Anuncios

15 de mayo de 2018

La proyección universal del gran parque público


Decir gran parque público es idéntico a hablar de Central Park en Nueva York. Su construcción se inició en 1857 y, tras sus más de siglo y medio de historia, ha demostrado ser el espejo en el que se ha mirado la jardinería pública en todas las ciudades del mundo. Central Park posee una proyección universal incalculable, siendo la mayor parte de sus directrices generales de trazado utilizadas como punto de partida para los espacios verdes públicos que vendrían después.

Esquina Suroeste de Central Park 

Frederick Law Olmsted (1822-1903), fue el arquitecto paisajista que diseñó Central Park y el que proyectó lo que acabaría siendo el ejemplo de parque municipal público. Norteamericano, se ganó el derecho de construir Central Park mediante concurso, aunque también realizó otros parques en Boston, Chicago, Montreal o Cincinati. Pero su papel determinante en la jardinería no culminó solo con la creación del parque público contemporáneo pues, además, estableció las bases del urbanismo verde que unía un sistema coordinado de parques urbanos con las vías arboladas de la ciudad. 

Nacido en la primavera de 1822, Olmsted creció en una granja de Island en Nueva York. No solo se dedicó al paisajismo, pero independiente de la profesión que realizase ésta siempre estuvo ligada a los jardines y la botánica. Tuvo una amplia carrera como periodista que le llevó a embarcarse en 1850 y realizar visitas a los jardines de Inglaterra surgiendo una dilatada labor de investigación de los jardines del Reino Unido. Posteriormente, en 1852, publicó el libro Paseos y Conversaciones de un agricultor americano en Inglaterra.

Olmsted no trabajó solo. Calvert Vaux, arquitecto inglés, fue su socio en la firma Olmsted, Vaux and Company durante ocho años y juntos trabaron en Central Park, Prospect Park, el sistema de parques de Nueva York y Milwaukee y la Reserva del Niágara. Ambos se conocieron a través de Andrew Jackson Downing, arquitecto paisajista y mentor de Olmsted.

Central Park es un jardín de película, pues no solo ha sido referente para el urbanismo verde contemporáneo, ya que es probablemente el parque más cinematográfico de todos. En infinidad de películas hemos podido observar un espacio trazado por amplias avenidas, pinceladas de arboles dispersos o en pequeñas arboledas y grupos de arbustos de amplia variedad cromática estacional.

El que haya servido de escenario para muchas películas, lleva intrínseco el fin que condujo a la creación del gran parque urbano. En una ciudad cada vez más poblada y cosmopolita, se hacía necesaria la reunificación de la ciudadanía con la naturaleza. Pero este acercamiento tenía un enfoque práctico, pues el jardín deja de ser un espacio exclusivo de una parte minoritaria de la población para convertirse un lugar capaz de albergar numerosos eventos que la vida contemporánea ofrece y hace necesarios. Es en Central Park donde se origina el parque  de uso público y que alberga actos que van desde el concierto de rock, la práctica del deporte, realizar un picnic, un mitin, la zona infantil o una exposición de arte entre otras actividades.

Los límites de Central Park no pueden ser más simples y geométricos, un rectángulo de 4000 metros de largo por unos 800 metros de ancho. Claro que es un rectángulo amplísimo que alberga varios lagos artifíciales, dos pistas de patinaje sobre hielo, áreas de pradera deportiva y, por supuesto, un paisaje aparentemente natural que es posible de observar desde los más alto del edificio Rockefeller Center como un inmenso pulmón verde en la ciudad que nunca duerme. El gran parque de uso público por excelencia que vino a cubrir la necesidad motivada por una población urbana desproporcionada y ha acabado siendo el espejo de jardinería municipal en que se miran muchas otras ciudades. 

Belvedere Castle 

Esparcimiento urbano en Central Park 


Otoño en uno de los lagos 

Puente en Central Park 

Vista bajo la Terraza Bethesda
      
Anochecer
Fuente imágenes: wikimedia commons 
  
Sígueme en: 




También te puede interesar:



Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario