Anuncios

6 de octubre de 2017

El decano de los jardines botánicos

El renacimiento fue un período que trajo al mundo un nuevo despertar, una nueva búsqueda encaminada hacia el conocimiento y la curiosidad y, entre todo ese afán por descubrir los secretos que ocultaba todo lo que nos rodea, emperezaron a surgir los jardines botánicos. Las plantas eran motivo de estudio, en principio fueron coleccionadas las especies vegetales culinarias y medicinales para ser plantadas ordenadas en jardines sencillos, muy parecidos a los creados durante una edad media que iba quedando atrás.

Colecciones de plantas en el Jardín Botánico de Padua

Hoy en día, un jardín botánico puede llegar a escapar mucho de esa primera concepción del hortus botanicus, pues no solo se encargan del estudio botánico de las plantas, también tienen la labor de preservar la diversidad vegetal y la difusión de los conocimientos adquiridos. Además, los jardines botánicos modernos no son diseñados siguiendo el simple trazado medieval y van surgiendo nuevas formas más curvilíneas, naturales y paisajísticas.

Pero todo tiene un comienzo, y los jardines botánicos encuentran su origen en el Jardín Botánico de la Universidad de Padua, creado en plano renacimiento (1545) y en Italia, cuna del movimiento artístico, cultural y científico. El jardín se construyó por decisión del Senado de la República de Venecia con el objetivo de cultivar plantas medicinales que sirvieran para encontrar remedios naturales a las enfermedades, así como, para distinguir las plantas que podían ser útiles en medicina y cuáles no.  

El jardín se ubicó en la Universidad de Padua, cuyo origen se remonta a 1222 y que ya en el renacimiento era ampliamente conocida por su estudio de las plantas y las aplicaciones de éstas en farmacología. El huerto alcanzó en breve tiempo mucha notoriedad por lo exótico de las plantas pero, sobre todo, por el alto valor económico de las plantas medicinales, lo cual provocó una ola de sustracciones. La solución a esta circunstancia fue la construcción de un muro circular (Hortus Cintus) que aún es posible apreciar.

De aquel inicio de jardín de plantas medicinales han pasado muchos años. Desde entonces ha aumentado la colección de plantas y los espacios dedicados a éstas en función de distintos ambientes: Vegetación Mediterránea, Vegetación Alpina, Plantas de Agua Dulce, Plantas Suculentas y Plantas Tropicales.

La evolución del Jardín Botánico de Padua ha continuado hasta nuestros días y recientemente, en el año 2014, se incorporó a los ambientes el Jardín de la Biodiversidad. Incluido entre los invernaderos más avanzados del mundo, constituye una estructura futurista donde crecen más de 1.300  especies de plantas procedentes de diversas latitudes.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, organismo que describe al Jardín Botánico de Padua como “origen de todos los jardines botánicos del mundo y representa la cuna de la ciencia, los intercambios científicos y la compresión de la relación entre naturaleza y cultura”, es posible realizar una visita integrada dentro del turismo de jardines para conocerlo en profundidad. En caso de no poder realizar la presencia física, la página web del Jardín Botánico pone a disposición de los internautas la visita virtual 360º a la que se puede acceder desde aquí.

Plantas Suculentas 

Plantas de Agua Dulce

Vegetación Alpina

Vegetación Mediterránea
Plantas Tropicales
Jardín de la Biodiversidad


Feedback en redes sociales:




También te puede interesar:



¿Te ha parecido interesante este artículo? Puedes dejar tu comentario al final del post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario