14 de junio de 2022

El progreso de la polilla

 

Geranio y gitanilla, género Pelargonium, estaremos de acuerdo que durante décadas ha engalanado múltiples alféizares de ventanas. Flor reina indiscutible del Festival de los Patios de Córdoba, en muy pocos años ha visto algo mermada su belleza por el progreso de la polilla del geranio.

Polilla del geranio

Polilla del geranio 

Imagen de Gilles San Martin en flickr

Cacyreus marshalli, pertenece a la familia de insectos de los lepidópteros donde se encuentran incluidas mariposas y polillas. En su estado de larva (oruga) causa estragos a las matas de geranio.

La larva es de color verde y es un insecto perforador. Es decir, que las pequeñas orugas se introducen en el pedúnculo de la flor para alimentarse de la savia que recorre la planta y van dejando una serie galerías por tallos y hojas.

¿Cómo llegan las orugas hasta ahí? Pues son las polillas progenitoras las que dejan los huevos principalmente en los flores de geranio y, cuando se dan las circunstancias, eclosionan realizando todo el daño.

Te puede interesar:


Los orificios de entrada en la planta se observan inicialmente, al igual que la carcoma, como un diminuto agujerito localizado normalmente en el pedúnculo de la flor. Cuando la oruga crece, afecta a otros órganos de la planta y los agujeros son mayores.

Las larvas de C. marshalli son difíciles de ver por su color y porque se ocultan en el envés de las hojas. Muchas veces se detecta que la planta de geranio se ha visto afectada cuando se observan orificios de entrada, por galerías que dejan y por tallos ennegrecidos. Todo esto cuando ya han pasado días del ataque y un poco tarde para el geranio.

Flor de geranio

Flor de geranio

Estas circunstancias nos lleva a otra pregunta ¿Cómo es posible que una polilla que se introdujo en los años 80 haya progresado tan rápido?

Recordemos que las plantas de la misma zona climática son susceptibles de vivir sin problemas en cualquiera de las partes del mundo donde exista el mismo ambiente. El clima mediterráneo lo encontramos tanto en la zona que baña el mar del que recibe el nombre, así como en California, Chile, sur de África y parte de Australia.

Las plantas de geranio, que fueron introducidas en Europa en el siglo XVII, provienen del sur de África y ya sabemos que se adaptaron a vivir aquí estupendamente bien por provenir del mismo ámbito climático.

Oruga verde

Oruga verde 

Imagen de Fuente la Teja en flickr

Lo que ocurre es que, al igual que las plantas, los insectos de la misma zona climática también son susceptibles de adaptarse a las otras partes del mundo de mismo clima, más aún si encuentran su alimento natural en abundancia y en cultivos con tradición de cientos de años.

Cacyreus marshalli viajó de manera accidental desde su hábitat natural en el sur de África a inicio de los 80’s y encontró un lugar con el mismo ambiente de donde procedía, repleto de comida y con ausencia de enemigos naturales.

El resto del progreso de la polilla se resume en que los insectos, a diferencia de los humanos, pueden tener hasta siete generaciones en un mismo año y si, además, entre esos individuos existe uno con una adaptación favorable a nuevas circunstancias (insecticidas, polución, viento, etc,.), procreará trasmitiendo esta resistencia a su descendencia.

Oruga perforando un tallo

Oruga perforando un tallo 

Imagen de Pedro Requena Diaz en flickr

Quizás la solución para controlar esta plaga resida en las circunstancias que provocaron el éxito del progreso de la polilla del geranio. Es decir, introducir los depredadores naturales del mismo hábitat de esta oruga verde y esperar que actúen. Mientras tanto, será necesario seguir con las técnicas de control de plagas que empleamos en el jardín.

También puedes leer:

Botánica y geometría fractal

6 especies de geranios que te van a gustar

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

6 comentarios:

  1. mira que llevamos ya años con pesticidas y no se acaba con ellas, si no que cada vez hay más gentileza de la golbalizacion, cambio climatico etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es complicado controlar estas situaciones de plagas que se desproporcionan, pero existen opciones y, si no eliminar, al menos mantener a raya.
      Un saludo, Mario.

      Eliminar
  2. Estimado José Luis, quería comentar contigo que en la entrada de esta semana que cumple mi blog 7 años de dedicación a las plantas, he creído conveniente anunciarte, entre otros. Si no lo estimaras oportuno no tienes más que comunicármelo y lo retiraría inmediatamente.
    Un saludo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ningún problema, Juan.
      Un saludo y enhorabuena por el aniversario de tu blog.

      Eliminar
  3. Como odio esta polilla!!! Por su culpa ya no cultivo geranios. Con lo bonitos que son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es necesario tener mucha paciencia 😅

      Un abrazo, Mónica.

      Eliminar