27 de octubre de 2022

9 hojas en otoño

El otoño lleva con nosotros algunas semanas y ya se empieza a notar en el jardín. En especial se nota en las plantas de hoja caduca, pues van cambiando su coloración folial dejando hermosos paisajes policromáticos.

Bosque de robles

Bosque de robles 

Imagen de Javier Pais en flickr

Atrás va quedando la hegemonía del verde provocada por la clorofila, el pigmento encargado de este color en las plantas.

Otros pigmentos entran en acción durante el otoño y suya es la función de mostrarnos hojas marrones, amarillas, naranjas y rojas.

Con el paso de los días las hojas van cambiando de color y se mantienen en las ramas hasta que finaliza el proceso de abscisión. Esto provoca que podemos admirar árboles y arbustos de colores cálidos en otoño.

Te puede interesar:


En este artículo te mostramos un listado de especies vegetales cuyas hojas destacan por su colorido en esta estación del año.

Castaño (Castanea sativa)

El castaño común es un árbol conocido por su fruto, el cual ha sido una importante fuente de alimento en regiones del sur de Europa. Las hojas son bastante grandes, alargadas, aserradas, con la base redondeada pero acabadas en punta. Son doradas en otoño.

Hojas de castaño

Hojas de castaño 

Imagen de H.P. Brinkmann en flickr

Liquidámbar (Liquidambar styraciflua)

Uno de los árboles típicos para dar color en otoño al jardín e, incluso, en alineaciones para calles. Las hojas son palmeadas, lobuladas y bastante grandes; hasta 20 centímetros de longitud. En esta época adquieren una tonalidad brillante naranja, roja y púrpura.

Hoja de liquidambar

Hoja de liquidambar 

Imagen de Daniel Arrhakis en flickr

Roble (Quercus robur)

La hoja de roble como concepto ha transcendido la jardinería y es una de las que más evocamos en nuestro subconsciente como hoja de árbol. La encontramos en infinidad de representaciones artísticas y es una hoja de tamaño medio, simple en su forma y con el borde ligeramente lobulado.

Hojas de roble empiezan a cambiar de color

Hojas de roble empiezan a cambiar de color 

Imagen de Mr. Porse en flickr

Álamo negro (Populus nigra)

Muy común en la Península Ibérica formando bosques en galería y es que el uso de su madera para vigas en la construcción propició esta práctica agroforestal. Como ornamental ha sido empleado desde antiguo y por ello presenta una considerable distribución en el mundo.

Bosque de galería formado por álamos

Bosque de galería formado por álamos 

Imagen de Carlos Calamar en flickr

Haya (Fagus sylvatica)

Es un árbol de crecimiento lento que puede llegar a vivir 250 años y cuando crece en comunidad forma bosques llamados hayedos. Las hojas son simples, el peciolo es corto y el limbo es de forma oval. Son de color amarillo anaranjado en otoño.

Hoja de haya

Hoja de haya 

Imagen de Ángel Hernansáez en flickr

Acer palmeado (Arce palmatum)

En este caso hablamos del que probablemente es el arbusto más destacado en el jardín en otoño. Proveniente de Japón y de Corea del Sur, se cultiva como planta ornamental en espacios verdes de regiones templadas del mundo. Las hojas en esta época son de color rojo intenso, pudiendo variar a una tonalidad ligeramente púrpura.

Hojas de acer

Hojas de acer 

Imagen de Mark McNestry en flickr

Olmo de montaña (Ulmus glabra)

A diferencia de otras especies de olmo, Ulmus glabra habita de manera natural en el centro y norte de Europa. No obstante, es posible encontrarlo en parques y jardines de la Península Ibérica. Las hojas son simples, alternas y aserradas.

Hoja de olmo en el suelo

Hoja de olmo en el suelo 

Imagen de Andreas Rockstein en flickr

Majuelo (Crataegus monogyna)

El majuelo es cultivado en ornamental como un arbusto o como un pequeño árbol. Pertenece a la misma familia que las rosas, por eso es posible encontrar similitudes entre los órganos de ambas plantas. Las hojas son pequeñas, ovaladas y profundamente lobuladas.

Hojas de majuelo volviéndose doradas

Hojas de majuelo volviéndose doradas 

Imagen de Teresa Grau Ros en flickr

Fresno de flor (Fraxinus ornus)

Este es un árbol de jardín cultivado especialmente por su floración pero, además, es muy disfrutable su coloración otoñal. Las hojas son opuestas en pares, pinnadas y con hasta 9 folíolos. Éstos son ovalados y ligeramente aserrados en el borde.

Hojas de fresno de flor

Hojas de fresno de flor 

Imagen de Salomé Bielsa en flickr 

También puedes leer:

Flores de otoño

Color otoñal en el arboreto Westonbirt

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario