterrar la idea de que el compost es una sustancia putrefacta, pues en realidad se trata de un material que obtenemos mediante un proceso de fermentación. Igual que ocurre de manera natural en un bosque, donde los restos orgánicos que acaban en el suelo se van estratificando, transformándose en un sustrato nuevo rico en nutrientes para las plantas.
Cuando elaboramos compost para nuestro espacio verde lo que hacemos es acumular restos orgánicos en un contenedor estableciendo una serie de capas estratificadas en función de la antigüedad de incorporación. En la fermentación y descomposición de los restos intervienen principalmente bacterias específicas para esta función, pero podemos añadir aceleradores de este fenómeno que en realidad son los mismos microorganismos que se han producido y comercializado. Otros organismos que intervienen en el compostaje son hongos, protozoos, lombrices, hormigas, caracoles y cochinillas.
Es recomendable que cada cierto tiempo se mezclen las capas de restos más antiguas con las nuevas para fomentar que las bacterias se vayan incorporando a los estratos nuevos y crear un ciclo continuo. Durante los aproximadamente nueve meses que tarda en transformarse los restos orgánicos en compost, el proceso de fermentación va a liberar calor de la masa acumulada.
Fases del compostaje:
Al inicio de la fase uno tenemos los materiales frescos, sin apenas descomponer y a temperatura ambiente. Las bacterias empiezan a ejercer su actividad y multiplicarse, liberando formas sencillas de carbono, como azúcares, y nitrógeno. En esta fase los restos deben tener humedad adecuada. Poca humedad hará que el proceso se ralentice, mientras que un exceso de humedad dificultará la oxidación de la materia y provocando putrefacción, por eso es conveniente remover los restos para que entre aire.
En la fase dos se produce la degradación de formas más complejas de carbono, como la celulosa y la lignina, así como, el nitrógeno se transforma en amoniaco. En esta fase se produce el mayor aumento de temperatura, provocando un proceso de higienización que acaba con los microorganismos patógenos. En esta fase es también adecuado remover frecuentemente para facilitar la entrada de oxigeno.
Finalmente entramos en la fase tres de enfriamiento y maduración del compost. Cuando desciende la temperatura del material, se produce la degradación final de celulosa y lignina restante. El producto obtenido se deja madurar durante meses.
Pasado el tiempo de elaboración de compost, todas las sustancias ya se han convertido en mantillo. Este producto se pasa por un tamiz para separar elementos no degradados e inútiles para el suelo. Una vez listo es utilizado para enriquecer y fertilizar el sustrato de espacios verdes y macetas.
Los organismos que han intervenido en el proceso de compostaje lo que han hecho es la oxidación de los restos y nosotros lo que hacemos es el control del proceso biológico. El compost obtenido, para que sea correcto, debe presentar aspecto mullido y libre de malos olores.
Te puede interesar:

Sígueme en:
También puedes leer:
Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. Un interesante post amigo José luis muy instructivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existe un micro mundo en nuestro espacio verde que es digno de estudio y del que podemos obtener importantes beneficios si sabemos como hacerlo. Un abrazo Juan.

      Eliminar
  2. Hola José Luis. Muy interesante y bien explicado. Hace ya bastante tiempo que lo hago, pero hay cosas que no sabía, así que muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar