Te puede interesar:

23 de junio de 2021

4 casas de cristal muy ornamentales

 

Los invernaderos nos permiten cultivar plantas de latitudes lejanas, pues sirven de protección o, incluso, es posible aislarlos y crear en su interior un espacio que cubra las necesidades climáticas del lugar. Los invernaderos puede que no sean exclusivos de los jardines botánicos, pero el carácter investigador de estos singulares espacios verdes ha propiciado que en ellos encontremos algunos de los invernaderos más espectaculares que existen. Y como se emplea material transparente para construirlos, es por eso que reciben el nombre de casa de cristal.

Interior de la estufa de Graells o de las palmas del Jardín Botánico de Madrid

Interior de la estufa de Graells o de las palmas del Jardín Botánico de Madrid

Vamos a hacer un recorrido por cuatro de los invernaderos más ornamentales y que se encuentran en jardines botánicos, los cuales gracias a tener función divulgativa pueden visitarse.

Casa de cristal del jardín Botánico de San Petersburgo

Constituyen un conjunto de hasta veinticinco invernaderos con una antigüedad de casi dos siglos, pues fueron construidos nada menos que en 1824. Contaba desde sus inicios con un catálogo de 6367 especies de plantas, pero durante la Segunda Guerra Mundial la mayoría desparecieron quedando solo 861. La colección de especies se ha recuperado en la actualidad y destaca el nenúfar de hojas de Victoria amazonica que se encuentra en el invernadero de plantas acuáticas.

Te puede interesar:


La casa templada de Kew Garden

Es la estructura fabricada con estructura en hierro y placas de cristal más grande que se conservan en el Jardín Botánico de Kew en Londres. Es un invernadero con un estilo arquitectónico englobado dentro de la corriente artística victoriana y consta de un salón central que contiene la colección árboles subtrópicales y palmeras, así como, dos pabellones octagonales cultivando el que da al sur vegetación africana, mientras que el pabellón que da al norte contiene plantas de procedentes de Oceanía.

La gran casa tropical del Jardín Botánico de Berlín

Estamos ante el invernadero más grande del mundo. Con veinticinco metros de altura, la estructura de la gran casa tropical se sostiene sobre arcos de acero y esta revestido de vidrio. Es una construcción que desde que se realizó entre 1905 y 1907 ha sufrido algunos avatares, incluido un incendio, pero que se encuentra totalmente operativo en la actualidad, pues las restauraciones que ha recibido se han visto favorecidas por el desarrollo de la tecnología en la arquitectura. En su interior se observa como crecen bambúes enormes.

El invernadero art nouveau del Jardín Botánico de Buenos Aires

Englobado dentro de la corriente artística del modernismo, que tuvo lugar durante La Belle Époque al final del sigo XIX y principios del siglo XX, encontramos el mayor de los invernaderos del Jardín Botánico de Buenos Aires. Premiado en la Exposición Universal de París de 1900, contiene una colección de más de 2500 plantas tropicales entre las que destacan bromelias y helechos, y es considerado la única casa de cristal de estilo art nouveau que se conserva en el mundo.

Nenúfares gigantes Jardín Botánico de San Petersburgo

Nenúfares gigantes Jardín Botánico de San Petersburgo 

Imagen de Vladimir Ivanov en wikimedia commons

La casa templada de Kew Garden

La casa templada de Kew Garden 

Imagen de Johm Vincent en flickr

La gran casa tropical del Jardín Botánico de Berlín

La gran casa tropical del Jardín Botánico de Berlín 

Imagen de Axel Mauruszat en wikimedia commons

Invernadero art nouveau del Jardín Botánico de Buenos Aires

Invernadero art nouveau del Jardín Botánico de Buenos Aires 

Imagen de Maximiliano Buono en flickr

También puedes leer:

Qué características debe tener la mejor mesa de cultivo

La comunidad del huerto

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. Hola José Luis. Maravillosa entrada. Me encantaría tener una casita de cristal y plantas maravillosas, pero creo que tendré que conformarme con disfrutarlas aquí. Muchas gracias y un enorme abrazo. Que tengas un feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes la suerte de disfrutar un entorno maravilloso y eso esta muy bien.
      Un abrazo, Lola. Feliz verano.

      Eliminar
  2. Un poco tarde, pero llegamos. Siempre he tenido en mente construir o comprar un pequeño invernadero o casita de cristal, pero es un proyecto de los que se quedaron por realizar. Ahora ya le tengo un poco olvidado y no lo llevaré a cabo entre otras cosas también por falta de espacio y por edad, así pues, me quedé y quedaré con las ganas de llevar a cabo ese proyecto. Siempre me han fascinado.
    Un abrazo amigo y buen verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Juan, siempre nos queda poder visitar y disfrutar de los invernaderos de los jardines botánicos que poseen colecciones botánicas muy notables.
      Un saludo y feliz verano.

      Eliminar