10 de septiembre de 2019

Vinca y las hierbas que cubren

Muchas plantas, si la situación lo requiere, pueden comportarse como rastraras. Es el caso de las trepadoras, como la Ipomea o la Hiedra, que son trepadoras pero cuando no encuentran un muro o la corteza de un árbol por el que trepar, suelen desarrollarse a ras del suelo.

Vinca pervinca

Las plantas que presentan la capacidad de medrar por el suelo han venido a denominarse cubridoras, tapizantes o rastreras, característica que les confiere un indudable valor añadido para el diseño de jardines. No solo se arrastran, pues también pueden dejar colgando sus ramillas, hojas y flores si encuentran el medio adecuado para hacerlo, creando un efecto cobertura que genera frondosidad cerrando claros no verdes en el jardín.

A este grupo de plantas pertenecen las hierbas vivaces, que son especies vegetales que siempre están desarrollándose dejando a su paso el terreno siempre verde. Crecen tan solo unos cuantos centímetros de altura desde el suelo, pero llegan a colonizar una considerable superficie. El proceso de colonización consiste en ir dejando las semillas en el suelo (tienen un enorme poder de germinación), de forma que siempre parece tener presencia continua en el parterre ocupado.

A este grupo de plantas pertenece la Vinca pervinca, vamos a centrarnos en esta especie vegetal para comprender como viven en general las hierbas vivaces.

Comúnmente llamada Hierba Doncella, es una planta cuyo origen natural es centro y sur de Europa. Además de propagarse por semillas, como hemos visto antes, a medida que va creciendo y sus ramillas van tocando la superficie del suelo, se activan una serie de mecanismos biológicos en el interior de la planta que hacen que la Vinca desarrolle nuevas raíces. El resultado es un denso tapiz de hojas verdes. Existen dos especies cultivadas en jardinería de distinto tamaño de hojas, Vinca minor de hoja pequeña y Vinca major de hoja grande. Las flores son de color rosa, violeta o azul, simples y los pétalos tienen una forma rectangular, como si los hubieran cortado en la punta. Las plantas del género Vinca no pierden las hojas excepto la especie V. herbacea que parece que marchita durante el invierno pero que en realidad está en estado de latencia vegetativa hasta primavera.

Es una planta de clima cálido porque vive bien en este tipo de ambientes. No obstante, según la exposición al sol la podemos encontrar en climas más fríos, de tal forma que en ambientes cálidos crece a media sombra, mientras que en ambientes fríos crece mejor a pleno sol.

También necesita para vivir que el sustrato drene bien para que al regar no se acumule el agua. La causa más frecuente de que marchite es por exceso de riego pues las raíces pueden llegar a morir de asfixia. Por otro lado, es una planta que no necesitara mucho si deseas propagarla por el jardín, tan solo algunos
esquejes o dividir la mata.  


Sígueme en: 



También te puede interesar:



Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post

4 comentarios:

  1. Muy buena información sobre la vinca y la funcionalidad de este tipo de plantas para espacios de difícil ocupacionalidad. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buen apunte Raúl! Es verdad que es un tipo de planta que puede ideal para cubrir espacios degradados o de difícil acceso ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Como bien dices amigo José Luis en este fantástico artículo, es una planta muy agradecida en suelo, ocupando con una buena mancha verde en alguna zona del jardín dando un aspecto o rincón casi tropical.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Vinca también es muy buena acompañante para alcorques de arboles. Mi abuela tenía cubierto con Vinca un alcorque redondo a los pies de un Naranjo en su patio y le quedaba genial. Un saludo Juan.

      Eliminar