Publicidad

5 de mayo de 2020

Hojas grandes

Monstera, alocasia, aralia,…, son algunos ejemplos de especies de plantas que cultivamos normalmente en interior y que poseen una característica amplia superficie foliar. En diseño de espacios verdes no deja de ser un elemento diferenciador y, desde el punto de vista del bienestar en el hogar, suponen una ventaja porque son capaces de crear una atmósfera conciliadora con el medio natural.
Hoja de monstera
Hoja de monstera


Estas plantas de hojas grandes en su medio natural crecen en zonas sombrías, bajo plantas más altas que le ocultan la luz, y con una elevada humedad ambiental que ejerce presión al agua que circula en su interior. Necesitan una amplia superficie foliar que les permita captar toda la luz posible y realizar la fotosíntesis, proceso sin el cual no podrían convertir la energía de la luz solar en energía química o nutrientes, así como, mecanismos que le permitan regular la entrada y salida de agua.
Además, las condiciones climatológicas naturales mantienen a las plantas de hojas grandes bajo temperaturas altas que ellas mismas regulan para enfriarse. Han desarrollado un mecanismo que refrigera la planta de manera que la gran hoja exuda agua. Un proceso en muchos casos observable en forma de pequeñas gotas resbalando por el borde del haz.
Este proceso vegetal se llama intercambio gaseoso y curiosamente es el inverso a la fotosíntesis porque se capta oxígeno y se desprende dióxido de carbono. Se produce gracias a órganos de las hojas llamados estomas, los cuales regulan la salida y entrada de oxigeno, dióxido de carbono y los flujos de agua desde el interior de la planta hasta el aire del medio exterior.
Los estomas son dos células cóncavas unidas en los extremos y que en su interior dejan un minúsculo orificio llamado ostíolo. Las células cóncavas poseen la capacidad de abrir y cerrar el ostíolo creando un efecto de fuelle y de esa manera se permite o prohíbe la entrada de gases. Estos últimos, se acumulan normalmente en una cavidad debajo de la epidermis de la hoja llamada cámara subestomática. La contracción y apertura de los estomas contribuye a realizar un efecto de bombeo de agua que permite la circulación por el interior de la planta y la regulación de salida al exterior.
Las hojas grandes son uno de los grandes atractivos del diseño de interior con plantas, pero para poder cultivarlas en casa es necesario tener en cuenta algunos aspectos que necesitan para un correcto mantenimiento.
En primer lugar, si queremos hojas grandes les debemos proporcionar un gran espacio, por eso debemos buscar un lugar en casa adecuado para ellas. Otro aspecto importante cuando se cultivan en macetas es hacer hincapié en que necesitan una buena iluminación dentro de casa. En ausencia de luz natural, las plantas con hojas grandes se repliegan incorrectamente y las que están abiertas se empiezan a caer.
Debido a su enorme capacidad de bombeo de agua del interior de la planta al exterior, el sustrato pierde rápidamente su contenido de agua. Por este motivo y porque es importante mantener la humedad ambiental alta, es recomendable mantener constantemente el plato de la maceta con agua. También podemos mantener la humedad de las hojas pasando un trapo húmedo todas las semanas, lo cual además nos ayuda retirar el polvo que se acumula en las hojas y que es otra de las actividades de mantenimiento que debemos realizar.
Poseer plantas con hojas grandes es un oportunidad para aumentar el valor ornamental de diseño interior y, de paso, nos ayuda a mejorar la atmósfera que respiramos en casa, pues el intercambio gaseoso y el flujo de agua está realizando una labor de filtrado del aire del que nos estamos beneficiando.

Hoja de alocasia
Hoja de alocasia 
Imagen de sandid en pixabay

Sígueme en:
También puedes leer:
Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. He tenido en interior algunas de ellas y francamente se adaptan bastante bien amigo José Luis. El artículo como siempre es estupendo. En las Calas se aprecia muy bien en sus hojas cuando exudan agua.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso se ve como sale el goteo en las hojas de la monstera que tengo y que ha sido la fuente de inspiración para escribir este artículo. Un abrazo Juan.

      Eliminar
  2. Buenísima información Jose Luis, yo tuve una Monstera en casa hace unos años que sobrevivió a una dura mudanza pero que su nueva casa siendo ella enorme a los años se me fue poniendo fea y fea y no pude recuperarla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las plantas, incluso como individuo único, son super sensibles a los cambios y dentro de la misma casa también. Te lo comento por experiencia propia. Los cambios pueden resultar fatales por llevarlas a una corriente aire o zonas con menos intensidad luminosa que nosotros no somos capaces de detectar. Un abrazo Raúl.

      Eliminar