Publicidad

4 de febrero de 2021

La dicotomía del tomate

 

En botánica encontramos infinidad de dicotomías. La más intuitiva es la bifurcación de un tallo o una rama que encontramos en arbustos o árboles. Esta es la definición científica, claro. Pero también podemos descubrir que en el mundo vegetal existe una dicotomía más abstracta, una separación en conceptos, géneros y, por supuesto, especies.

Flor de Solanum rantonnetti ahora Lycianthes rantonnetti

Flor de Solanum rantonnetti ahora Lycianthes rantonnetti

De una misma planta vemos como encontramos múltiples bifurcaciones o versiones, con sus respectivas diferencias, que conforman familias vegetales. Una estructura que se asienta sobre una base común que se va separando, retorciendo y creciendo para llegar a encontrar en un mismo género vegetal un cultivo, una mala hierba o una planta ornamental entre otras muchas plantas más.

Entrando de lleno en el género Solanum, descubrimos un conjunto de hierbas, arbustos y trepadoras con multitud de similitudes botánicas porque son familia y, al mismo tiempo, diferencias porque son especies distintas que darían para escribir un tomo entero de la extinta, en papel, Enciclopedia Británica. Patata, berenjena,…, y, por supuesto la planta sobre la que nos vamos a centrar, el tomate. Un género vegetal que constituye en gran medida parte de nuestros hábitos alimentarios.

Te puede interesar:


Comenzamos la dicotomía, la primera bifurcación, con Solanum lycopersicum el tomate cuya baya de color rojo nos comemos, ya sea fresco en una ensalada o procesado añadido en un plato de espaguetis. S. lycopersicum es una planta herbácea anual que posee un tallo cilíndrico cubierto de una importante capa vellosa. Cuando la planta es joven, el tallo es erguido, pero a medida que su inflorescencia de flores amarillas realizan la polinazación y van apareciendo los frutos, el peso hace que la mata se curve y el tallo se vuelve anguloso. El tomate era un alimento ampliamente consumido por las culturas precolombinas pero tras el descubrimiento de América, de donde es originario, se distribuyó hasta Europa primero y a través de Filipinas llegó hasta Asia después.

La siguiente dicotomía es Solanum nigrum, una hierba espontánea que representa todo lo contrario que el tomate de consumo. Para empezar su origen es inverso, proviene de Eurasia pero se ha propagado silvestre prácticamente por todo el mundo. Y aunque crece de manera natural en lugares degradados, es una hierba que provoca daños a los cultivos debido a su persistencia, a que florece y fructifica todo el año, así como, a su rusticidad frente a muchas condiciones adversas. En agricultura se le conoce como tomate negro porque sus bayas, que son más pequeñas que el tomate para consumo, cuando alcanzan la madurez son de ébano.

Pero también encontramos el aspecto ornamental dentro del género vegetal y la siguiente dicotomía que descubrimos es Solanum rantonnetti. Bueno, y en este caso la bifurcación es incluso mayor porque aunque sigue relacionada con el género Solanum, recientemente los botánicos le han otorgado un nuevo género llamado Lycianthes. En cualquier caso, se trata de un arbusto de hoja perenne, a veces cultivado casi como trepadora, que en verano nos presenta una tupida floración con llamativas flores con pétalos de color azul y el centro de color amarillo.

Es una planta usada con frecuencia en jardinería de espacios verdes, en especial en zonas de clima templado y costeras donde se hace fuerte y es resistente. Una dicotomía, una bifurcación más de un grupo de plantas que ha llegado a nuestra mesa, aparece en ocasiones como mala hierba y puede llegar a ser sumamente ornamental en algunas de sus especies.

También puedes leer:

El prisionero del tiempo

Rosa, margarita, gardenia y clavel ¿Qué significan estas flores?

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

6 comentarios:

  1. Todas las plantas están llenas de datos o estudios realizados sumamente curiosos y que en la mayoría de casos son de una extraordinaria importancia.
    Un bello e interesante artículo amigo José Luis.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aún quedan muchas bifurcaciones más en las que adentrarse. Y eso que en este caso hablamos de un único género, imagina ampliar a toda la ciencia de la botánica. Un saludo Juan.

      Eliminar
  2. Estupendo articulo José Luis. Es muy interesante. Muchas gracias. Feliz fin de semana. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Excelente articulo José Luis!
    Me gusto mucho la foto también.
    Um fuerte abrazo de Adriana de Real Gramas

    ResponderEliminar