Anuncios

30 de noviembre de 2016

Planificar antes de plantar un árbol

Nos gustan los bosques y, cuando éste nos permite contemplar los árboles, disfrutamos con los portes y estructuras que presentan al natural. El otoño es una época propicia para disfrutar del espectáculo de troncos humedecidos, ramas que empiezan a clarear y hojas que se vuelven doradas, pardas o rojas paulatinamente. Claro que cuando queremos ver estos mismos árboles en la ciudad, la perspectiva cambia una barbaridad.

18 de noviembre de 2016

Ideas para decorar en jardines pequeños

¡Tenemos nuevo post invitado! En esta ocasión son los amigos de la web Zaask  quienes nos escriben sobre algunas interesantes ideas para decorar jardines pequeños. Espero que os inspiren al igual que a mi..."

16 de noviembre de 2016

Secretos y mentiras de la jardinería

La jardinería es una actividad que, como otras, no está exenta de poseer conocimientos exclusivos que permanecen cuidadosamente reservados y ocultos. Por supuesto, en esta puerta de atrás de la jardinería también habitan manifestaciones dictaminadas por quienes en realidad saben, piensan o sienten lo contario a lo que expresan. Secretos y mentiras de la jardinería que darían para escribir un libro.

3 de noviembre de 2016

Los árboles que veo desde mi ventana

Las pruebas que te pone por delante la vida me han obligado, en algunas ocasiones, a contemplar mis preciados jardines y parques a través de una ventana durante periodos prolongados de tiempo. Verde que era un sueño y un suspiro a la vez, pues para mí poder disponer de una ventana con vistas a una profusa vegetación es fundamental, me revitaliza, por eso cuando escucho hablar de podar arboles, hacerles un “desmochado”, por el simple hecho de que atraen bichos o caen hojas en el alfeizar, me da mucha rabia.
Somos algo hipócritas en ese sentido, porque anhelamos vivir en lugares con una amplia calidad de vida, dotaciones, zonas infantiles y áreas verdes,… pero no queremos ningún inconveniente a cambio. Clamamos por un imposible, una naturaleza servil, que seres vivos que albergan otros seres vivos, se comporten de manera ordenada, geométrica y sistemática. No podemos pedir tal cosa. Una osadía porque la naturaleza es puro caos en sí misma.


25 de octubre de 2016

Otoño inédito

Es cierto que no me puedo quejar de vivir en una ciudad como Sevilla, pero también es verdad que presenta algunas carencias entre las que destaca la falta absoluta y total de un otoño típico. Sí, uno con esas estampas bucólicas de parques y jardines cubiertos de colores dorados, pardos y rojos. Consulto con avidez mi cuenta de Instagram y observo todos esos hermosos paisajes urbanos que no están a mi alcance o leo artículos digitales publicados por revistas especializadas tipo National Geographic sobre “los cinco paisajes europeos para recorrer en otoño”… y en esos momentos siento algo de envidia insana.

Otoño en Parque del Retiro de Madrid

7 de octubre de 2016

Ramas partidas

Es un hecho contrastado que los arboles, en comunidades boscosas, por causas naturales tienden a quebrarse o partir las ramas en sus ecosistemas. La edad, los cambios de temperatura, “autopodas” por ramas propias que se estorban, competencia por el espacio con ramas de sus vecinos, agentes climatológicos, etc., son algunos de los motivos que hacen que troncos y ramas se partan en los bosques naturales. Cuando los árboles son cultivados en la ciudades como parte del paisaje urbano en calles, parques o jardines, no pierden esta naturaleza, es más, al margen de lo que algunos piensan, continúan siendo seres vivos que crecen, se desarrollan y cumplen un ciclo vital, algo muy diferente a otros elementos que forman parte de la silueta en las ciudades como pudieran ser una farola o un semáforo.

Ataque de hongos en la corteza de un Plátano de Sombra (Platanus x hispanica)  en el lugar donde se realizó una poda

28 de septiembre de 2016

Lo llamaban el jardín de las delicias

Cuenta la creencia popular, a la postre historia reconvertida en tradición sevillana, que cuando el Rey Alfonso XIII contempló aquel fastuoso hotel que habían levantado en el llamado Jardín del Paseo de la Delicias, espacio que había sido verde vegetal ahora transformado en rojo ladrillo, montó en cólera (aunque yo creo que únicamente se sintió molesto), de tal forma que los audaces hosteleros, en un alarde de marketing emocional todo lo rústico que pudiera ser a principios del siglo XX, pusieron al hotel por nombre el mismo del monarca. Curiosamente el hotel contaba con unos jardines propios a tener en cuenta que hoy por hoy son considerados históricos, mientras que para los Jardines del Paseo de las Delicias aquel hecho constituyó el principio del fin de un espacio verde que en la actualidad son leyenda. 

Vegetación en el actual Jardín de las Delicias

16 de septiembre de 2016

Serendipia chumbera

Dice la Wikipedia, que sebe de todo y mucho, que una serendipia se produce cuando te tropiezas con un encuentro o hallazgo afortunado pero la realidad es que estabas buscando otra cosa muy distinta. Abreviado y generalizando, a la serendipia se le puede equiparar a la casualidad de toda la vida y es eso justo lo que creo que me ha ocurrido esta semana con la Chumbera (Ficus opuntia-indica), que me he encontrado con ella en dos situaciones distintas y lejanas, cuando estaba realizando cometidos en principio ajenas a ella y, finalmente, he acabado hablando y recordando situaciones ocurridas en el pasado relacionadas con esta cactácea que tiene su protagonismo en parques, jardines e ,incluso, en lo que al paladar se refiere.

Flor de la Chumbera procedente de ejemplar que una vez perteneció a una grupo que delimitaba una parcela agrícola.

8 de septiembre de 2016

Flores para Silvia

Debo ser una persona atípica o me mueven pasiones ocultas e inciertas, aunque me inclino por lo primero. Según datos de consumo de flor cortada en España, el demandante estándar de este tipo de producto es una mujer de entre 51 y 65 años en fechas concretas como Navidades, Día de Todos los Santos, San Valentín, Semana Santa o Día de la Madre. Pues bien, yo soy un hombre que se acerca vertiginosamente a los 40, cuando la edad más irregular para la compra de flor es la que abarca desde los 30 a los 40 años, y también demando flor cortada con asiduidad. Por esta razón, cuando los amigos de FloraQueen me ofrecieron enviarme un ramo de flores no pude sentirme más dichoso.

29 de agosto de 2016

Bicicletas y rotondas

Ahora que estoy pasando unos días de prolongado asueto en el pueblo que llevo veraneando desde que nací, al cual me siento muy unido, tanto, que hasta estoy ligado al mismo por lazos familiares pues mi cuñado es de aquí, me he fijado lo mucho que ha cambiado el trazado urbano desde que era un niño. En realidad, no puedo decir que pasase desapercibido, pero la fuerza de la costumbre muchas veces hace que obvies lo que ocurre a tu alrededor hasta que desaparece del enfoque más curioso. Fue en este pueblo que linda con el Océano Atlántico donde aprendí a montar en bicicleta, en una época en la que para atravesar un cruce tenias que hacerlo de oído. Aquel riesgo acabó en gran parte cuando con el paso de los años fueron apareciendo como setas en otoño un amplio número de rotondas.

Rotonda faunística en la que un romero da de beber a un burro