24 de noviembre de 2022

8 flores de nenúfar que te van a gustar

 

Las plantas que viven en el agua son quizás de las más olvidadas del jardín. Y eso que algunas como el nenúfar o lirio de agua posee una de los flores más hermosas, así como famosa, en el mundo de la jardinería.

Flor de nenúfar

Flor de nenúfar 

© Francois Decaillet

Claro que para poder cultivarla es necesario proporcionarle un hábitat apropiado. Es decir, que necesita de un medio acuático para progresar.

¿Qué tipo de plantas encontramos en un estanque? Hay tres en función de su localización con respecto a la lámina de agua.

Te puede interesar:


Están las plantas sumergidas, que cumplen una importante función porque proporcionar oxígeno bajo el agua lo que favorece la proliferación de otros seres vivos.

También tenemos las plantas marginales, que son las que se plantan en la orilla del estanque y que realizan una función de filtrado de partículas del agua.

Por fin, tenemos las plantas acuáticas que son las que flotan en el agua y que realizan ambas funciones de oxigenación y filtrado.

Estanque con nenúfares

Estanque con nenúfares 

© Colour your Life

A este último tipo de plantas pertenece el nenúfar o lirio de agua (Nymphaea spp.), que es un género de plantas que tiene una distribución muy cosmopolita.

Muchas de sus especies se cultivan como planta ornamental por la belleza de su flor antes comentada. Valor ornamental que ha legitimado el desarrollo de algunos cultivares insignes de esta flor.

Es descrita como una hierba perenne con rizoma simple o ramificado. Las hojas son muy amplias, redondas y crecen de las raíces.

Hojas de nenúfar

Hojas de nenúfar 

© jam343

Las flores emergen del agua o flotan sobre ella y son polinizadas por insectos. Los escarabajos tienen especial predilección por la flor de nenúfar.

¿Cuál es el mantenimiento que necesita el nenúfar? Se resumen en tener cuidado al manipular las raíces en la plantación y mantener el agua limpia de restos orgánicos en descomposición flotando.

Además, tener presente que es una planta de clima cálido y no le gusta el frio, aunque esto depende de la especie. Necesita una gran exposición luminosa.

En este artículo hacemos una selección de plantas del género Nymphaea que seguro te van a gustar.

Loto egipcio (Nymphaea lotus)

El loto egipcio empezó a comercializarse en viveros en 1802, pero hay constancia de su uso como planta ornamental en el Antiguo Egipto. Es apreciado por su flor y por su rusticidad, pues es capaz de sobrevivir períodos secos gracias a su rizoma.

Loto egipcio (Nymphaea lotus)

Loto egipcio (Nymphaea lotus) 

© Bernard Dupont

Nenúfar mexicano (Nymphaea mexicana)

Procede del sur de Estados Unidos y México. Es el nenúfar estrella amarilla en referencia a la forma y el color de la flor. Aparece en verano, aunque en los lugares más cálidos también florece en primavera y otoño.

Nenúfar mexicano (Nymphaea mexicana)

Nenúfar mexicano (Nymphaea mexicana

© Oriol Gascón i Cabestany

Nenúfar blanco (Nymphaea alba)

Llamado también lirio de agua es la especie del género Nympahaea más común en jardines. La flor posee numerosos estambres rodeados de pétalos color blanco, aunque los cultivares pueden tener otros colores. Planta amenazada en su hábitat natural.

Nenúfar blanco (Nymphaea alba)

Nenúfar blanco (Nymphaea alba) 

© Linda De Volder

Lirio de nieve (Nymphaea candida)

En ocasiones es catalogada como una subespecie de N. alba, pero con la virtud de prosperar al norte. Es más, se ha convertido en el nenúfar más popular en países nórdicos. En Finlandia recibe el nombre de lirio de nieve.

Lirio de nieve (Nymphaea candida)

Lirio de nieve (Nymphaea candida) 

© Polybert49

Nenúfar azul (Nymphaea caerulea)

Es otra especie del género que procede del Antiguo Egipto, aunque se distribuyó desde muy temprano por India y Tailandia. Destaca por su hermosa flor azul y por su aroma, motivo por el que la planta se usa en perfumería.

Nenúfar azul (Nymphaea caerulea)

Nenúfar azul (Nymphaea caerulea) 

© Bill Froberg

Nenúfar peludo (Nymphaea pubescens)

Llamada así porque bajo las hojas tiene pelillos. Sin embargo, esta característica de la especie no se ve cuando observas la planta desde arriba. Lo que si se aprecia a simple vista son sus flores, algunas de un rosa muy intenso.

Nenúfar peludo (Nymphaea pubescens)

Nenúfar peludo (Nymphaea pubescens) 

© Diana Robinson

Nenúfar gigante (Nymphaea gigantea)

Nenúfar o lirio de agua que procede de Australia y Nueva Guinea y que fue introducido en Europa en 1852. Tiene las flores muy grandes, pudiendo llegar a una dimensión de 25 centímetros. Son de color blanco azulado.

Nenúfar gigante (Nymphaea gigantea)

Nenúfar gigante (Nymphaea gigantea) 

© novofotoo

Nenúfar enano (Nymphaea thermarum)

Es el nenúfar más pequeño clasificado hasta la fecha. Fue descubierto en 1987 cuando ya se deba por extinto y pudo propagarse por semillas en el Real Jardín Botánico de Kew. Hoy en día se puede observar en jardines botánicos.

Nenúfar enano (Nymphaea thermarum)

Nenúfar enano (Nymphaea thermarum) 

© pilot_micha

También puedes leer:

6 especies de madreselva que te van a gustar

Estos son los árboles que ensucian más

Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario