27 de junio de 2019

La física del jardín

Hace unos meses, a principios de año, escribí un artículo sobre como las matemáticas en el jardín cobraban un papel muy determinante en el ecosistema de un espacio verde. Fue un artículo que os gustó mucho. Pero las matemáticas no son la única ciencia que interviene en jardinería, pues en muchos de procesos biológicos se producen una serie de fenómenos físicos que sin ellos sería imposible que pudiéramos disfrutar de nuestros jardines y parques.

Las ramas de los árboles en verano se dilatan



La física del jardín se encuentra presente en las plantas, en la fauna, en el suelo, en el aire, en el agua y..., seguro que me dejo algún elemento por ahí importante a tener en cuenta. Por ejemplo, ahora que da comienzo el verano, en el arbolado se está produciendo un fenómeno de dilatación de las ramas. La dilatación se produce cuando sube la temperatura que hace que cualquier cuerpo se expanda. En el caso de las ramas de los árboles, en algunos casos, hace que esta expansión de la madera parta la rama produciéndose una poda natural. Por esta razón en verano es cuando se producen más desprendimiento de ramas.

Sin abandonar la física de los árboles, encontramos otro fenómeno llamado capilaridad. Éste se produce porque los fluidos pueden adherirse a las paredes de una conducción en función de la capacidad que tengan de mojar según la cohesión intermolecular que posean y lo próximas que estén entre si las paredes del conducto. Conductos de diámetro estrecho favorecerán la adhesión, así como, la subida y bajada del fluido en su interior, mientras que en conductos de diámetro ancho será más complicado que los fluidos puedan subir y bajar. En el interior de los árboles hay fluidos (agua y savia) y también hay conductos en el xilema y el floema (dos de los tejidos vegetales de los árboles).  Pues bien, la capilaridad es lo que hace que el agua de las plantas y la savia de los árboles circule, suba y baje, por su interior,  siendo por tanto un fenómeno imprescindible para que puedan vivir. Pero la capilaridad no tiene lugar únicamente en el interior de las plantas. En el suelo, los poros más pequeños utilizan esta propiedad física para retener y mover el agua que posteriormente será absorbida por las raíces.

Y si mientras en el suelo se está produciendo la capilaridad, en el aire que envuelve nuestro jardín se produce la convección ¿Como ocurre este fenómeno de la física del jardín? Las masas de aire pueden ser frías o caliente debido a variaciones de temperatura que provoca, a su vez, un cambio de densidad en las distintas capas de aire. El aire frío, que pesa más, se mueve hacia abajo y el aire caliente, que pesa menos, va siempre hacia arriba. Cuando el aire caliente de arriba se enfría y el aire frío de abajo se calienta, vuelven a intercambiar su posición provocando un movimiento continuo del aire. Una energía natural capaz de producir viento o crear corrientes de aire que transportan las nubes de lluvia donde son muy esperadas por nuestro espacio verde.

He hablado únicamente de tres fenómenos físicos de vital importancia para la vida de un jardín. Hay algunos más y, si os parece bien, para no alargar en exceso este artículo podemos comentar más abajo en el apartado comentarios.

Las gotas de agua circulan gracias a la capilaridad

La convección hace que se muevan las nubes


Fuente imágenes: Pixabay



Sígueme en:

Facebook

Twitter

También te puede interesar:

Las matemáticas del jardín

Un asiento poco recomendable

Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post. 

4 comentarios:

  1. Un gran post tremendamente didáctico amigo José Luis. Nada en la naturaleza se suele dar de forma casual o fortuita. Cada día conocemos mejor todos los ciclos que intervienen en su formación, mantenimiento… y aún así y todo, tratamos muchas veces de desafiar las propias leyes de la naturaleza. ¿Cuándo aprenderá el ser humano?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me parece que has aportado una información muy interesante, ver el jardín desde otra perspectiva. Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me dejo muchos otros procesos físicos en el tintero!! 😅 Tendré que dejarlo para una segunda parte. Un saludo Raúl.

      Eliminar