9 de enero de 2020

Naturaleza y paisaje en los Jardines de Suzhou


Los jardines históricos en China tratan de recrear paisajes naturales en miniatura, aunque sean espacios verdes pequeños en relación al medio natural que representa, la realidad es que la amplitud de territorio del gran país asiático ha provocado que tradicionalmente al ojo humano sean jardines inmensos en la práctica.

Jardín del maestro de redes 
Fuente imagen: wikimedia commons

Esto es lo que ocurre con los Jardines históricos de Suzhou, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y ubicados en la provincia de Jiangsu. Constituyen un conjunto de espacios verdes, cada uno con identidad propia y que merecen un análisis independiente, pero sin perder el sentido que poseen todos estos jardines pues mantienen un denominador común en la naturaleza, el paisaje como medio para meditar y donde el ser humano se integra para enriquecerse aprendiendo del medio natural en el que se encuentra.
El Jardín Ouyuan es un espacio divido en dos zonas (este y oeste), una referencia a la pareja, al dúo que se encuentra separado por una excéntrica construcción que confiere un aspecto único. No es de los jardines más grandes de Suzhou, pues apenas llega a media hectárea rodeada por canales, una circunstancia que permite el acceso en barca.
El Jardín del maestro de redes es otro de los espacios verdes que contribuyen y hacen de Suzhou una red articulada de jardines. Se construyó en 1140 y hace referencia a la vida sencilla de un pescador chino. Su interior alberga el amplio estanque de la nube rosa, entorno al que se van desarrollando construcciones y crece vegetación singular. Algunas especies arbóreas de este jardín tienen ya varios cientos de años.
El Jardín Liuyuan es más grande que los anteriores. Casi 2,5 hectáreas divididas en cuatro secciones temáticas diferentes y distribuidas en los cuatro puntos cardinales. Una característica particular de este jardín es un sendero cubierto de 700 metros que conecta cada una de estas secciones. Por este sendero se puede recorrer y observar la vegetación, las construcciones y elementos singulares del jardín.
Tras varios siglos de historia y cambio de propietarios, el Jardín del administrador humilde puede ser el más representativo del conjunto de Suzhou. Posee la cifra de 48 construcciones típicas chinas, entre las que se incluyen la vivienda principal que se encuentra al sur del jardín. La casa conecta con un gran lago central que, a su vez, sirve de nexo de unión entre las zonas oriental y occidental del jardín.
El Jardín de cultivo es otro de los jardines declarados Patrimonio de la Humanidad en Suzhou. Los argumentos esgrimidos para el reconocimiento son su simplicidad y ser uno de los jardines de la dinastía Ming mejor conservados. El espacio se diferencia en dos partes, por un lado están las construcciones y al otro el jardín como tal, aunque no deja de ser un lugar conectado por la vegetación. Destaca en su interior el estanque del loto, que está diseñado para crear sensación de infinito. Los senderos y el puente permiten recrearte contemplando el paisaje, el cual consigue abstraerte y hacerte olvidar las preocupaciones cotidianas.
El Jardín de los leones, en cambio, es conocido porque su interior alberga un cueva que hace de laberinto. Las rocas que lo forman son las que han provocado que reciba su nombre, pues dicen que se asemejan a leones. Como el Jardín de cultivo, posee un estanque para la reflexión rodeado de una arboleda singular en la cual se incluyen algunos árboles ancianos.
El Pabellón de las olas azules, el Jardín Tuisiyuan y la Villa de la montaña son otros jardines que se pueden visitar en este entramado de espacios verdes conectados y que en conjunto reciben el nombre de Jardines históricos de Suzhou. Espacios verdes que sin duda merecen ser incluidos en la lista de vistas para los amantes del turismo de jardines.
Jardín Liuyuan 
Fuente imagen: wikimedia commons
Jardín del administrador humilde 
Fuente imagen: wikimedia commons
Jardín de cultivo 
Fuente imagen: wikimedia commons
Jardín de los leones 
Fuente imagen: wikimedia commons

Te puede interesar:

Feedback en redes sociales:
También puedes leer:
Este blog se alimenta de tus comentarios ¡gracias por dejarlos!

4 comentarios:

  1. Una entrada sumamente interesante, la verdad que todos estos jardines son verdaderas obras de arte. Siempre, me han impresionado estos maravillosos jardines. Estamos los europeos muy lejos de concebir y apreciar este tipo de cultura.
    Un abrazo José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi, salvando la distancia, me recuerda a los patios de Córdoba. Son un conjunto de espacios verdes conectados y que se hacen significativos precisamente por formar una red conectada culturalmente. También son Patrimonio de la Humanidad, por cierto. Un saludo Juan.

      Eliminar
  2. Me encantan la paz que contagian las imágenes de estos jardines. Son exóticos y encantadores. Me encantaría visitar un jardín chino, aunque fuera en Europa :-)
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estuve en el que hay en el Jardín Botánico de Edimburgo 😁 Te lo recomiendo, ese y todos los espacios botánicos que lo constituyen. Un saludo Mónica.

      Eliminar