Anuncios

22 de febrero de 2016

Las Camelias del Botánico

Se ha convertido en costumbre y cada vez que subo a Madrid, me doy una pasada por el Real Jardín Botánico pero, a diferencia de otras veces, en esta ocasión no he ido con prisa, ni siquiera me he vuelto loco sacando fotos de plantas como si no fuera a volver jamás. Hasta me tome mi tiempo. Me relajé y me senté en un banco disfrutando como un lagarto al sol que se colaba entre las ramas de los arboles aquella fría tarde de invierno.

Picea Pungens ‘Glauca Globosa’ en el Real Jardín Botánico de Madrid
Por suerte pude prepararme la visita con tiempo. Fui a Madrid para asistir a las Jornadas de Gestión de Riesgo de Arbolado Urbano organizadas por la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos a la que pertenezco. Si estuviste pendiente de mi Timeline de Twitter, pudiste leer los interesantes comentarios que fueron dejando los ponentes (Neville Fay, Fréderic Segur, Joan Guitar y Pedro Calaza), sobre este tema que está muy de actualidad y del que escribiré en otro momento con mayor detenimiento. La jornada fue un éxito por el interés suscitado y por la gran afluencia, y por este motivo la organización volverá a repetir la misma en otra ciudad española.

Como el evento solo ocupó la mañana del viernes, me propuse pasar la tarde en el Jardín Botánico que se encuentra muy cerca de la Estación de Atocha, así que me saque el billete de vuelta lo suficientemente tarde para poder tomármelo con calma. Lo malo que tuvo el viaje fue el maldito catarro que no me abandonó en todo el día y no poder conocer al personal del CSIC que trabaja en el Botánico con los que me había comprometido en una ocasión anterior a dejarme ver la próxima vez que fuera de visita. Aunque por otro lado, esto se ha convertido en una razón más para regresar. 
  
Del Real Jardín Botánico tenía pendiente conocer el Estanque de Plantas Acuáticas que en abril del año pasado, la última vez que estuve allí, se encontraba en pleno proceso de construcción. Por fin lo he podido contemplar acabado y, a pesar de ser invierno, se podía observar una estampa de cierta hermosura a la que contribuyó, a partes iguales, la vegetación, el sol y el reflejo del jardín sobre el agua.

¿Y que florece ahora en el Real Jardín Botánico? Pues no mucho, pero si algo bueno tiene ser un lugar donde crece un variado catálogo de plantas diversas, es que siempre puedes encontrar una flor de temporada con la que deleitarte. Están floreciendo en estos momentos los Pensamientos (Viola spp), los Narcisos, los Helleborus, alguna Magnolia y, por supuesto, las Camelias.

Fue el único espacio del jardín donde me recreé sacando fotos antes de sentarme al sol. Conozco muy bien donde están plantadas las Camelias, a la derecha, junto a la Tienda del Botánico, así que me dirigí hacia allí rápidamente para desfogarme con la cámara de fotos y, a pesar de que a algunos cultivares de Camelias ya se les nota la decadencia que anuncia el final de su época de floración, no me defraudó en absoluto lo que puede hallar.  

El resto de la visita no la empleé en pasear por el jardín, algo que me encanta. En vez de eso, tras conocer el mencionado estanque, ni siquiera subí la escalera envuelta en un muro de Laurel perfectamente recortado, obra del paisajista español Fernando Caruncho, que te transporta a la terraza alta y a la colección de Bonsáis; me senté en un banco a esperar la hora de cierre. Un rato después, el sonido de los silbatos que anunciaban la proximidad de las seis de la tarde, el momento de marcharse, me sorprendió contemplado la naturaleza ordenada del Real Jardín Botánico de Madrid ¡Hasta luego!

Estanque de Plantas Acuáticas 
Camelia x williamsii ‘Citation’

Camelia japonica ‘Adolphe Audusson’

Camelia japonica ‘Betty Sheffield Dupreme’

Camelia japonica ‘Paulina Maggi’

Camelia japonica ‘Alba Plena’

Camelia japonica ‘Duchesse de Berry’

Camelia japonica ‘Camelio’

Camelia japonica ‘Fimbrata’

Camelia japonica ‘Daikagura’

Sígueme en: 




También te puede interesar:
          



Gracias por perder unos minutos de tu tiempo leyendo este post.

4 comentarios:

  1. A mi esa zona del jardín botánico me encanta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta todo el Jardín Botánico pero es cierto que por la falta de tiempo, para un "friki" como yo, lo ideal es detenerse en un espacio concreto para poder disfrutarlo plenamente. Un abrazo Raúl.

      Eliminar
  2. Preciosas, me alegro que disfrutaras de paseo. No es para menos!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar