Anuncios

30 de septiembre de 2013

LISTA DE LABORES EN EL JARDÍN PARA OCTUBRE


El jardín se mueve. Las plantas se desarrollan, cambian, y formando parte de ese cambio se produce una variación cromática parda, amarilla e incluso roja que transforma el jardín. El otoño ya está aquí. Un cambio que significa que el jardín es un ecosistema vivo y como toda criatura viva es necesario ser responsable de ella, por eso hay que realizar las labores de mantenimiento necesarias para que presente un perfecto estado ornamental y no perdernos la belleza que puede mostrarnos nuestro espacio verde.

Continuando con la serie de post sobre las labores a realizar en el jardín cada mes, en esta ocasión vamos a ver las operaciones que son necesarias durante el mes de octubre.

Como ya indiqué en el post para el mes de septiembre, la climatología y la situación geográfica son aspectos que varían las labores que hay que realizar en un jardín o en otro. Por este motivo podremos encontrar diferencias en esta lista con respecto al lugar donde nos encontremos en la Península Ibérica. También quiero recordar que esta lista está abierta a vuestros comentarios. Podéis añadir todas aquellas operaciones que consideréis importantes a realizar en el jardín durante este mes que yo haya olvidado incluir y que realicéis habitualmente en vuestro propio jardín.

Octubre es un mes en que las precipitaciones se empiezan a hacer más frecuentes y las temperaturas se vuelven moderadas en la mayor parte de la Península. Ambos fenómenos meteorológicos propician la aparición de hongos y setas. Tenemos que prestar especial atención a los hongos que pueden resultar perjudiciales para la salud de las plantas y empezar a poner en práctica las medidas de prevención para enfermedades criptogámicas (mi próximo post tratará sobre este tema, medidas para la prevención de enfermedades producidas por hongos), y evitar la propagación de los hongos patógenos.

El mes de Octubre va a comenzar, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), con cielos nubosos al noroeste de la Península Ibérica, donde se concentraran las precipitaciones más frecuentes. Esta nubosidad irá desapareciendo conforme nos vallamos desplazando hacia el este. Ya en la zona mediterránea no existe riesgo de lluvia, estando el cielo poco nuboso o con alguna nube alta.  

Labores generales en el jardín

La limpieza del jardín es importante durante este mes. Si tenemos un estanque hay que retirar las hojas que caen al agua para evitar que se degraden. Las hojas que caigan en paseos y caminos también hay que retirarlas, pues con la humedad se vuelven muy resbaladizas y pueden provocar accidentes por caídas.

No obstante, estas hojas son una enorme fuente de materia orgánica que puede volver al jardín en forma de compost si tenemos un lugar reservado en el jardín para elaborarlo. El compost artesanal se puede utilizar para enmendar el suelo y se elabora a partir de materia orgánica en descomposición, restos de frutas u hortalizas, hojas secas, oxigeno y agua.

Las enmiendas orgánicas mejoran la textura y la capacidad de retención de agua en el suelo, facilitando así un mejor desarrollo de la planta.

Otra labor que debemos realizar en este mes es eliminar las hierbas espontáneas que aparezcan en el parterre. Lo ideal es realizar una escarda manual para evitar el uso de productos herbicidas.

Labores en el césped

Debido al uso de la pradera, que incluye pisadas en la misma, se produce la compactación del suelo que se encuentra bajo la superficie del césped. Esto se traduce en un deterioro en el estado de la pradera porque el césped se vuelve impermeable al paso de agua y aire a los poros del suelo, circunstancia que puede provocar la asfixia radicular.

Esta compactación del suelo se llama costra y hay que eliminarla realizando el aireado del césped. Un trabajo de mantenimiento que se realiza en esta época del año y consiste en clavar en la superficie de pradera una horca de 4-6 dientes y de 8-12 cm de longitud.

Claro está que este es un trabajo manual que se realiza para jardines con una superficie de de césped pequeña. En el caso de jardines con grandes zonas de pradera se utiliza maquinaría específica para aireado. 

Preparación de alcorques y parterres

Hay que continuar abriendo los hoyos que acogerán las nuevas plantaciones de árboles, según las medidas que comenté en el mes septiembre. No olvidar que el hoyo abierto de 1x1x1 m, hay que rellenarlo en función de una estratificación que consiste en depositar una primera capa de grava de 20 centímetros, rellenando los otros 80 centímetros  con tierra vegetal. La primera capa de grava se hace necesaria para favorecer el drenaje en el hoyo de plantación y evitar la posible asfixia radicular del árbol. En especial los cítricos son muy sensibles a los encharcamientos.

Al principio del mes, aún se pueden plantar bulbosas de floración primaveral, aunque no es bueno prolongar esta operación en la segunda quincena de octubre.

Las plantas anuales de parterres que ya estén perdiendo o hayan perdido la vitalidad hay que arrancarlas. El terreno que quede libre hay que prepararlo arando y rastrillando para que quede bien mullido.

 Flores en Octubre

Las flores no serán tan frecuentes en este mes, pero aún así, podremos encontrar en el jardín las flores de crisantemos y camelias, así como, flores tardías de dalias, Canna Indica y Begonia semperflorens. Pero la ausencia de muchas flores no significa que tengamos que renunciar al color en el jardín. Las hojas de los árboles cambiaran hacia los tonos cálidos típicos del otoño y algunos arbustos presentaran bayas color naranja o rojo. 

También te puede interesar:          


¿Qué otras labores añadirías a esta lista? Participa y deja tu comentario al final de este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario