22 de marzo de 2024

Luz y jardín

 

¿Quieres capturar luz con plantas del jardín? Un factor a tener presente cuando nos vemos inmersos en el aspecto futuro que tendrá un espacio verde es como afectará la caída de luz sobre las plantas que lo componen.

Luz en el jardín

Luz en el jardín 

© Hannes Flo

Lo cierto es que un jardín no deja de ser un patio donde la luz juega colándose entre las hojas, resaltando la belleza de las flores, creando sombras grotescas o anunciando que está próximo el momento de retirarse hasta que llegue el nuevo día.

La luz influye en como vemos las plantas

La luz influye en como vemos las plantas 

© Roan Fourie

Y es que la luz se manifiesta de muchas formas en el jardín: la vaporosa luz del amanecer y el atardecer en contraste con la luz nítida del mediodía, así como, la claridad de los días de primavera con respecto a la opacidad de una jornada en otoño.

Luz de otoño sobre Xerochrysum bracteatum

Luz de otoño sobre Xerochrysum bracteatum 

© Vicky Brock

La manifestación de la luz condiciona como lucen las plantas. La misma especie vegetal puede verse diferente según el momento del día o mostrarse distinta en función de la estación del año en que nos encontramos. Solo por la luz, independientemente de ser una planta perenne o caduca.

Luz de la mañana sobre la vegetación

Luz de la mañana sobre la vegetación 

© Chic Bee

Transformación casi teatral de unas plantas que pueden verse desubicadas cuando no les otorgamos el correcto lugar donde capturar toda esa luz que reciben y así exhibirse en todo su esplendor.

Luz según el momento del día y la estación del año

La interacción entre luz y jardín es un baile continuo. Cada planta busca su momento para brillar. Desde el suave resplandor del amanecer hasta la profunda calidez del atardecer, la luz modela y transforma el paisaje verde con cada cambio de estación.

Luz de verano

Luz de verano 

© woodleywonderworks

En verano, cuando el sol alcanza su cenit y la luz del mediodía puede resultar abrasadora, el único refugio se encuentra a la sombra. Amanecer y atardecer son los momentos más interesantes. Es entonces cuando los tonos azules se vuelven más seductores, mientras que los rojos se retiran lentamente en la penumbra hasta desaparecer.

Luces y sombras sobre flor azulada de gilia

Luces y sombras sobre flor azulada de gilia 

© tdlucas500

Con la llegada del otoño e invierno, los días se acortan y la luz se vuelve más escasa. Sin embargo, esta luz tenue acaricia las hojas marchitas, otorgándoles una última oportunidad para brillar en tonos amarillos, marrones y rojizos. Es un período de letargo para muchas plantas, pero también de una belleza melancólica que transforma el jardín en un lienzo de colores cálidos sobre una perspectiva gris o blanca.

Luz primaveral sobre calliopsis

Luz primaveral sobre calliopsis 

© Klaxton Photo

La primavera trae consigo una explosión de vida y color. La luz intensa y nítida revitaliza el paisaje, haciendo que los colores sean más intensos y los contrastes más vibrantes. Es el momento en que cada planta compite por capturar su porción de luz, creando un telón vegetal que se expande y se entrelaza en una lucha por vivir.

Iris al sol

Iris al sol 

© Loren Chipman

Así, la luz no solo ilumina el jardín, sino que también moldea su carácter y su belleza. Es un recordatorio constante de la vitalidad y la renovación que fluyen a través de la naturaleza, convirtiendo cada rincón verde en un escenario vivo y cambiante donde las plantas danzan al ritmo de la luz.

Árboles al atardecer

Árboles al atardecer 

 © Yoshikazu Takada

También puedes leer:

Especies y colores de lirios

Es tiempo de jardines de pradera

Espero que te haya parecido interesante. Si es así, te animo a dejar tu comentario y compartir este artículo ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario