Anuncios

7 de marzo de 2011

COMO COLOCAR CÉSPED EN TEPE


En la actualidad se realiza con frecuencia la implantación de la pradera de tepe frente a la siembra de pradera convencional.
Pero, ¿qué es el tepe?
Placa de Tepe colocada en el jardín

El tepe es el césped sembrado en un campo de cultivo, pero cuando alcanza la madurez adecuada es extraído del terreno de cultivo en forma de placas rectangulares. Éstas se enrollan para su transporte y colocación en un lugar distinto donde se cultivó.
Las placas rectangulares de tepe que adquirimos para colocarlo en nuestro jardín presentan una superficie de 1 m2, y un espesor de 4/6 cm, incluida la parte proporcional de tierra unida a las raíces.

Ventajas de la implantación de tepe
La colocación de tepe nos reporta una serie de ventajas: tendremos inmediatamente una pradera formada en nuestro jardín, asimismo, tendremos menos riesgos de enfermedades, aparición de malas hierbas, o posibles problemas en la germinación.
Además, en aquellos lugares con veranos calurosos donde no se recomienda realizar la siembra de césped en esta época, evitamos que éste se seque en la nacencia al encontrarse el césped en la madurez.
Todas estas ventajas compensan el mayor coste que supone la implantación de tepe, siendo unas tres veces más que la siembra tradicional, asimismo, no debemos olvidar realizar la colocación del tepe en un plazo no superior a 24 horas desde la extracción y utilizar camiones frigoríficos cuando el transporte se hace en verano.

Preparación del terreno e implantación
Para la implantación de las placas de tepe tenemos que realizar la preparación previa del terreno en sus 15/20 cm superficiales, dejando el terreno con una estructura suelta y mullida. Tras el laboreo inicial, hay que aportar una mezcla de un 75% de arena lavada de rio y de un 25% de mantillo en la toda la superficie del terreno.
Posteriormente se desenrollan las placas y se colocan al tresbolillo procurando que los bordes queden bien juntos, al mismo tiempo, vamos realizando un aporte entre las juntas de la mezcla antes indicada de arena y mantillo.
Finalizamos la colocación pasando un rulo sobre la superficie dejándola lisa y sin combas, y damos un riego abundante.
Como vemos, con la pradera de tepe podremos contar desde el primer día con un césped limpio, sano y adaptado a las condiciones que tengamos de clima y suelo.
Participa en este post dejando tu opinión en el apartado “comentarios”

No hay comentarios:

Publicar un comentario