Anuncios

29 de enero de 2013

EL PUNTO FRIKI DEL PAISAJISMO


Tengo que reconocer que soy algo friki. Todo lo relacionado con elfos, soldados imperiales, y demás criaturas diversas me ha llamado mucho la atención desde pequeño. De hecho, siempre me han parecido realmente magníficas las descripciones que hace de la naturaleza J.R.R. Tolkien en la cinematográfica triología del Señor de los Anillos.

Los hobbits dejaron la puerta del túnel y cabalgaron cruzando la ancha depresión. En el extremo opuesto un borroso sendero subía a los terrenos del Bosque, unos cien metros más allá de la cerca; pero se desvaneció tan pronto como los llevó bajo los árboles. Mirando adelante sólo podían ver troncos de diferentes formas y tamaños: derechos o inclinados, retorcidos, encorvados, rechonchos o finos, pulidos o nudosos; y todos eran verdes o grises, cubiertos de musgo y viscosas e hirsutas excrecencias.

J.R.R. Tolkien

La Comunidad del Anillo    

Fuente: Dan / FreeDigitalPhotos.net.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, un friki es un “una persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición”. Por eso creo que no es exagerado afirmar que el paisajismo puede ser friki, pues todo depende de la dedicación y entusiasmo que le dediquemos a nuestra afición o, como en mi caso, a nuestra profesión.

Ser friki también está relacionado con la extravagancia. En este sentido, yo creo que el paisajismo tiene dos caras, una básicamente técnica y otra artística, teniendo cabida en ésta última cierto aspecto extravagante e incluso, rompedor, siempre y cuando te lo permita la primera de estas dos caras, la técnica.  

Por poner un ejemplo de jardín friki voy a incluir en este apartado el Jardín de la Especulación Cósmica. Diseñado por el paisajista Charles Jencks, se encuentra ubicado  en Portrack House (Escocia), su originalidad radica en integrar en el paisaje las matemáticas, la física, e incluso, el origen del universo.     

Su extensión de más de 14 hectáreas encierra curiosidades como el jardín del ADN, la Cascada del Universo, La Terraza del Agujero Negro, o El Monte del Caracol. La idea: darle su lugar a la naturaleza utilizando la propia naturaleza y para ello Jencks utiliza como canal conductor la ciencia, creando una atmosfera única que el visitante percibe a través de todos los sentidos.

El jardín es privado y solo se permiten visitas una vez al año. Estas son algunas de las imágenes de este curioso jardín.




















 

Si quieres ver más imágenes como éstas puedes visitar el sitio web oficial de Charles Jencks.      
¿Crees que el paisajismo puede ser friki? ¿Qué otros jardines te parecen friki? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario