Anuncios

10 de abril de 2014

Los rotuladores de colores de Piet Oudolf

He vuelto a visionar el adelanto del documental sobre el trabajo de Piet Oudolf titulado Otoño, Inverno, Primavera, Verano, Otoño y es curioso que para ser un video corto de tan solo cuatro minutos, la de conclusiones que se pueden obtener del mismo. Sobre todo me ha llamado mucho la atención como unos simples dibujos pintados con rotuladores de colores sobre un plano, constituyan el germen que con el tiempo se transformaran en los jardines llenos de color, forma y volumen cambiante a los que nos tiene acostumbrados el paisajista holandés. Pero es lo que tienen algunos individuos selectos, que son capaces de extraer la esencia de lo natural y hacer de lo simple una genialidad.

Plano coloreado de Piet Oudolf

A Piet Oudolf se le puede conceder el mérito de haber convertido lo que es llamado el paisajismo de la nueva ola de perennes, en el estilo de diseño de jardines más actual. Estilo de jardines que probablemente se convierta en el diseño de paisajes propio y característico de este inicio del siglo XXI. No es de extrañar que en el futuro a estilos ya pasados como el italiano, el francés o el inglés, haya que incorporar el estilo holandés.

Lo que tengo muy claro es que Piet Oudolf es, hoy por hoy, el paisajista más inspirador e influyente del planeta. Su obra se extiende por todo el mundo. The Battery, Scampson Court, Serpentine Galelery Pavilion, Trentham, Los mixes-borders de Wisley, Luire Garden… todas zonas ajardinadas nacidas del talento de Piet Oudolf y que cuentan con la admiración y el reconocimiento mundial.

No olvido por supuesto High Line de Nueva York jardín al que personalmente considero como los Jardines de Versalles de la actualidad. Seguro que compartirá y competirá en popularidad con este y otros afamados jardines. Ya veremos si el tiempo me da o me quita la razón.

La antigua de línea de ferrocarril elevada de Nueva York fue construida en 1930 para sacar de las calles de Manhattan el tráfico de trenes de mercancías y así evitar accidentes. Esta vía fue abandonada en 1980 y se encontraba a punto de ser demolida cuando en 1999 se fundó Friends of the High Line para salvar el espacio y decidir qué hacer con él. La decisión fue crear unos jardines, diseñados por Piet Oudolf, que en la actualidad ya han sido ampliados una vez y que existe el proyecto para ser ampliados por tercera vez.

High Line de Nueva York
El éxito de Oudolf se sustenta en pilares muy fuertes. Primero, considerar a las plantas como los “ladrillos” de los jardines, el material básico de construcción en el diseño del paisaje y que por tanto hay que conocer. De ahí que su propia casa/estudio tenga un jardín con multitud de plantas a las que observa cómo cambian y se comportan para extraer de ellas las virtudes que posteriormente se reflejan en sus diseños. Segundo, haber sabido dar a cada uno de estos elementos su lugar. Con la nueva ola de perennes (new weve como se conoce el estilo de diseño de jardines que usa Oudolf), ocurre que las plantas, si se siembran de forma aleatoria, al final existe una que termina siendo dominante y acaba por colonizar la superficie de las otras. Para evitar esto, Piet Oudolf separó físicamente cada superficie de siembra, asignado su lugar para cada especie pero sin perder el aspecto de paisaje natural que caracteriza este estilo de jardín.

Finalmente, las agrupaciones de perennes, las gramíneas, el aspecto natural de sus creaciones que cambia de apariencia según la estación del año en que nos encontramos…. Paisajes llenos de espontaneidad y dinamismo. Para Piet Oudolf, el diseño del jardín es la emoción, el ambiente, la contemplación. “Un jardín no es un paisaje que se mira, sino un proceso dinámico que siempre está cambiando.” Y si para Piet Oudolf esta es la idea que tiene del diseño de jardines, para mí este es el secreto de su éxito.

El único pero que le pongo, no a Oudolf, sino al concepto de la new weve, es considerar que todos los paisajes diseñados están formados por hierbas perennes, cuando existen otros elementos vegetales, como los arboles, donde también se pueden observar esta espontaneidad y dinamismo.

Ya digo que no es una crítica a Piet Oudolf, de hecho sigo pensando que se aproxima una barbaridad a la idea que puedo hacerme de lo que es un genio. A la altura, por poner algunos ejemplos, de Le Nôtre, Lancelot Brown, Gertrude Jekyll o Burle Marx y, como estos, quedará para los anales de la historia.

Además, al ver de nuevo este video, me he dado cuenta  a lo que es llegar a estos niveles de creatividad. Oudolf, en su estudio, sobre unos planos delineados por ordenador que previamente le habrán entregado. Pintado tramo a tramo, parterre tras parterre con sus rotuladores de colores. Parterres coloreados, perdón por el atrevimiento, incluso de una forma un tanto infantil, muy alejados de Autocad y SketchUp, pero impregnados de una enorme calidez. Y lo cierto es que no necesita para nada estos sofisticados programas informáticos. Estos dibujos con el tiempo formaran macizos arbustivos dotados de natural volumen, con colores y formas cambiantes. Parterres diseñados para crear jardines espontáneos. Jardines que forman los paisajes dinámicos que nos maravillan.

Plano coloreado de Piet Oudolf
Jardín de perennes del estudio de Piet Oudolf
Serpentine Galelery Pavilion
Luire Garden

Puedes ver el video adelanto del documental Fall, Winter, Spring, Summer, Fall del cual he obtenido estas imágenes haciendo click aquí.
             
También te puede interesar:
          



¿Te ha parecido interesante este artículo? Participa y deja tu comentario al final del post.

2 comentarios:

  1. No conocía su obra, impresionante. Se captan buenas ideas desde este artista. Gracias por compartir este saber.

    ResponderEliminar