Te puede interesar:

10 de febrero de 2021

Polinización por vibración

 

Se acerca la primavera, el resurgir de la mayoría de las flores y con ello el pulular de muchos insectos. La polinización es un proceso natural que consiste en la transferencia de polen desde los estambres hasta el estigma, o lo que es lo mismo, el órgano receptivo de la flor donde se produce el encuentro entre el polen y el ovulo dando como resultado la fecundación que finalmente se traducirá en producción de semillas y frutos.

Polinización en una flor de cardo

Polinización en una flor de cardo

Imagen de Nel Botha en Pixabay

Este mecanismo de fecundación de las plantas, que leído así puede parecer sencillo, con algunas plantas puede complicarse. Concretamente, en aquellas especies vegetales cuyas flores presentan anteras especializadas con un pequeño poro donde los insectos no pueden entrar y solo se permite la salida de polen. Un mecanismo que utilizan las plantas para limitar la auto fecundación y que exista la posibilidad de aumentar el vigor de las futuras plantas descendientes.

Los insectos polinizadores también tienen que ser específicos. No todos pueden llevar a cabo esta función que supone la fecundación de un porcentaje elevado de especies vegetales, pues para realizar la polinización por vibración o zumbido los insectos deben realizar una vibración determinada que provoca la salida del polen por el poro de la antera. Esta labor de polinización por vibración esta reservada a abejorros y un cierto tipo de abejas.

Llegar a este tipo de consonancia entre insectos y flores es gracias a un proceso coevolutivo donde las flores de estas plantas evolucionaron a unas anteras con una arquitectura singular y, a su vez, los abejorros desarrollaron una anatomía concreta, así como, un tipo de movimiento que permitía extraer el polen de las flores de este tipo de plantas.

Te puede interesar:


Esto ha provocado una situación natural en la que se ha creado una especie de “club privado” donde estos insectos selectos pueden acceder a una alimentación exclusiva, que además les confiere una ventaja con respecto al resto de insectos. Si visualizamos una pradera en primavera, toda llena de flores, veremos muchos insectos pugnando por llevarse el mayor polen posible. Los abejorros escapan de esta competencia porque tienen una serie de flores a los que solo ellos pueden acceder y arrebatarles el polen. La exclusividad que proporciona la polinización por vibración es tal que incluso solo ciertos tipos de abejas pueden realizarla.

Quizás pienses que esto no va mucho contigo, pues sigue habiendo un gran número de flores e insectos que continúan realizando otros tipos de polinización. Pero lo cierto es que muchos de los cultivos de los que nos alimentamos dependen de los abejorros para poder ser polinizados y que den sus frutos. Es más, como el número de abejorros se ve afectado por el uso de insecticidas, el cambio climático y la actividad humana, es necesario la suelta de nuevos individuos criados en laboratorio para poder completar la población necesaria para realizar la polinización por vibración.

Y como lo mejor es observar este proceso para poder ver con claridad en que consiste, termino este artículo con un vídeo de Deep Look que nos muestra la polinización por vibración o zumbido realizada por abejorros.




También puedes leer:

Una selección de jardines japoneses en Kyoto maravillosa

Serpentine Gallery Pavilion 2011

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. Estupenda la información amigo José Luis y bien rematada con ese precioso vídeo. El abejorro de la foto del cardo esta bien saturado de polen.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El abejorro cumpliendo a la perfección su función XD.

      Un abrazo Juan.

      Eliminar
  2. Me encanta José Luis, maravillosa explicación. Lo insectos son lo que más echo de menos en invierno. Son curiosos e interesantes. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que tenemos en común, a mi también me han fascinado los insectos desde que era niño. Un abrazo Lola.

      Eliminar